Cultura

El ladrón del Códice Calixtino, condenado a diez años de prisión; la Fiscalía pedía 15

El exelectricista de la Catedral de Santiago José Manuel Fernández Castiñeiras ha sido condenado a diez años de prisión por hurto, robo continuado y blanqueo de capitales. En 2011, sustrajo del templo el manuscrito. Su mujer también debe cumplir condena.

Una imagen del Códice Calixtino.
Una imagen del Códice Calixtino.

La Audiencia Provincial de A Coruña ha condenado al exelectricista de la Catedral de Santiago José Manuel Fernández Castiñeiras a diez años de prisión por hurto, robo continuado y blanqueo de capitales. Así lo ha informado el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). Su mujer, la costurera Remedios Nieto, ha sido condenada a seis meses de cárcel y el hijo, Jesús Fernández Nieto, ha sido absuelto. La Fiscalía pedía para el principal acusado por la sustracción del Códice Calixtino 15 años de prisión, mientras que la acusación particular ejercida por la Catedral solicitaba 31.

El documento, del siglo XII, el ejemplar más antiguo y completo de esa obra denominadaLiber Sancti Iacobi, desapareció misteriosamente del archivo de la catedral compostelana en julio de 2011. Un año tardó la policía en en dar con el documento que permanecía custodiado en el archivo de la Catedral de Santiago de Compostela. El ejemplar fue hallado en la casa de fernández Castiñeiras en  Milladoiro (La Coruña).

El libro estaba escondido en el interior de varias bolsas de plástico, empaquetado con papel de periódico a unos metros de la vivienda habitual de la familia. En el mismo garaje se encontraron otros dos facsímiles del Códice y también dos libros que podrían proceder de la catedral de Santiago. El hallazgo se produjo tras el registro efectuado en un garaje del número 23 de la calle Rosalía de Castro de Milladoiro ( La Coruña), donde el detenido residía con su familia.

Además del manuscrito, la Policía incautó un millón doscientos mil euros, un valioso Libro de Horas medieval, correspondencia de los canónigos y llaves de acceso a diferentes lugares de la Catedral en la que Castiñeiras había trabajado durante más de 25 años como electricista  autónomo y a la que continuaba teniendo acceso  a pesar de haber sido despedido.

Castiñeiras, electricista de profesión, prestó sus servicios como autónomo durante 25 años en la Catedral y en julio de 2011 sustrajo del templo el manuscrito, confesó haber sido él el culpable del robo incluyó en la instrucción de su causa un manuscrito de 15 folios en el que acusaba a los responsables de la Catedral de Santiago de robo y de prácticas sexuales dentro del templo.

En el texto, que  fue presentado ante el juzgado número 2 de Santiago, Castiñeiras denunciaba  el “aprovechamiento de las ofrendas religiosas y robo de dinero”. El deán Segundo Pérez –sustituto de José María García, quien dimitió en diciembre de 2012- evitó entonces hacer comentarios al respecto, no así el Cabildo de la Catedral,  amenazó a Fernández Castiñeiras con demandarlo por "vulneración del derecho al honor, dignidad y fama".  “Es totalmente falso”, dijo entonces el abogado de la Catedral, José Antonio Montero.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba