Cultura

Agenda Vozpópuli: Lugares con encanto para escaparse en verano

Un paseo por los pueblos del poniente Granadino, con estancia en un palacete del siglo XIX convertido en hotel de lujo. Pasar unos días en el antiguo monasterio dominico sobre el río Tormes, en el Valle del Duero, muy cerca de Salamanca. Días de playa  o en la piscina de una casa  modernista diseñada por Gaudí. Esas y otras opciones en esta edición especial de verano.

Una imagen de Villa Retiro, en Tarragona.
Una imagen de Villa Retiro, en Tarragona. Archivo.

Llegan los día de verano y con ellos la necesidad de salir de la ciudades. Las opciones son infinitas: excursiones breves, escapas de fin de semana o incluso estancias más largas. En Vozpópuli ofrecemos una selección de lugares con encanto, emplazados en lugares especiales de la geografía española: en el Norte,  las Rías Baixas; Andalucía, con la especial comarca de Málaga-Vélez; Tarragona, en la comunidad autónoma de Cataluña, así como otras opciones en Castilla y León.

Granada, una de las favoritas en las bitácoras del verano. Ahora que el Patio de Leones de la Alhambra ha abierto sus puertas, la ocasión es más que propicia; además de visitar el Generalife, que es junto con la primera,  Patrimonio de la Humanidad. Pero hay mucho más qué hacer: Pasear por los Barrios del Albaicín y el Sacromonte; conocer la arquitectura de La Alpujarra; recorrer los pueblos del Poniente Granadino; disfrutar de las tapas y la cocina granadina… la lista es interminable. Y es que Granada se presenta como la opción perfecta, y tan válida como otras para escaparse en estas fechas en las que tanto apetece un cambio de aires.  Entre una de las opciones para quedarse está el Palacete Villa Oniria, un edificio del siglo XIX convertido en un hotel de lujo, con decoración neoclásica y selección de 31 habitaciones del tipo hotel boutique. Villa Oniria cuenta con el restaurante La fabula, al mando de Ismael Delgado, galardonado con estrella Michelín. ¿Cómo llegar? En avión, coche, tren o transporte privado, he aquí las distintas opciones.

Salamanca, una visión diferente de una ciudad única. Situada a 200 kilómetros de Madrid, Salamanca es la ciudad universitaria por excelencia, conocida en todo el mundo por ello y por su riqueza artística: catedrales, palacios e iglesias de tendencias artísticas como el románico, gótico, plateresco y barroco. Además de edificios imponentes como su Catedral y la Universidad, tiene lugares de enorme encanto, entre ellos el Huerto de Calixto y Melibea, vinculado a la obra literaria de La Celestina y que puede que sea, probablemente, uno de los escenarios de la historia.  Se trata de un jardín de influencia musulmana, donde las plantas olorosas y árboles frutales permiten el disfrute de los sentidos cuando se pasea por sus recovecos. Otro lugar de especial interés, por su historia literaria, es el Café Novelty, en la plaza Mayor, donde Torrente Ballester escribió varias de las páginas de sus célebres novelas. Otro lugar que vale la pena visitar  es la casa donde Miguel de Unamuno vivió desde 1891 cuando le fue asignada la cátedra de lengua griega en la universidad de Salamanca. Es posible alojarse en el centro de la ciudad, sin embargo, recomendamos el Hotel Hacienda Zorita, situado en el Valle del Duero, a tan sólo 10 minutos de la histórica ciudad de Salamanca y rodeado de naturaleza y viñedos. Este antiguo monasterio dominico emplazado sobre el río Tormes, es hoy un wine hotel & spa  cuya historia comenzó en el s. XIV (1366). Sus muros de piedra de Villamayor, los árboles centenarios y las obras de arte sacro, contrastan con pinturas contemporáneas y el moderno equipamiento de sus 40 habitaciones; algunas de ellas sobre el río y otras con vistas al viñedo. En Hacienda Zorita, es posible disfrutar del wine & food tasting en la bodega y de su restaurante casual Zorita´s Kitchen, así como de una copa de vino en el wine bar.

Vélez-Málaga, camino de la Costa del Sol, en Andalucía. Como capital de la Axarquí­a es la ciudad más grande e importante de la comarca, por su historia, cultura y  riqueza.Esta zona es un municipio bien comunicado por la autovía de la Costa del Sol con Málaga y el aeropuerto Internacional Pablo Ruiz Picasso. Retratada por Miguel de Cervantes en El Quijote (¡Gracias sean dadas a Dios, señores, que a tan buena parte nos ha conducido!, porque, si yo no me engaño, la tierra que pisamos es la de Vélez Málaga), uno de los atractivos, tanto del municipio como de la ciudad, son los hallazgos arqueológicos de Vélez, que prueban la existencia de asentamientos fenicios y romanos. El núcleo urbano fue fundado hacia el siglo X por los árabes andalusíes, que lo llamaron Ballix Malica (Valle de Málaga). Justo en esta zona se halla el Hotel Cortijo Bravo, un lugar que mezcla el señorío andaluz con el sabor británico. Según las críticas de portales como Rusticae, este lugar representa la Andalucía noble que hermana a Vélez Málaga con la Casa de Pilatos, y hasta con la ermita de El Rocío. El hotel es "contundentemente blanco, una vela en un mar de verdes". Rodeado de aguacates, limoneros y plantas aromáticas, este cortijo-mansión está decorado con la sencillez exquisita de quien sabe combinar las maderas ancianas, las alfombras y el blanco impoluto del algodón egipcio en sus camas con el barro cocido y hasta con los aceros de los baños de diseño.

Unos días por las Rías Baixas, en Pontevedra. Esta "boa vila" con sus deliciosas calles y plazas de nombres gremiales repletas de edificios de la arquitectura culta y popular  posee uno de los conjuntos históricos más hermosos y mejor conservados de Galicia. Entre sus lugares ideales, además de la Basílica de Santa María y la Capilla Peregrina, está la Isla de las Esculturas, que acoge doce obras con un elemento común: el granito.  En los últimos tiempos se convirtió en una ciudad peatonal donde vale la pena dar largos paseos, descansar en sus parques y plazas, y disfrutar de una tapa, un café o una copa en cualquiera de sus animadas terrazas. Para alojarse, está la posibilidad de reservar habitación en la casa rural A Pedreira, ubicada entre las villas termales de Caldas y Cuntis. Se trata de un rincón lerense abrazado por naturaleza cuajada de árboles de buen porte y hasta bosquete de bambú, donde se alza  esta maravillosa casa en piedra y hórreo rodeada por una parcela de ocho mil generosos metros. La casa es un privilegio en piedra, de habitaciones coquetas, comedor a la antigua con dominio de las maderas en rojo oscuro y un salón-galería con ventanas realmente luminosas. El exterior no deja tampoco indiferente: consta de una piscina y tres estanques que alimenta un manantial que brota en la parcela. Esta zona es conocida, además, por su turismo termal, debido a la gran cantidad de baños existentes en la comarca.

Tarragona, en un Palacete Modernista de Gaudí. A orillas del mar Mediterráneo, en la cima de una colina, aspecto que la convierte en un mirador natural, Tarragona es un lugar ideal para este verano. Sus playas La Pineda, La Rabassada y del Miracle, además del conjunto arqueológico que conforman las ruinas romanas de Tarraco, la convierten en un destino más que apetecible. En este ambiente destaca El Hotel Villa Retiro. Se trata de un modelo de casa de indiano diseñada por Gaudí. Una rehabilitación a la altura del autor nos muestra la gran casa respetada en sus más mínimos detalles. Ha sido filosofía de este hotel  recrear un ambiente de casa familiar. Lavabos en mármol, baños vestidos con mobiliario en madera noble, azulejos hechos a mano y camas con dosel se combinan con otras comodidades. La finca donde se sitúa el hotel Villa Retiro, de tres hectáreas, es un vergel de naturaleza en el que no faltan el huerto, con frutales, palmeras y un llamativo ficus  centenario cuyas raíces, afloradas por sorpresa al habilitar el restaurante, vemos respetadas como obra de arte natural, realzadas tras una vitrina. Además, junto a la piscina, dotada de hidromasaje exterior y saltos de agua, encontrará la zona de relax, el espacio Zona Spa. El spa del Hotel Villa Retiro es el espacio destinado a las sensaciones, ya que allí es donde el agua, el silencio y la naturaleza se unen para hacer posible el bienestar y para restaurar el equilibrio corporal, mental y espiritual. Todo ello complementado por la aplicación de masajes ayurvédicos, técnicas que buscan aliviar las molestias físicas, relajar la mente y apaciguar el alma a través de la energía interna que todos llevamos dentro. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba