Cultura

El 'Torrente' luso arrasa en taquilla: un antihéroe kitsch para salvar la dictadura

Más de 9.000 personas han asistido al estreno de la película en la que 'Capitao Falcao' ridiculiza la dictadura de Salazar en Portugal, el régimen autoritario más largo de la historia de la Europa Occidental.

Fotograma de la película 'Capitao Falcao', un antihéroe de estética "kitsch" que protagoniza el último éxito del cine nacional luso
Fotograma de la película 'Capitao Falcao', un antihéroe de estética "kitsch" que protagoniza el último éxito del cine nacional luso Efe

Patriótico, defensor de la dictadura de Salazar e implicado en la batalla contra el fantasma del comunismo que promovía el antiguo régimen. Así es 'Capitao Falcao', un antihéroe de estética "kitsch" que protagoniza el último éxito del cine nacional luso. Considerada la primera película portuguesa de súper héroes de toda la historia, sus a priori modestos datos de público -algo más de 9.000 espectadores en su primera semana- adquieren relevancia en un país con escasa producción propia y lo convierten de largo en el mejor estreno nacional de lo que va de año.

El largometraje, realizado por el joven director de cine Joao Leitao, entremezcla acción y comedia como vía para satirizar la dictadura en Portugal, la más larga de toda Europa occidental -se prolongó desde 1926 hasta 1974-, de cariz fascista y dirigida por António de Oliveira Salazar. El filme está plagado de guiños a "Batman y Robin", pero también tiene momentos en que evoca a los "Power Rangers" e incluso recuerda vagamente al personaje de 'Torrente', la saga más taquillera de la historia del cine español, al otro lado de la frontera.

"Yo como comunistas en el desayuno", dice en un momento de la película su protagonista, el 'Capitao Falcao', interpretado por el actor luso Gonçalo Waddington

"Yo como comunistas en el desayuno", dice en un momento de la película su protagonista, el 'Capitao Falcao', interpretado por el actor luso Gonçalo Waddington, acompañado en todo momento por su fiel escudero, 'Puto Perdiz'. Con escenas y diálogos que rozan el surrealismo, juntos luchan contra las amenazas democráticas a un régimen empeñado en sobrevivir a toda costa. Recién entrado en la treintena, Joao Leitao es director, guionista y productor del filme, con el que pretende burlarse de la dictadura y "desmitificar monstruos con una comedia absurda" en la que recurre a la sátira para poder reirse de "cosas que no tienen ninguna gracia".

Así lo explicó Leitao en una entrevista con Efe, durante la que defendió la conveniencia de ridiculizar el régimen de Salazar y su aversión a la ideología comunista cuando se acaban de cumplir 41 años de la llamada 'Revolución de los Claveles', el golpe de Estado que dio un grupo de militares el 25 de abril de 1974 para colocar la primera piedra de la llegada a la democracia. Con una ambientación "kitsch" que recuerda a las películas de "serie B" que se hacían hace décadas, el argumento se basa en los intentos del "Capitao Falcao" por evitar el triunfo de los llamados "Capitanes de Abril", los militares que iniciaron la sublevación y que aquí aparecen caracterizados como si de "Power Rangers" se tratase.

El director explicó la conveniencia de ridiculizar la dictadura portuguesa y su aversión a la ideología comunista cuando se acaban de cumplir 41 años de la llamada 'Revolución de los Claveles'

Esta vinculación con una fecha clave para la historia de Portugal como el 25 de abril hizo que su estreno fuera el pasado día 23, en el Festival Indie de Lisboa, y desde entonces ha tenido una repercusión poco habitual en el caso de películas de producción portuguesa, e incluso ya se habla de ella como un filme "de culto".

"Es curioso ver a tanta gente hablando de la película", admitió el realizador luso, quien subrayó que la temática sigue siendo un asunto sensible para algunos sectores de la sociedad lusa. Tampoco es frecuente encontrar en el cine portugués comedias o películas de acción dirigidas a un público de masas ni acompañadas de campañas de promoción como las llevadas a cabo en esta ocasión, con anuncios en televisión, vídeos en redes sociales y carteles por las calles.

El creador del 'Capitao Falcao' habla del personaje como "un súper villano de todo menos heroico", que es protagonista y a la vez el malo de la historia, "fascista, misógino, homófobo y cobarde". En su opinión, contar la película desde el punto de vista de un antihéroe es "mucho más interesante", ya que "ridiculizar a un villano es más fácil". El proyecto nació en 2009, cuando Leitao comenzó a pensar junto al actor David Chan Cordeiro -que encarna a 'Puto Perdiz'- en realizar una serie o película de artes marciales.

En mente también tenía la "voluntad personal" de llevar a la gran pantalla una parodia sobre la dictadura, por lo que acabó fundiendo ambas ideas en una sola. 'Capitao Falcao' era originalmente una serie que pasó años creando polvo en un despacho de una emisora de televisión lusa, pero después de constantes retrasos, Leitao optó por reconvertirla en una película auto-financiada y hecha "con mucho sudor". Influenciado por cómics y series como "Batman", "Allo, Allo" o "Green Hornet", el director ya negocia llevar la película más allá de las fronteras lusas. Algo que el dictador Salazar, quien abogó por el aislamiento internacional de Portugal, probablemente desaprobaría. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba