Cultura

Ignacio González se inventa su propia movida madrileña y ofrece teatro barato: a 12 euros

Este martes el presidente de la Comunidad presentó Surge Madrid, un festival escénico con 444 funciones en más de 30 salas y espacios alternativos por precios muy accesibles. En la presentación pidió más incentivos fiscales a la cultura. Para algunos se trata de un programa más enfocado a dar ilusión de cultura que a generarla.

Ignacio González en una imagen de archivo hecha en la Noche de los Teatros.
Ignacio González en una imagen de archivo hecha en la Noche de los Teatros. EFE.

Este martes, durante la presentación de Surge Madrid, una muestra de creación escénica madrileña con 444 funciones en más de 30 salas pequeñas y espacios alternativos de la Comunidad de Madrid, el presidente autonómico Ignacio González aprovechó para colocar el mensaje sobre la mesa: hay que bajar la fiscalidad y usar la cultura como lo que es, una oportunidad turística. Así, en dos platos. Parece muy decidido el popular a crear su propia movida madrileña.

Echándole un capote a uno de los sectores más golpeados de las artes –el teatro-, González ha confeccionado un discurso a mitad de camino entre la retórica del emprendimiento y la necesidad de incentivar las artes. Para González la cultura es un “un activo económico” y como tal hay que defenderlo. En ese sentido, parece, Surge Madrid le viene al pelo.

Definida como "la mayor muestra dedicada a la creación escénica en salas alternativas de pequeño formato jamás organizada en Europa", esta actividad ofrece desde mañana y hasta el 31 de mayo estrenos de 93 creadores madrileños -consagrados o noveles-, todos con un precio único de entrada de 12 euros (normalmente una entrada puede oscilar entre los 17 y los 30 euros).

Como parte del festival destaca La Ventana del teatro, proyecto coordinado por el director teatral Darío Facal y que convocará a 20 programadores internacionales para que puedan ver una selección de obras participantes en SURGE y también de fuera del festival con el fin de exportar las creaciones madrileñas a Estados Unidos, Israel, Egipto o Brasil, entre otros países. De ahí que uno de los requisitos para las compañías participantes es que fuesen de Madrid.

La Comunidad de Madrid ha invertido 460.000 euros en el festival SURGE Madrid

Las representaciones contarán con la dirección, entre otros, de Miguel del Arco, Óscar Villegas, Laila Ripoll o Carlos Alandro, y también habrá mesas redondas y encuentros entre creadores y programadores. Entre los 31 espacios que participan en este nuevo proyecto, cuyos comisarios son Alberto García y Natalia Ortega, se pueden encontrar las salas alternativas más veteranas, como Cuarta Pared (de 1985), y otras incorporaciones más jóvenes, como Nave 73 o Espacio Labruc (2012).

Algunas de las compañías y creadores participantes son: Alfpache Teatro, Atardece Producciones, Barco Pirata, Dante Teatro, División Multimedia Ate-Factor, El Canto de la Cabra, la Madeja de Ulises, la Mordaza Teatro, Producciones Cristina Rota, Taller las Manos, Tarambana Espectáculos o la Pajarita de Papel Taller de Teatro. En cuanto a la programación, disponible en la web de la Comunidad, habrá 71 espectáculos de teatro textual, doce catalogados como creación contemporánea, cinco de danza, dos de magia, uno de títeres para adultos, uno de circo y una representación teatral.

"Prima lo cuantitativo sobre lo cualitativo, no hay discriminación. Prima el efecto sobre el contenido y me parece un error"

¿Movida madrileña o teatro precario?

Algunos miembros del sector ven el proyecto con recelo. Para la organización de esta actividad, la comunidad de Madrid ha destinado 460.000 euros, una cantidad significativa si se toma en cuenta que las ayudas a las salas independientes de teatro suben este año de 200.000 a 215.000; la partida general de ayudas al sector en cambio sí ha subido –después de años de recortes- un 30%, de 1,25 millones a 1,5 millones.

Sin embargo, para algunos representantes esta se trata de una iniciativa más vistosa que estratégica. “Prima lo cuantitativo sobre lo cualitativo, no hay discriminación. Prima el efecto sobre el contenido y me parece un error. Alguien tiene que ejercer el liderazgo cultural”, explicó el director de la sala independiente Cuarta Pared, Javier Yagüeal periodista Pablo Caruana. Al preguntarle por qué participan si no están de acuerdo, Yagüe ha sido práctico, contesta: “Uno no puede hacerse el harakiri e ir por libre, para eso están las asociaciones que deben establecer diálogos con las instituciones”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba