Cultura

Polémica en Granada por la boda del hijo de Audrey Hepburn en La Alhambra

La ceremenia de boda del hijo de Audrey Hepburn, celebrada en agosto en el Palacio de Carlos V de la Alhambra de Granada con la asistencia del alcalde, enciende el debate acerca de los bienes de patrimonio histórico. Las normas prohíben el uso del monumento para celebraciones de este tipo. El patronato aclara: no fue una boda, sino un concierto.

La Alhambra de Granada.
La Alhambra de Granada. EFE.

Hace unas semanas, surgió la propuesta -ocurriencia, mejor dicho- de utilizar el teatro romano de Mérida como pista de pádel. Ahora al debate sobre el uso de los bienes de patrimonio se suma una cosa más: la supuesta boda de Sean Hepburn Ferrer, hijo de Audrey Hepburn y Mel Ferrer, celebrada en agosto en el Palacio de Carlos V de la Alhambra de Granada con la asistencia del alcalde, José Torres Hurtado, y que enfrenta a los representantes del PP y al PSOE, que ha pedido explicaciones.

No fue una boda, dijo el patronato: la pareja ya se había casado en Gibraltar.

El Patronato de la Alhambra y Generalife mantiene que la petición de uso del Palacio de Carlos V fue para un concierto, y en un informe interno elaborado a raíz de la celebración de aquel día, se hace constar que la celebración de bodas no está autorizada en la normativa de visitas y otros usos públicos del monumento. El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), ya se pronunció este viernes para asegurar que asistió al acto como "un amigo más" de Sean Hepburn, que es presidente de honor del Festival de Cine Clásico de Granada Retroback y premio al prestigio turístico del Ayuntamiento.

Dijo que no se trató de una boda porque la pareja ya se había casado previamente en Gibraltar, sino de un concierto con el que Hepburn quiso obsequiar a sus amigos, lo que este viernes ha ratificado el concejal de Cultura, Juan García Montero, también asistente al acto. García Montero ha restado importancia a su presencia y a la del alcalde en el "concierto en homenaje a la boda" del hijo de la actriz, ha recalcado que no fue una boda porque los contrayentes se casaron en Gibraltar y ha detallado que el alquiler del Carlos V lo "negoció" Hepburn directamente con la directora del Patronato de la Alhambra, María del Mar Villafranca, por lo que "si hay un responsable es en cualquier caso ella".

La celebración de bodas no está autorizada en la normativa de visitas

Pero el PSOE ha exigido una "explicación inmediata" por lo que considera una "utilización absolutamente espúrea e interesada de un patrimonio que es de todo el mundo", ha dicho a los periodistas el portavoz parlamentario del PSOE-A, Mario Jiménez Jiménez se ha referido a unas fotos del acto en el que aparece la esposa vestida de novia y el alcalde con los distintivos de primera autoridad para preguntarse si Torres Hurtado está pidiendo la gestión de la Alhambra "para que se garantice el disfrute de toda la humanidad o de sus colegas y amigos en fiestas privadas".

"Queremos explicaciones inmediatas y asunción de responsabilidades por quienes han querido utilizar el patrimonio de la humanidad para celebrar un fiestón", ha dicho Jiménez, para quien el uso del Carlos V para "bodas, bautizos y comuniones por parte del alcalde da idea de su talla política, ética y personal".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba