Deportes

Sólo los gritos de 'Luis Aragonés' por parte de aficionados del Atlético empañaron el homenaje a Di Stéfano

El espíritu de Alfredo Di Stéfano estuvo presente en el arranque de la Supercopa de España entre Real Madrid y Atlético, con un homenaje inicial en un Santiago Bernabéu engalanado con sus títulos, así como un '¡Gracias Alfredo!' desplegado en el campo y en el exterior.

Con una camiseta blanca gigante y el número 9 de Di Stéfano a la espalda en el centro del campo, la afición madridista contempló en los videomarcadores un audiovisual en el que se combinaban imágenes de la carrera deportiva de 'La Saeta Rubia' con la canción 'My Way' en la voz de Frank Sinatra.

Este vídeo concluyó con un fragmento con el propio Di Stéfano de jugador, en el que el genial exjugador hispanoargentino decía: "Algún día hay que irse, y cuesta, porque aquí está lo mejor de mi vida". Con un 'Gracias Alfredo. El mejor de todos los tiempos', se cerraba el audiovisual.

El homenaje se redondeó con un minuto de silencio amenizado por un cuarteto de cuerda al tiempo que se desplegaban tres pancartas en las gradas inferiores del estadio: una con un 'Gracias Alfredo' y otras dos con imágenes de Di Stéfano: una de su etapa de jugador celebrando un tanto y otra ya como presidente de Honor del Real Madrid.

Durante el tiempo de homenaje, aficionados y jugadores aplaudieron al mito blanco, y tras ese tiempo todavía se pudieron ver algunas imágenes de la capilla ardiente de Di Stéfano durante los minutos previos al inicio del choque. Sólo estropearon el acto los gritos de los aficionados del Atlético, que corearon el nombre del también recientemente fallecido Luis Aragonés.

En el terreno de juego también se dispusieron dos expositores con los trofeos obtenidos por el que fuera presidente de Honor del club blanco. Entre ellos, en el centro, el Super Balón de Oro que le concedió la revista France Football en 1989, en una votación en la que superó al holandés Johann Cruyff y al francés Michel Platini.

El recuerdo al exjugador y extécnico del Real Madrid, fallecido el pasado 7 de julio a los 88 años de edad por una parada cardíaca, fue el prólogo al inicio de la ida de la Supercopa de España, convertida en un derbi madrileño entre el vigente campeón de Liga, el Atlético, y el de Copa, el Real Madrid.

A la llegada al Estadio Santiago Bernabéu, una pancarta colgada del exterior del estadio en su fachada principal hacia el Paseo de la Castellana mostraba una imagen del mito futbolístico madridista y un mensaje '¡Gracias Alfredo!' que podían contemplar los aficionados que se acercaban para ver el primer encuentro oficial del Real Madrid en esta nueva temporada.

En el interior del coliseo rojiblanco, los títulos de Di Stéfano rodeaban uno de los bordes de la grada: 365 partidos, 308 goles, una Copa Intercontinental, cinco Copas de Europa, dos Balones de Oro y un Super Balón de Oro, cinco Trofeos 'Pichichi', una Copa de Espña, dos Copas Latinas y una Pequeña Copa del Mundo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba