Cultura

Un manual para entender a Los Beatles en diez canciones

Este viernes se cumple el 50 aniversario del lanzamiento del primer gran éxito de la banda de Liverpool Love Me Do, una temprana canción de John Lennon y Paul McCartney, principalmente compuesta por McCartney entre 1958 y 1959. Fue dada a conocer como sencillo en el Reino Unido, en su primera versión, el 5 de octubre de 1962, con «P.S. I Love You». Sin embargo, ¿qué otras canciones fueron decisivas para el conjunto de Liverpool?

Un manual para entender a Los Beatles en diez canciones
Un manual para entender a Los Beatles en diez canciones

Al momento de su lanzamiento, el 5 de octubre de 1962, Love me do alcanzó el n.º 17 en una de las listas británicas. La canción, escrita hacía dos o tres años por McCartney entre 1958 y 1959. Se publicó como «P.S. I Love You» , en el lado B del disco Anthology one. En los Estados Unidos alcanzó el número 1 con una segunda versión en 1964.

Aún después de 50 años, los Beatles no son una bandan suponen un género musical completo del que bebieron generaciones de músicos, artistas, creadores y productores. Ellos eran lo que conoceríamos como Pop. Adentrarse en sus canciones supone, a su manera, levantar un mapa de signos de los sonidos que educarían el oído de generaciones enteras.

Pensando en ello, y en el aniversario de Love me do, en Vozpópuli nos hemos propuesto una selección -arbitraria y rebatible, por supuesto- de aquellas canciones de la banda que podrían considerarse imprescindibles para entender la evolución del cuarteto de Liverpool a lo largo de su trayectoria. No son, ni mucho menos, las que más vendieron, sino las que marcaron su evolución de una manera especial.

Love Me Do (1962). Escrita cuando sir Paul McCartney estaba en el colegio, en 1958, la canción tuvo, inicialmente, el estilo del dúo Everly Brothers hasta que John Lennon introdujo la armónica. Se grabó con tres baterías distintos, pero se publicó con Ringo a las baquetas. Fue el primer éxito.

She Loves You (1963). Fue la canción que disparó la "beatlemanía" en todo el mundo. El estribillo con el "yeah! yeah! yeah!" final invadió el planeta mientras, los "fabfour" movían el flequillo sobre un escenario lleno de un público gritón.En la España del desarrollo, multiplicó la tendencia de lo yeyé -anterior y de origen francés-. Era lo más moderno y no había medida: desde el Drácula yeyé al Real Madrid yeyé de Pirri, Velázquez y Gento, pero sin melenas.

Can't Buy Me Love (1964). Canción determinante por su impacto visual en la película A Hard Day ?s Night, filme dirigido por Richard Lester, que marcó un antes y un después en el cine musical. Nadie que haya visto su metraje, en blanco y negro, puede olvidar la carrera de The Beatles perseguidos por miles de seguidores. "Beatlemanía" en estado puro en el, probablemente, primer vídeo "clip" de la historia.

Yesterday (1965). Wikipedia recoge más de 2.200 versiones de esta canción. También ha sido una de las más radiadas en el siglo pasado. Es la canción de los récords y fue criticada por Bob Dylan. Un tercio de los niños nacidos en el hemisferio occidental desde 1965 hasta hoy tendrían que llamarse como la canción.

Norwegian Wood (This Bird Has Flown) (1966). Pertenece al álbum "Rubber Soul", y se nota cómo los chicos se hacen mayores. Se introduce, de la mano de George Harrison, un sitar por primera vez en un disco pop. Según la biografía sobre Lennon de Philip Norman, fue una de las grandes letras de John, con veintiséis versos cortos y un mensaje oscuro sobre la infidelidad.

Tomorrow Never Knows (1966). Compuesta también por Lennon, cierra el disco "Revolver" y marca el fin de The Beatles tal y como los habíamos conocido. Según el gran productor George Martin, se trata de "la única canción que nunca podría ser reproducida". Como apunte, la letra fue tomada del Libro Tibetano de la Muerte.

Strawberry Fields Forever (1967). Según el confidente y amigo Neil Aspinall, Lennon escribió esta canción en una playa de Almería cuando rodaba "Cómo gané la guerra". Para el compositor fue "psicoanálisis con música". Compartió single con "Penny Lane" y se refiere a un sitio real -un orfanato de Liverpool ya cerrado-, donde los turistas se hacen fotos.

A Day In The Life (1967). Pertenece al octavo álbum de estudio, Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band (el disco más importante de la historia del rock, según la revista Rolling Stone) y cuenta con la colaboración de media orquesta sinfónica. Cuarenta músicos, un despertador y tres pianos marcando un acorde final a la vez son algunas de las anécdotas de la grabación que cuenta Martin en su libro "El verano del amor". Tras su publicación, corrió la voz de que Paul había muerto. Era falso, obvio.

Helter Skelter (1968). Extraída del impactante doble "Álbum Blanco", para los expertos, se trata de la canción que, con "You Really Got Me", de The Kinks, abrió las puertas al "heavy metal" y los sonidos duros. También fue una de las excusas que usaron Charles Manson y su secta "La Familia" para justificar el asesinato de Sharon Tate, mujer de Roman Polanski, en Los Ángeles (EE.UU.). Cuarenta años después, el diabólico Manson sigue en la cárcel.

Here Comes The Sun (1969). La venganza del silencioso George y aviso de su futuro triunfo en solitario con "My Sweet Lord". Está incluida en el álbum "Abbey Road", el último grabado por la banda, pero publicado antes que Let It Be. Llega el sol pero supone el final de una década prodigiosa. Una lástima.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba