Cultura

Paul Preston publica un reportaje inédito sobre el bombardeo de Guernica

El hispanista británico acaba de editar La muerte de Guernica, un libro donde reconstruye el ataque aéreo a la ciudad vasca en 1936.

Paul Preston publica un reportaje inédito sobre el bombardeo de Guernica
Paul Preston publica un reportaje inédito sobre el bombardeo de Guernica

En ocasión del 75 aniversario del bombardeo a la ciudad vasca de Guernica el 26 de abril de 1937, el historiador Paul Preston ha preparado un reportaje totalmente inédito hasta la fecha sobre el ataque aérereo de la Legión Cóndor alemana y la Aviación Legionaria italiana, que combatían a favor de los sublevados contra el gobierno de la Segunda República Española. El libro lleva por nombre La muerte de Guernica y en él se reconstruyen los hechos del bombardeo de tres horas que arrasó la ciudad

Paul Preston es junto a Ian Gibson y Hugh Thomas, parte del grupo de hispanistas británicos que han dedicado su esfuerzo al estudio de la historia reciente española, especialmente a la de la Segunda República y la Guerra Civil españolas.

En La muerte de Guernica (Random House Mondadori), Paul Preston detalla la historia de ese bombardeo ordenado por las fuerzas nazis, ahonda en las tácticas de la Legión Cóndor y sus tratos con Franco hasta la obsesión de Mola y la impagable labor de periodistas como George Steer, corresponsal del diario conservador británico The Times que se hallaba esos días en Bilbao.

La destrucción de Guernica el 26 de abril de 1937 quedó grabada a fuego en la conciencia europea: fue la primera ciudad abierta prácticamente arrasada por completo durante un bombardeo. Fueron tres horas de bombas y ametrallamientos en vuelos rasantes, un atroz ataque, perpetrado en día de mercado, que más tarde fue se convirtió en un tema inflamable en manos de la propaganda política.

La propaganda franquista afirmó que Guernica, al igual que Irún, había sido incendiada por los propios Republicanos en su huida, practicando una política de tierra quemada; pero varios corresponsales extranjeros, entre ellos George Steer, tuvieron ocasión de presenciar el estado de la villa después del ataque y ser testigos de la devastación, recogiendo pruebas de la autoría de los hechos, pues las bombas que no habían explotado daban testimonio de su fabricación alemana.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba