Huelga en el doblaje El convenio 'zombie' de los dobladores en español que amenaza a 'The Walking Dead'

Los trabajadores del sector del doblaje de la Comunidad de Madrid continúan en huelga por la imposibilidad de mejorar un convenio laboral que data de 1993. Los 'nerds' de 'The Big Bang Theory' han sido los primeros afectados, pero no serán los únicos en no poder contar con sus versiones en español.

Los dobladores en español de la Comunidad de Madrid, en huelga
Los dobladores en español de la Comunidad de Madrid, en huelga Pexels/Barthy Bonhomme

Por una vez en su vida, Sheldon Cooper, el ególatra científico de la serie The Big Bang Theory, no tiene nada que decir. Se ha quedado mudo, al igual que ocurrirá con los protagonistas de The Walking Dead. Y todo por un convenio "zombie" que data de 1993 y que afecta a las condiciones laborales de los dobladores de la Comunidad de Madrid. Desde hace dos años, los trabajadores de las especialidades profesionales que integran la Rama Artística del Doblaje y la Sonorización se encuentran negociando las relaciones laborales con las empresas que realizan el doblaje y sonorización de obras audiovisuales a través del Convenio Colectivo de Doblaje (Rama Artística) de la Comunidad de Madrid. Dos años que han dado para un total de 16 reuniones y hasta ocho propuestas diferentes por parte de los trabajadores del sector, pero para ningún acuerdo, por lo que el pasado martes iniciaron una serie de paros que, por ahora, han impedido al canal TNT emitir la versión en español del último capítulo de la serie sobre Cooper y compañía previsto para este viernes.

Los paros se llevarán a cabo en días correlativos hasta el próximo 31 de marzo, fecha límite para alcanzar un pacto. De no ser así, los convocantes estudian emprender una huelga indefinida

Sin embargo, la imposibilidad de consenso entre las partes que lo suscriben -de un lado, la Asociación Madrileña de Empresas de Doblaje y Sonorización (AMAEDYS) y la Asociación de Estudios de Doblaje de Vídeojuegos de Madrid (AESDOVI) y de otra, CCOO, UGT y el Sindicato de Artistas de Doblaje (ADOMA)- amenaza a otras series como The Walking Dead, American Crime, The Good Fight y Once Upon a Time, pendientes de las grabaciones en español por parte de los dobladores de Madrid. Desde ADOMA, convocante de la huelga junto a los sindicatos mayoritarios y la empresa LOCUMAD adelantan que los paros se llevarán a cabo en días correlativos hasta el próximo 31 de marzo, fecha límite para alcanzar un pacto. De no ser así, el sindicato, que vivió esta situación en el año 2014 por la reforma laboral de 2012, estudia dotar a la huelga de carácter "indefinido".

A la cola de Europa

"Tras dos años en la mesa de negociación, hemos hecho ocho propuesta y la situación está bloqueada porque no ha habido acercamiento y hemos tenido que parar porque tenemos un convenio que todavía se rige por el año 1993 y hemos perdido muchísimo valor adquisitivo. Estamos cobrando un 60% menos que hace dos décadas y estamos en una situación límite", denuncia Mar Bordallo, voz de Penny en The Big Bang Theory y de Margaery en Juego de Tronos, pero también de actrices como Brenda en Sensación de Vivir o Joey en Dawson Crece. Desde los 11 años, la actriz de doblaje calcula haber puesto voz a más de 2.000 personajes, pero esta vez quiere denunciar la grave situación por la que atraviesa su sector. "No estamos pidiendo nada del otro mundo, sino unos derechos que son nuestros como las vacaciones, los finiquitos, las pagas extras... No los hemos disfrutado nunca en nuestro trabajo ni los hemos visto reflejados en nuestras nóminas y no nos lo quieren reconocer", explica.

Según Bordallo, la huelga se convoca contra todas las empresas que albergan esas patronales, excepto con Media Sound Studios, la única corporación que sí habría aceptado sus condiciones. "A partir del 31 de marzo seguramente emprendamos una huelga indefinida", avanza. "Es muy posible que no se puedan emitir en versión española muchos capítulos de series, pero si esto continúa, algún estreno de cine también se verá perjudicado", advierte. Desde principios de los 90, ADOMA calcula que los dobladores de Madrid han perdido valor adquisitivo en torno al 62%. "Estamos a la cola de Europa. En Francia, Italia y Alemania, países que también cuentan con una gran tradición de doblaje cobran el 100% más que nosotros", compara. "Dentro de nuestra profesión solo el 5% de los trabajadores tiene un contrato indefinido y el 95% restante trabajamos por obra y cobramos en base a la duración de esta y al volumen de trabajo, ya que no es lo mismo doblar a un protagonista que a otro tipo de personaje con menos peso", cuenta Bordallo.

Relación salarial

El convenio regula las relaciones laborales con las empresas de cada una de las especialidades profesionales que integran la rama artística del doblaje y la sonorización que son las de actores, adaptadores-ajustadores, directores y ayudantes de Dirección. Además, se aplica en el doblaje y sonorización de obras audiovisuales a cualquiera de las lenguas oficiales en el Estado español, sean de ámbito estatal o de Comunidad Autónoma, así como aquellas lenguas que aun no siendo oficiales tengan implantación popular en determinados territorios.

En el ámbito de los contratos indefinidos, el director de doblaje cobraría, de acuerdo al documento, un total de 21.000 euros al año divididos en 14 pagas, misma cantidad que la percibida por un adaptador-ajustador o un actor. En el caso de los contratos director-actor, cuando el mismo actor de doblaje es también el encargado de dirigir la obra, el salario anual sube a los 30.002 euros. En el terreno de los contratos por "convocatoria de doblaje" la relación salarial sería la siguiente: el minuto de dirección de cine está fijado en los 7,85 euros, mientras que el de vídeo a 4,55 euros. En el caso de los actores de doblaje, Bordallo explica que por una mañana entera trabajando el salario gira en torno a los 50 euros.

El que consume es el que elige. No estoy ni a favor ni en contra del doblaje o los subtítulos, cada uno puede hacer lo que quiera", opina Mar Bordallo, actriz que da voz a Penny en 'The Big Bang Theory'

Además de enfrentar un conflicto laboral, su sector lucha desde hace algunos años por sobrevivir a la tendencia a la que cada vez se suman más espectadores: la de ver las series en versión original con subtítulos. "El que consume es el que elige. No estoy ni a favor ni en contra del doblaje o de la versión original subtitulada, cada uno puede hacer lo que quiera. Las personas a las que no les gusta el doblaje tienen la posibilidad y la suerte de poder verlo en su idioma original o en otro que te apetezca porque en la actualidad todas las plataformas de contenidos online lo ofrecen, ya sea a través de subtítulos o no", señala. Lo que no me parece bien, apunta, es que se prohíba o se machaque a alguna de las formas de consumir un producto. La huelga en de dobladores de Madrid se suma a las protestas en otra vertiente del ámbito cinematográfico, la de los figurantes, quienes luchan por formar parte de la Comisión Mixta Paritaria que revisa su primer convenio laboral a nivel estatal para poder discutir una serie de modificaciones.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba