Cultura

La SGAE convoca elecciones anticipadas para febrero de 2015

La entidad de gestión de derechos de autor no pasa un verano tranquilo: el año pasada fue la salida de Antón Reixa, quien dirigía la SGAE desde el 8 de mayo de 2012 y fue apartado luego por la junta directiva. En esta ocasión, se trata de la convocatoria a elecciones anticipadas, las segundas desde la salida de Teddy Bautista.

Una imagen de la sede madrileña de la SGAE.
Una imagen de la sede madrileña de la SGAE.

La Junta directiva de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) ha decidido  convocar elecciones anticipadas en la entidad para febrero de 2015, después de que los socios rechazaran el pasado junio las cuentas y el informe de gestión del pasado año. La directiva de la SGAE ha convocado además una nueva asamblea general de socios para un mes antes de las elecciones, en enero del próximo año, que deberán votar de nuevo las cuentas de 2013 que fueron rechazadas, según han informado fuentes de la entidad.

La asamblea general de socios celebrada el pasado 26 de junio votó en contra de las cuentas y el informe de gestión de la entidad presidida por José Luis Acosta, que atribuyó el resultado de la votación a los "muchos problemas que se arrastran del pasado". El rechazo tuvo lugar en la primera asamblea general de socios presidida por Acosta, que todavía no ha cumplido un año al frente de la SGAE, cargo en el que sustituyó a Antón Reixa, destituido en julio de 2013.

Las elecciones de febrero serán las segundas que vivirá la entidad tras el proceso de renovación iniciado a raíz de la detención de su expresidente Eduardo Bautista y otros cargos de la SGAE en julio de 2011, acusados de apropiación de fondos.

Verano fatal...

Todos los veranos ocurre algo en la SGAE. Desde hace tres años, cuando se destapó en julio de 2011 una supuesta trama de corrupción liderada por Eduardo bautista pasando por las apretadas elecciones de una entidad que en 2012 intentaba lavar su imagen, hasta la expulsión de Antón Reixa el pasado verano. Es subir la temperatura y con ella los tropiezos.

Las reuniones de la  Junta Directiva de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) es el lugar donde se cuecen las bombas que más adelante habrán de estallar. Así ocurrió cuando se decidió   la salida de Antón Reixa como presidente de la entidad, después de que "una mayoría holgada" de sus 39 miembros hubiesen votado en contra de su continuidad.  No estaba la SGAE para meneos, algo que muchos miembros intentaron expresar a través de una carta pública que pasó desapercibida.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba