Cultura

El récord de Wert: dos creadores rechazan en tres años el premio que concede su ministerio

Este jueves, Jordi Savall, Premio Nacional de la Música, rechazó el reconocimiento como una forma de reprochar el "desinterés" que siente el ministro José Ignacio Wert por la cultura. No es el primero, en los tres años de su gestión lo han hecho -por las mismas razones- varios creadores: Javier Marías y Santiago Serra.

Una imagen de archivo de José Ignacio Wert, ministro de Educación, Cultura y Deporte.
Una imagen de archivo de José Ignacio Wert, ministro de Educación, Cultura y Deporte.

No hay ministro que haya recibido más desplantes del sector del que se ocupa que José Ignacio Wert. También, todo sea dicho: el responsable de la cartera de Educación, Cultura y Deportes ha hecho méritos para que así sea: desde dar plantón en cuanto evento más o menos relevante se convoque hasta la defensa que ha hecho del aumento de trece puntos en el IVA grava la cultura. Sin embargo, en los Premios Nacionales se luce, bate su propio récord.

Desde que comenzó la gestión de José Ignacio Wert a finales de 2011, dos creadores reconocidos con los Premios Nacionales los han rechazado: en 2012 fue Javier Marías y más recientemente Jordi Savall, que este jueves ha renunciado al Premio Nacional de Música 2014, en la modalidad de Composición. Y lo ha hecho como protesta por lo que considera el total desinterés del Gobierno por la cultura.

Pero no sólo ellos cuentan en el rosario de reproches políticos que han recibido los populares de quienes pretenden halagar o reconocer. La compositora María de Alvear, galardonada  junto a Jordi Savall con el Premio Nacional de Música, ha dicho entender "perfectamente", aunque no la imite, la decisión de su compañero de renunciar al galardón, "porque el 21% de IVA para el arte es una auténtica catástrofe".

Rafael Chirbes, que ha sido reconocido con el Premio Nacional de Narrativa por En la orilla, aseguró, en tono irónico, no entender cómo podía ser premiado por el Gobierno al que tan duramente ha criticado, justamente, en el espíritu de ese libro. Antes de la gestión de los populares hubo sin embargo otras declinaciones.

En noviembre de 2010 fue el escultor Santiago Sierra el que dijo no al Premio Nacional de Artes Plásticas. En 2001 el diseñador gráfico Daniel Gil rechazó la distinción, y en 1994 la compañía teatral Els Joglars, dirigida por Albert Boadella, también hizo lo propio con el Premio Nacional de Teatro.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba