Alonso no fue sancionado por ondear la bandera de España desde el coche

Mas vive su peor pesadilla españolista con la bendición de los comisarios

Artur Mas y todos los que le apoyan en el proceso independentista vivieron este domingo en Montmeló su peor pesadilla. El presidente de Cataluña fue anfitrión de una cita deportiva de primer orden que acabó siendo una fiesta de exaltación española debido al espectacular triunfo de Alonso. Los comisarios no sancionaron al asturiano por ondear la bandera en el coche, algo prohibido por el reglamento.

Los medios de comunicación que abogan por la independencia de Cataluña omiten el nombre oficial de la carrera que abre el periplo europeo del Mundial. Hablan simplemente de GP de Fórmula 1 -evidentemente, lo son todos los que se disputan en los diferentes países- y no de GP de España. Eso sí, citan innumerables veces que su escenario es el circuito de Cataluña. Y, claro, como el trazado es de titularidad pública, el presidente de la Generalitat acude cada año a entregar el trofeo al ganador.

Antonio Lobato: "Vaya papelón del presidente de la Generalitat, Artur Mas, con todo el lío que tienen ahora montado, escuchando el himno de España aquí en el circuito de Catalunya, ¿eh? Ha tenido que pasarlo mal"

"Estaba pensando yo que vaya papelón del presidente de la Generalitat, Artur Mas, con todo el lío que tienen ahora montado, escuchando el himno de España aquí en el circuito de Catalunya, ¿eh? Ha tenido que pasarlo mal". La frase, dicha en broma por Antonio Lobato, comentarista en Antena 3, tiene enorme calado. "Se le ve más relajado ahora con el himno de Italia", añadió elperiodista. Se refería a los himnos que se interpretan después de cada carrera en honor del piloto (Alonso) y del equipo (Ferrari) ganadores.

Mas guardó la compostura en todo momento y felicitó afectuosamente a Alonso en medio de un mar de banderas españolas que poblaron las gradas de un circuito al que acudieron 95.000 espectadores.

La apoteosis española llegó cuando Alonso, tras cruzar victorioso la meta, recogió una bandera rojigualda que le entregó uno de los comisarios de pista. El asturiano -como le denomina siempre, nunca español, esa misma prensa independentista- desató el delirio de los aficionados en su vuelta de honor al trazado ondeando la bandera, algo que está prohibido en el reglamento de la F1.

El piloto de Ferrari fue llamado a declarar al concluir la carrera para explicar ese comportamiento. Después de escuchar las explicaciones del ovetense y teniendo en cuenta los precedentes -Alonso hizo lo mismo en Valencia el año pasado-, los comisarios decidieron no sancionarle, a pesar de especificar en su resolución que dicha acción contradice el artículo 43.3 de la regulación deportiva de la FIA.

"No se adoptará ninguna acción después de que en condiciones similares tampoco se determinó nada", señala el comunicado. Es decir, los comisarios bendicen una ilegal celebración españolista en el salón de la casa de Artur Mas. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba