Cultura

Vuelve el tándem Banville/Black con una novela sobre los abusos de la Iglesia

Ambientada en el Dublín de los años 50 –la mayoría de las historias, tanto de Banville como de Black, se sitúan en ese período-, en Órdenes sagradas el irlandés vuelve a echar mano del pasado como un personaje.

El escritor irlandés John Banville ha sido reconocido con el Príncipe de Asturias de las Letras 2014
El escritor irlandés John Banville ha sido reconocido con el Príncipe de Asturias de las Letras 2014 Efe

Ser escritor ya entraña una cierta complejidad pero ser dos a la vez más que un acto creativo, es una epopeya, una épica del estilo y la voluntad. Tampoco es que este hombre haga de esto un drama, al contrario: lo disfruta. Se trata de John Banville, uno de los grandes talentos de la lengua inglesa y Premio Booker 2005, quien comparte su ropero literario con Benjamin Black, pseudónimo que comenzó a utilizar en 2006, cuando apareció El secreto de Christine, la primera de la serie de novela negra dedicada a Quirke, el patólogo forense que muchos consideran un heredero taciturno de la estirpe detectivesca anglosajona y que ahora regresa con la publicación de Órdenes sagradas.

Ambientada en el Dublín de los años 50 –la mayoría de las historias, tanto de Banville como de Black, se sitúan en ese período-, en Órdenes sagradas el irlandés vuelve a echar mano del pasado como un personaje, usándola como una sombra que planea sobre los protagonistas y que tiene un efecto inverso –iluminador- cuando alguien decide usarlo para resolver el presente. Y en esta novela el pasado es especialmente importante. Todo comienza con una muerte: la del reportero Jimmy Minor, que ya aparece en las entregas Muerte en verano (2012) y Venganza (2013). En una Irlanda dominada por el poder de la Iglesia católica, El patólogo tendrá que golpear muchas puertas para descubrir qué se esconde tras el asesinato del reportero. Para ello tendrá que buscar su propio pasado. Especialmente destacado es el pero que cobra Phoebe, la hija de Quirke.

De acuerdo con la crítica anglosajona, Órdenes Sagradas supone un punto de inflexión en la saga: pues, sin perder de vista el asesinato del periodista Jimmy Minor, Black se sumerge en las claves psicológicas de los protagonistas en una historia que hace lo que las verdaderas novelas negras: recrearse en las oscuridades verdaderas, ésas que alimentan al noir como un género anclado en el malestar de las sociedades donde se producen los crímenes. Al comienzo, Banville solía reírse de la convivencia entre sus dos voces de manera… irónica: “Benjamin Black piensa de John Banville es un pretencioso que pasa demasiado tiempo trabajando con las frases pero John Banville piensa que Benjamin Black es muy superficial que escribe demasiado rápido”, dijo en una ocasión el escritor irlandés a este periódico en una entrevista.

Sin embargo, la rapidez con la que ha crecido la saga es manifiesta y, supongamos, lucrativa. El verdadero éxito llegó con El lémur (2009), adaptada por la BBC con Gabriel Byrne en el papel protagonista. Antes de ésta se habían publicado ya El secreto de Christine (2007) y El otro nombre de Laura (2008). SiguieronEn busca de April (2011), Muerte en verano (2012) y Venganza (2013). Entremedias, surgió la esperada novela La rubia de ojos negros, protagonizada por el mítico detective Philip Marlowe y escrita por invitación de los herederos de Raymond Chandler.

Para alguien que reivindica la novela como artefacto estético, la frase como punto de equilibrio de la obra literaria, Benjamin Black puede parecer, cuanto menos, un virus en el ecosistema Banville. Y algo de eso tiene, a juzgar por las palabras del propio escritor: “Benjamin Black es el que se encarga de la trama, los personajes, los diálogos. John Banville se dedica a escribir frases y a hacerlas lo más perfectas posible”. El escritor irlandés, galardonado el año pasado en Oviedo con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2014. También ha sido ganador del Premio Booker por El Mar –aunque ha estado nominado dos veces, algo que sólo han conseguido 7 autores-. En 2011 recibió el prestigioso Premio Franz Kafka.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba