Cultura

Cobeaga y San José, los guionistas de ‘Ocho apellidos vascos’ se atreven con una novela

Para muchos son exponentes de una especie de landismo postmoderno. Borja Cobeaga y Diego San José, los guionistas de Ocho apellidos vascos, vuelven ahora con Venirse arriba (Planeta), su primera novela. Un estudiante en Erasmus, un padre inoportuno y la ciudad de Ámsterdam como telón de fondo; tres ingredientes adobados con una gruesa capa de chascarrillos y peripecias.

Un detalle de la portada del libro.
Un detalle de la portada del libro.

Fue el pelotazo y en su nombre hasta se acuñó un efecto. Sí, sí, sí. El efecto Ocho apellidos vascos, como se denominó al fenómeno de éxito que desencadenó la comedia escrita por Borja Cobeaga y Diego San José. Aprovechando el empujón, ambos guionistas se lanzan al mundo de la novela y lo hacen una historiaque echa mano de la picaresca y lo esperpénticoy que meten las manos en la tradición del humor desde Quevedo, pasando por Berlangahasta el mismísimo Gila.

La historia lleva por títuloVenirse arriba (Planeta) y es, según afirman sus propios autores, una especie de Vente a Alemania, pero en lugar del Angelino y el Pepe que interpretaban Sacristán y Landa, en esta ocasión el lector se encontrará con Miguel y Jesús, su padre, un minero de Mieres que, después de quedarse sin paro, decide buscar a su hijo en Ámsterdam, donde cursa su año de Erasmus. ¿El objetivo? vivir a costa de la "raquítica" beca que le han adjudicado al veinteañero.

Un minero en paro decide buscar a su hijo a Ámsterdam, donde cursa su año de Erasmus, para vivir de la asignación

A partir de ese momento, padre e hijo tendrán que convivir en un piso de estudiantes y sobrevivir como puedan con la asignación mensual. Pero no todo será para mal. En clave comedia romántica, Jesús ayudará a su tímido hijo Miguel a conquistar a Marion, la chica de la que está enamorado, en la gala de Eurovisión celebrada en Bruselas. Según sus propios editores, se trata de una "novela tierna y disparatada, gamberra y romántica, desternillante y entrañable"

Cobeaga y San José lo llevan muy claro: es una historia que pretende darle la vuelta al tema europeo, en clave de humor y picaresca a la española. "Normalmente cuando hacemos humor nos reímos mucho internamente de las comunidades, pero siempre hay un respeto un poco ridículo al europeo", ha asegurado Diego San José, quien considera que esto se debe al complejo que tienen los españoles de ser "los últimos de la clase", tal y como comentó en la presentación del libro este martes en Madrid.

Amsterdam se convierte así en el escenario perfecto para ‘descolocar’ a un hombre capaz de confundir un pastel de marihuana con una tarta de Santiago a la vez que le convierte en la contraparte de un libro que hace las veces de novela de iniciación y comedia. El argumento de Venirse arriba, aseguran San José y Cobeaga, surgió de la idea de un guión cinematográfico que nunca llegó a utilizarse, entre otras cosas, porque viajar a Holanda encarecía la producción.

Se trata de un libro que hace las veces de novela de iniciación y comedia

Durante la presentación del libro, ambos guionistas fueron interrogados por los detalles de la secuela de Ocho apellidos vascos, que se empezará a rodar la próxima primavera y se estrenará durante el último trimestre de 2015. Repetirán el director Emilio Martínez-Lázaro y los cuatro protagonistas de la primera entrega. Ahora le tocará el turno a Cataluña, cuyos tópicos saldrán a relucir.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba