Cultura

Vicente Verdú hace una relectura del Apocalipsis a la luz de la actual crisis

El escritor y periodista recorre el Apocalipsis de San Juan y consigue en sus páginas muchas similitudes y paralelismos del texto clásico con la crisis financiera y las formas de vida contemporánea.

Vicente Verdú hace una relectura del Apocalipsis a la luz de la actual crisis
Vicente Verdú hace una relectura del Apocalipsis a la luz de la actual crisis

La idea del Apocalipsis le estremeció, por eso cuando su editor le propuso el proyecto, quiso llevarlo adelante, así lo explica mientras deja enfriarse un solo doble que humea en una taza blanca. “Pensamos que había una repetición bastante frecuente en los periódicos con la idea de que estamos al borde el abismo, de que no hay explicación posible para lo que ocurre, que nos encontramos ante un fenómeno caído del cielo en el que no es fácil encontrar las causas, aunque siempre decimos que la causa está en los estafadores, los especuladores, la avaricia de los poderosos, que en cierto modo, vendrían a reproducir los pecados capitales por los que la humanidad será castigada en el juicio final”. Da un largo sorbo al café y luego muerde con un vigor un croissant pequeño. Así explica Vicente Verdú los motivos que le llevaron a escribir Apocalipsis Now (Península, 2012), un libro en el que plantea una lectura actual del Apocalipsis de San Juan a la luz de la crisis financiera mundial y las teorías milenaristas que ven en el 2012 el año del fin del mundo. En las tentaciones del fin, Verdú busca las huellas de nuestra experiencia. Así discurre este libro que sigue a El Capitalismo funeral y La hoguera del capital.

Verdú leyó las tres versiones que existen del Apocalipsis de San Juan; se decidió a trabajar la versión canónica de Cantera-Iglesias. En todas encontró rasgos comunes con el presente. “Hay una serie de circunstancias, de paralelismos: esto es el final de una época, el Apocalipsis es el final de un tiempo. El Apocalipsis no dice en todo momento que es un final definitivo, sino que es el final de un tiempo, luego viene la Parusía, que es un período largo, unos dicen que es de paz, otros dicen que es de accidentes y catástrofes, que lleva a otro juicio final. Lo que sí está claro en el Apocalipsis es que, siendo definitivo o no, supone el trastorno profundo de una época para dar origen a otra nueva”. Aquello con lo que Verdú se encontró parecía una metáfora de los tiempos que vivimos, el tapiz de una crisis cava vez más profunda, más larga, más inexplicable, más intratable y parecida a la idea de “la fatalidad y el castigo”, dos imágenes que, juntas, van a dar al pozo del castigo tras el exceso.

Premio Espasa y Anagrama de Ensayo, Vicente Verdú ha publicado cerca de 30 libros entre los que se encuentran Noviazgo y matrimonio en la burguesía española, El fútbol, mitos, ritos y símbolos, El éxito y el fracaso, Nuevos amores, nuevas familias, China superstar, Emociones y Señoras y señores. Doctor en Ciencias Sociales por la Universidad de la Sorbona, durante años jefe de las secciones de Opinión y Cultura del diario El País, Verdú ha dedicado su escritura analizar aquellos aspectos de la vida en sociedad que van desde la familia hasta el fútbol. Sin embargo, en esta oportunidad, Verdú ha construido un relato a partir de una experiencia distinta: “Este libro –explica Verdú como para alejar cualquier malentendido- es un libro poético, así que muchas de las posibles verdades que estén contenidas no son verdades que se puedan racionalizar. Pasa como con el Apocalipsis. El Libro requiere que te entregues, porque hay cosas que están dichas en una semi conciencia. Esto es un texto poético, por tanto, no tiene pareja en un economista, o en un político, no hay esa conversación con ellos sino con un más allá de la inteligencia y de la razón”.

Predomina como eje central la idea del relato, del Apocalipsis como elemento ejemplar. “Un hecho necesita ser acompañado de un relato. El relato da sentido a lo que sucede, muchas veces un relato inventado. El relato que se reproduce más veces es el de que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades, un especie Sodoma y Gomorra -Verdú hace un alto, bebe otro poco de café-. Surge la idea de que las condiciones económicas se exacerbaron: se dieron demasiados créditos; se especuló; la gente pensó que sus casa valían diez veces más; a la vez que había muchas voces hablando de la falta de moralidad por el libre consumismo. Nos hemos excedido y esto tiene que pagarse moralmente y esto hace que este relato sea eficaz porque la sociedad tiene la percepción de que ella misma se ha excedido, sin este relato muy introyectado se habrían producido revueltas mucho más violentas de las que ha habido. Este relato le viene muy bien al poder". 

El dinero como tabú, su "veneno radiante"; la fascinación y la seducción que su valor genera; el tan aguardado Juicio final que no termina de ocurrir; la culpa que genera la Gran Crisis; su peso anónimo sobre la coletividad y la disipada culpabilidad sobre los poderosos; la idea de crisis como presagio de una nueva época. Son éstos algunos de los temas que atraviesan Apocalipsis now un intenso viaje y reflejo de un clásico occidental retratado por Vicente Verdú con la intensidad literaria de quien recupera y dialoga con las preguntas y la angustia de un texto original, que es reproducido además en el libro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba