De cara

Marta y los martistas (II)

Quizás otra vez se ponga de víctima, dada su inclinación a huir hacia delante. Quizás encuentre de nuevo poderosos medios de comunicación aliados que desconfíen de las pruebas en contra y sigan defendiendo su veracidad como atleta, o tal vez en esta ocasión ni los negocie. Quizás reciba nuevos homenajes o calles a su nombre con los que levantar una cortina sobre la sospechas. Quizás le sirva también ahora exhibir su vinculación al Partido Popular para desmontar a quienes la señalan con la teoría de las conspiraciones políticas. O quizás ya no. El caso es que la sombra del dopaje vuelve a tener a Marta Domínguez contra la pared.

Marta venció su implicación en la Operación Puerto, pese a la contundencia de los indicios, porque lo que entonces (2006) era delito era traficar o suministrar sustancias prohibidas, no doparse. Y porque la jueza se niega aún hoy a facilitar a las autoridades deportivas las bolsas de sangre incautadas. La mejor atleta española de todos los tiempos (o tal vez ya no) esquivó después igualmente su relación con la Operación Galgo (2010), pese a la contundencia de los indicios, por matices técnicos, porque las pruebas no fueron obtenidas de forma válida. Como por aquí hay más aprecio por las vitrinas que desprecio por la trampa, cada regate fue coreado mayoritariamente como una victoria.

Ahora, según desveló de nuevo Carlos Arribas en El País, es su pasaporte biológico durante los Mundiales de 2009 el que presenta anomalías que invitan a pensar en un presunto caso de dopaje sanguíneo. La Federación Internacional de Atletismo le ha abierto expediente sancionador por ello. Y como el caso se resuelve en el extranjero (su gran virtud hasta ahora para salir ilesa no ha sido estar limpia, sino ser española) es probable que la verdad se castigue, al menos que de una vez por todas se conozca. La reputación de Marta Domínguez, y de todos aquellos que durante estos años la han cubierto a ciegas o por interés (aunque ahora silben), vuelve a estar sobre el alambre. Quizás por última vez.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba