Cultura

Savater coincide con Haranburu: "El silencio de la cultura ante ETA fue mayoritario"

Desde el pasado lunes se reúne en Bilbao el Congreso sobre Memoria y Convivencia, organizado por el Gobierno Vasco. Allí, los escritores Luisa Echenique y Luis Haranburu han calificado como "ominoso" el silencio de la cultura vasca ante el terrorismo de ETA. Desde Madrid, el filósofo Fernando Savater coincide con ellos.

Savater coincide con Haranburu: "El silencio de la cultura ante ETA fue mayoritario"
Savater coincide con Haranburu: "El silencio de la cultura ante ETA fue mayoritario"

Esta semana durante el Congreso sobre Memoria y Convivencia que tiene lugar en Bilbao, los escritores Luisa Echenique y Luis Haranburu han sentado posición sobre cuál ha sido el papel de creadores e intelectuales en los últimos años con respecto al terrorismo de la banda ETA.

Durante una mesa redonda titulada Cultura y convivencia, Echenique y Haranburu junto al productor de cine Elías Querejeta hicieron referencia al "silencio" que ha existido en la cultura vasca ante los actos de la banda terrorista. Incluso llegaron a calificarlo como un hecho “ominoso”.

Al respecto,  Haranburu, autor de los libros Desgizona (1978) y Karakol presoa (1987) y de las obras de teatro Caritate (1979) y Zumalakarregi. Biziaren gatazka (1986) añadió que este "mal" -el de la indiferencia- se ha "encarnado con fuerza en todo el pueblo vasco, que ha vivido narcotizado  consumiendo una cultura producida bajo un "canon abertzale" o "patriotcanon" que, a su juicio, se ha establecido en la literatura vasca.

Desde Madrid, al ser consultado por Vozpópuli acerca de las declaraciones de Haranburu, el filósofo y escritor Fernando Savater mostró su acuerdo: “Algunos intelectuales y creadores nos hemos opuesto, pero no hemos sido la mayoría ni hemos sido precisamente premiados por ello. De hecho, el mismo Haranburu ha tenido que afrontar agresiones por sus posiciones”

Fernando Savater: "La protesta en algunos de los intelectuales del País Vasco ha supuesto una sensación de soledad para muchos"

En ese sentido, el autor de Contra las patrias (Tusquets, 1985) ha explicado que justamente la vocación de protesta que ha surgido en algunos creadores, escritores e intelectuales también ha provocado en algunos de ellos una cierta sensación de “soledad”.

Asimismo, Savater coincide con Haranburu en la necesidad de  establecer una convivencia entre el euskera y el castellano y generar caminos suficientes para evitar los dogmatismos y buscar presencias y voces que eviten tanto la banalización del horror como el espectáculo de la tragedia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba