Cultura

Ana Botella echa más leña al fuego en el ERE de MACSA

Chapman sustituye a Yolanda Bergareche, quien no llevaba ni nueve meses en el cargo, y llega al puesto entre fuertes críticas por abuso de sus influencias.

Ana Botella echa más leña al fuego en el ERE de MACSA
Ana Botella echa más leña al fuego en el ERE de MACSA

Timothy Chapman es el hombre confianza de Fernando Villalonga, el delegado de las artes del Ayuntamiento de Madrid. En Chapman han recaído  buena parte de los asuntos importantes de cultura del Ayuntamiento y, en esta ocasión, ha ido a parar a sus manos el que hasta ahora ha sido el mayor dolor de cabeza de Villalonga: Madrid Arte y Cultura (Macsa), la empresa que gestiona los teatros de Madrid y más recientemente algunos espacios como CentroCentro o Conde Duque, y que actualmente atraviesa un ERE que afecta al 21% de su plantilla, es decir, a unos 77 de sus 352 trabajadores.  Justamente a  Macsa ha ido a parar Timothy Chapman, quien  se ha convertido esta semana en consejero delegado de la empresa, en sustitución de Yolanda Bergareche, quien había llegado al cargo hacía poco menos de nueve meses antes.  

La llegada de Chapman, coordinador General de las artes, a MACSA ocurre en un momento poco propicio, al menos si de calmar los ánimos se trata. Una serie de hechos despiertan suspicacias sobre Chapman entre el conjunto de trabajadores que ahora le recibirán como consejero delegado. Uno de los primeros hechos fue el nombramiento de Miguel Ángel Herrera de la Muela como director del centro Conde Duque, entre otras cosas porque Herrera de la Muela es hermano del socio Chapman en la empresa Cultural Strategy, una empresa dedicada al diseño de proyectos y la asesoría en materia cultural. Se trata de Ignacio Herrera de la Muela, socio de Chapman en una empresa que aparece disuelta el 04 de diciembre de 2012, quince días antes de que Chapman figurase como consejero delegado de MACSA.

Todos estos episodios que acompañan el nombramiento de Chapman como consejero delegado de MACSA son vistos con desconfianza y recelo por parte de los trabajadores. “Nuestra opinión sobre la incorporación de Chapman no puede ser más que desconfiada. Él ha sido un gran saboteador de la huelga de teatro, no ha favorecido al diálogo dentro de ese proceso. Todo lo que se busca es, en verdad, la privatización de MACSA”, dice Raiza Calvo, de la representación laboral de Comisiones Obreras.

Timothy Chapman viene de la Editorial Siglo XXI. Su cargo, en principio, era el de Jefe de Gabinete y  su perfil ha terminado encaminado, sobre todo, a las funciones de portavoz. Entre las atribuciones de Chapman están la coordinación con las distintas Áreas y organismos; desarrollar la política de comunicación y difusión de las actividades del Área de Gobierno; establecer los criterios para la cesión de espacios municipales al servicio de la creación. Eso sólo en lo que al cargo de coordinador se refiere, frente a MACSA tendría que asumir la gestión económica y administrativa de Madrid Arte y Cultura.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba