Deportes

"O reanudas el partido o te mato": el terror de un árbitro encerrado en un baño acosado por jugadores

El trío arbitral de un partido disputado en Sevilla tuvo que encerrarse en el baño de su vestuario para protegerse de las iras de varios futbolistas que amenazaban con agredirles.

Se jugaba el minuto 78 del Centro Histórico AAVV-Almensilla, encuentro de la Segunda Provincial andaluza, cuando en el equipo local marcó un gol que igualaba el marcador (4-4).

Fue el detonante de un partido que, según denuncia el Sindicato de Árbitros, fue "muy tenso, con continuas protestas de los jugadores del Almensilla CD, que derivaron en la expulsión de un jugador y el entrenador antes del descanso. La segunda parte siguió la misma tónica y se sucedieron nuevas expulsiones, otras dos más, también del equipo visitante"

Hasta que a 12 minutos para la conclusión, ocurre lo que el colegiado redacta en un acta sin desperdicio:

“Expulsé al nº1 del Almensilla (mín.78) por salir corriendo desde la meta varios metros hacia mi posición, poniendo su frente sobre mi cara y dirigirse a mi persona en los siguientes términos: 'me cago en tus muertos, nos has jodido el ascenso, hijo de puta, vienes a jodernos', teniendo que ser separado de mí por jugadores del otro equipo y el delegado de campo. Después de ser separado, sale corriendo hacia mi asistente nº2, diciéndole: 'tú tampoco lo has visto', propinándole un pisotón, teniendo que ser sujetado por jugadores. Dicho asistente no requirió asistencia por dicho motivo".

Y sigue: "Ante esta situación, varios jugadores del equipo Almensilla comenzaron a rodearnos y amenazarnos por lo que, al ver peligrar nuestra integridad física, decidimos abandonar el terreno de juego, teniendo que ser acompañados por directivos del equipo local y delegado de campo. De estas amenazas de jugadores del Almensilla pude identificar al nº10, el cual nos decía: 'hijos de puta nos estáis jodiendo, que sois unos hijos de puta, me cago en tus muertos', y al nº 6, que decía: 'qué sinvergüenzas, es para mataros'".

"Al llegar al vestuario el nº1 del Almensilla comenzó a aporrear la puerta golpeándola violentamente en varias ocasiones, teniendo que hacer fuerza en la puerta para que no se abriera y poder cerrarla, teniendo que cerrar el vestuario con el delegado de campo dentro. Al pasar unos minutos, y para poder avisar a las FOP (fuerzas de orden público), abrimos la puerta para dejar salir al delegado de campo, momento en que el nº1 del Almensilla vuelve a intentar entrar en mi vestuario diciendo: 'como no reanudes el partido te mato, nos vas a joder la liga', junto con el nº10 del mismo equipo, el cual consigue, tras empujar a mi asistente, entrar en el vestuario amenazándome en los siguientes términos: 'como no reanudes te mato, que tenemos que ganar', teniendo que encerrarme en el baño del vestuario para no ser agredido hasta que el trío arbitral, que esperaba para arbitrar el siguiente partido, pudo echarlo del vestuario".

"Ante esta situación llamo a las FOP, personándose en las instalaciones dos agentes de la Policía Nacional pasados 10 minutos. La Policía Nacional toma la filiación de los jugadores nº1 y nº10 del Almensilla, momento que comunico a ambos equipos que el partido se suspende por la inferioridad numérica del club Almensilla, pues por los hechos indicados están expulsados también el dorsal nº6 y el nº10 del citado club, quedando con 6 jugadores de campo”.

El Almensilla CD, a través de su cuenta oficial de Twitter no sólo niega los hechos, sino que tilda al colegiado de mentiroso:

Pero lo más increíble es lo que afirma el Sindicato de Árbitros: "Nos consta que la ayuda prestada por la Federación Andaluza de Fútbol y el Comité de Árbitros Andaluz es nula hacia este colegiado y que le han pedido que no denuncie los hechos ya que 'ni siquiera ha habido una agresión física importante'”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba