Cultura

San Isidro, un cementerio museo que abre sus puertas a visitas guiadas

En sus terrazas está enterrado lo más selecto de la sociedad española del siglo XIX: el marqués de Salamanca; el constructor Banús, creador del puerto que lleva su nombre y del Valle de los Caídos;  la duquesa de Alba -a quien la historia atribuye el posado de las majas vestida y desnuda-. Hasta el 4 de noviembre se podrán atravesar sus nueve patios en visitas guiadas. 

San Isidro, un cementerio museo que abre sus puertas a visitas guiadas
San Isidro, un cementerio museo que abre sus puertas a visitas guiadas

En sus nueves patios está enterrado lo más selecto de la sociedad española del siglo XIX.  Es uno de los cementerios más antiguos de la ciudad de Madrid. Nació en 1811, como resultado de una cédula emitida por el Rey Carlos III,  que obligaba a sepultar los cadáveres fuera de la ciudad para evitar las epidemias.

Sus primeros habitantes fueron los miembros de la cofradía del Santo, pero sus terrazas fueron abriéndose poco a poco a nombres de la nobleza y la alta burguesía madrileña. En él está enterrado el marqués de Salamanca y el señor Banús, el promotor del puerto con su nombre y del Valle de los Caídos; también la duquesa de Alba, a quien la historia atribuye el posado de las majas vestida y desnuda del pintor Francisco de Goya, quien también encontró sepultura en el cementerio de San Isidro antes de ser trasladado a San Antonio de la Florida. 

 San Isidro es una necrópolis patricia de 49.000 durmientes que hoy abre sus puertas al público a través de visitas guiadas que hasta el 4 de noviembre pretenden mostrar  su esencia romántica y más aristócrata. Aunque acosado hoy por la decadencia,  el de San Isidro no tiene nada que envidiar a sus pares en las listas de turismo funerario, algunos cementerios como el de La Almudena (Madrid), el de Granada, el cementerio inglés de Málaga  o el de Barcelona.

Sus responsables, los que ahora abren las puertas de este camposanto no tienen ningún interés de hacer de esto una travesía de plebeyas historias de espantos y aparecidos. Se trata de dejar al alcance el conjunto de románticos mausoleos  y conjuntos escultóricos como el de Agustín de Querol o trágicas figuras como el Cristo fusilado de Mariano Benlliure, que recibió  tiro en el pecho cuando  el cementerio se convirtió en campo de batalla durante la Guerra Civil.

Las visitas guiadas al cementerio de San Isidro se ofrecen hasta el 4 de noviembre. Éstas comienzan en la puerta principal, en el paseo de la Ermita S/N, a las 11.30 am. Si deseo hacer una reserva, puede escribir al correo electrónico info@cementeriodesanisidro.com. El precio de la entrada es de 6 y 4 euros por persona.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba