Guardiola: "Felicitar al Madrid por la victoria y por el título de Liga"

Cristiano enmudece al Camp Nou y sentencia la liga, con siete puntos de diferencia

La victoria del Real Madrid en el clásico de este sábado (1-2) ha roto la mayor racha negativa de su historia en duelos ligueros ante el FC Barcelona, ya que el conjunto blanco llevaba 1.445 días sin superar al conjunto culé.

Cristiano enmudece al Camp Nou y sentencia la liga, con siete puntos de diferencia
Cristiano enmudece al Camp Nou y sentencia la liga, con siete puntos de diferencia

El Real Madrid se impuso en el Camp Nou al FC Barcelona (1-2) en una victoria que deja prácticamente sentenciada esta Liga BBVA, ya que son 7 los puntos que separan a ambos equipos, y con la que casi se encontraron dado que no buscaron demasiado la portería de Valdés y fue el atípico y tranquilo juego de los blaugranas lo que la propició.

Con el duelo del Chelsea en mente (1-0), se vio un partido similar pero de perfil más bajo, y es que si en Stamford Bridge el Barça jugó bien y dispuso de muchas ocasiones de gol, esta noche también dominó el esférico y llegó más que el rival arriba, pero sin tener ese 'punch' necesario para superar a Casillas y, sobre todo, dio la sensación de estar un tanto apagado, de no saber cómo ir hacia la portería de Casillas y al triunfo.

Khedira, aprovechando las dudas de Puyol a la hora de sacar el balón del área pequeña tras quedar éste muerto por un rechace de Valdés, metió la pierna y marcó el 0-1 en la única acción del Madrid en la primera parte, y Cristiano remató la faena en la única contra clara. Los goles hicieron mucho daño y a los blaugranas les costó un mundo meterse en el partido y desplegar sus armas, que se quedaron en el toque pero sin tener pegada arriba.

El Barça no se encontró y pese a dominar el balón no pudo gozar de buenas oportunidades de gol más allá de la que tuvo Xavi poco después del gol de Khedira para intentar empatar. Al de Terrassa se le fue el remate por poco, y tampoco pudo asistir a sus compañeros para crear un juego que, a diferencia del partido contra el Chelsea, no llegó con tanta fluidez.

El Madrid hizo todavía menos, pero tuvo la fortuna de ponerse arriba en el marcador y tener argumentos para irse todavía más atrás y centrarse en el 'patadón' arriba, muchas veces desde el saque de puerta de Casillas. Sin idas claras arriba, el Barça intentó abrir las bandas con Tello y Alves, sin mucha fortuna, mientras que por el centro había pases y pases pero sin la verticalidad deseada.

No llegó la reacción blaugrana tras el descanso. Cuando parecía que Guardiola movería ficha para cambiar el rumbo del partido, en un escenario muy malo para los suyos, saltaron los mismos once jugadores al campo y con el mismo dibujo, por lo que se repitió el bloqueo ofensivo y el Madrid continuó cómodo en un Camp Nou semi vacío por la intensa lluvia que caía.

El primer intento de empatar en el segundo tiempo no llegó hasta el minuto 65, a botas de Xavi con un disparo lejano, y es que tardaron en llegar los cambios. Eso sí, al primer minuto de saltar al césped en cambio por el genio de Terrassa, el chileno Alexis aprovechó un barullo en el área de Casillas para poner el empate y dar alas a sus apagados compañeros.

 No obstante, la posible reacción quedó apagada al instante con un gol de Cristiano Ronaldo a la contra, superando la salida de Valdés de fuerte disparo y convirtiendo en excelente la asistencia de Özil. Todo un jarro de agua fría para los blaugranas y éxtasis para los blancos, que pudieron volver a replegarse atrás y con pocos minutos por jugar.

Guardiola dio entrada a Pedro en lugar de Adriano para volcar el juego, muy interrumpido por los jugadores de José Mourinho, en ataque pero el reloj avanzaba sin que hubiera sensación de peligro en unos vigentes campeones que estaban a punto de dar el testigo al eterno rival, y que acabaron por ceder.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba