Cultura

El desdén de Marías: "También rechazaría el Premio Cervantes"

Ayer en la mañana se dio a conocer la noticia de que la novela Los enamoramientos, del autor madrileño, había sido laureada con el Premio Nacional de Narrativa como el mejor libro editado en 2011. Sin embargo, Marías dejó plantado al Ministerio de Educación, Cultura y Deportes, que es el que entrega el reconocimiento, y rechazó la distinción, porque él, "en este país", no acepta Premios Oficiales.

El desdén de Marías: "También rechazaría el Premio Cervantes"
El desdén de Marías: "También rechazaría el Premio Cervantes"

Su entrada fue casi nupcial. Henchido y sonriente, Javier Marías avanzó por el pasillo central de la sala donde le esperaba la prensa, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. Llegó cinco minutos después de las seis de la tarde. El motivo de la convocatoria era dar explicaciones sobre por qué había rechazado el Premio Nacional de Narrativa que en horas de la mañana del jueves había sido anunciado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte para reconocer su novela Los Enamoramientos como el mejor libro editado en 2011.

Después de una breves palabras, el escritor madrileño adujo sus razones en un sucinto comunicado en el que daba a conocer que “al ser este un galardón institucional, oficial y estatal, otorgado por el Ministerio de Cultura” no le “era posible, sin embargo, aceptarlo”. “Lamentaría que esta postura mía se viera como un desdén hacia nadie. No lo es. Se trata solamente de una cuestión de consecuencia. Es decir, de mi deseo de ser consecuente”, dijo.

“Desde hace muchos años no he aceptado ninguna invitación de los Institutos Cervantes, ni de los Ministerios de Cultura, ni siquiera de las Universidades Públicas o de Televisión Española. Durante todo ese tiempo he esquivado a las instituciones del Estado, independientemente de que partido gobernara, y he rechazado toda remuneración que procediera del erario público”, agregó.

Al ser preguntado por la prensa sobre la coincidencia de este rechazo con sus recientes declaraciones, en las que comparaba los recortes del gobierno con la actitud de franquismo hacia la cultura, Marías manifestó que esta decisión de declinar los premios oficiales viene desde 1998. Sin embargo, el escritor matizó su respuesta con algo de sal. A esa razón podrían añadirse también, dijo, las actuales circunstancias de recortes y malestar económico que aquejan a muchos.

Aunque Marías manifestó que no quiere ser demagógico afirmó: “Es mejor que ese dinero que no recibiré lo destinen a las bibliotecas públicas, que este año tienen presupuesto cero”. Asimismo, el autor de Tu rostro mañana, se mostró convencido de que “en España, un país en el que hay una tendencia a politizarlo todo”, su decisión será vista “como un rechazo al gobierno, o como un gesto de arrogancia”, lo cual, en sus propias palabras, le “importa muy poco”.

Insistió el escritor en que las razones de peso detrás de su decisión son las que le motivaron, hace 14 años, a alejarse de salones oficiales e invitaciones del Ministerio de Cultura. Su vehemencia en la explicación llegó a tal punto, que incluso afirmó que, de tratarse del Cervantes, tendría que rechazarlo. Su postura, recordó, ya fue ésa, cuando tuvo que pedirle a sus compañeros de la Real Academia que no le incluyesen en las listas de candidatos preliminares que puede postular la institución al Premio.

No evitó tampoco Marías una referencia personal con respecto a la naturaleza de los premios. “Ha dejado mucho que desear que a mi padre no le dieran el Premio Nacional de Ensayo, que era el género que más dominaba. Quizás si a él no le dieron el Premio, yo tampoco lo merezco. Esto ha sido algo que también motivó mi decisión en 1998”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba