Cultura

Vargas Llosa, irritado con el nacionalismo, preocupado por Podemos y halagado por Botella

"El espíritu libre que nos hizo salir de las cavernas ha sido atizado, estimulado por la literatura más que por ninguna otra disciplina o quehacer", ha declarado el escritor tras inaugurar, junto a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, la biblioteca que lleva su nombre en el centro de la capital de España.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y el Premio Nobel de Literatura y Príncipe de Asturias de las Letras, Mario Vargas Llosa, durante la inauguración de una biblioteca municipal que lleva su nombre en el entorno de la calle Barceló.
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y el Premio Nobel de Literatura y Príncipe de Asturias de las Letras, Mario Vargas Llosa, durante la inauguración de una biblioteca municipal que lleva su nombre en el entorno de la calle Barceló. EFE.

Madrid fue la ciudad en la que decidió no ser un escritor de domingo, sino uno de verdad. Al menos eso dice él. Por eso, para el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa hablar de la capital española supone, siempre, una toma de posición. Y así lo ha hecho este lunes cuando exaltó el "espíritu madrileño", que "ignora la xenofobia, el chauvinismo y la visión estrecha y prejuiciosa del nacionalismo".

El "espíritu madrileño ignora la xenofobia, el chauvinismo"

Así lo ha afirmado en la inauguración de la biblioteca municipal que lleva su nombre en la manzana de Barceló, donde ha estado acompañado por la alcaldesa de Madrid, Ana Botella. No perdió ocasión el autor de La casa verde y La guerra del fin del mundo, para exaltar la ciudad a la vez que atizó, sin mencionarla, la realidad catalana. Madrid no "es de nadie porque es de todos y donde todo el mundo se siente en su casa desde que llega", aseguró.

No estaba especialmente político este lunes Mario Vargas Llosa. Tras terminar el acto, tuvo que sortear las preguntas de los periodistas, quienes solicitaron una valoración suya sobre la ascensión de Podemos. Lo ve "con preocupación". Dijo, sin entrar en profundidad.

Literatura, bibliotecas y homenaje

La biblioteca que ahora lleva el nombre del Premio Nobel fue construida por el Ayuntamiento de Madrid en el solar que dejó la demolición del antiguo mercado de la plaza de Barceló -ahora también reconstruido al lado-. Posee  24.000 libros y más de 6.500 títulos en formatos multimedia, además de 126 puestos de lectura y 43 de Internet, que ha costado cerca de 6,5 millones de euros.

Halagado por tener una biblioteca con su nombre, Vargas Llosa aseguró que la literatura "hace vivir experiencias que jamás alcanzaría una vida humana" y permite "viajar en el espacio y en el tiempo". Se trata, según él, de una vía que adentra "en las interioridades de la persona" y lo "proyecta hacia los otros".

Vargas Llosa llegó a Madrid en la década de 1950.

"Nada como la lectura nos hace conocer la diversidad de la vida", ha manifestado Vargas Llosa, que además ha recordado las "muchas cosas que le debe a Madrid" desde que llegó a esta ciudad como estudiante en 1958.

Después de asegurar que aprender a leer fue "lo más importante" que le ha ocurrido en la vida, el peruano, nacionalizado español y que llegó por primera vez a Madrid en la década de los 50, ha defendido que la lectura es "fundamental para enriquecer la imaginación y para la formación del ciudadano libre y democrático".

A eso ha sumado que el "espíritu crítico", que fue el artífice de sacar al hombre "de la caverna", "está atizado por la literatura más que por cualquier otra disciplina". "Una sociedad democrática y libre, impregnada de espíritu crítico, debe ser una sociedad lectora", ha apostillado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba