Cultura

Celia Mayer sustituye a Guillermo Zapata como concejala de Cultura de Madrid

Celia Mayer Duque, de 33 años, es licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad Complutense de Madrid y experta en políticas de igualdad de género. Activista en diferentes iniciativas sociales, como la plataforma de movilización ciudadana Oiga.me o el Patio Maravillas.

A la izquierda, Celia Mayer junto a Jesús Montero.
A la izquierda, Celia Mayer junto a Jesús Montero. EFE.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha nombrado a Celia Mayer como concejala de Cultura y Deportes en sustitución de Guillermo Zapata, que renunció el lunes tras pedir perdón por sus tuits con chistes de humor negro sobre los judíos y víctimas del terrorismo.

La decisión se ha adoptado en la Junta de Gobierno de este jueves, según ha informado tras la reunión la portavoz del Ejecutivo municipal, Rita Maestre, que ha precisado que la nueva concejala tendrá dos semanas de plazo para presentar su proyecto y elegir a su equipo.

Carmena afrontó la primera dimisión apenas 48 horas después de ser elegida alcaldesa y a raíz de una polémica que, en realidad, comenzó pocas horas después de haber sido proclamada, cuando se tuvo conocimiento de los mensajes que Zapata publicó en Twitter en 2011.

Celia Mayer Duque, de 33 años, es licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad Complutense de Madrid y experta en políticas de igualdad de género. Activista en diferentes iniciativas sociales, como la plataforma de movilización ciudadana Oiga.me o el recién desalojado Patio Maravillas, lugar en el cual Manuela Carmena celebró distintos actos y reuniones durante la campaña y a las que ella también asistió.

Antes de entrar en el Ayuntamiento de Madrid ejerció el trabajo de investigadora social en una cooperativa. En su etapa investigadora, Mayer fue titular de una beca predoctoral en el CSIC y en 2010 ganó el premio a la investigación para la explotación de bases de datos del CIS.

Preguntada en la rueda de prensa sobre la dimisión de Guillermo Zapata, Maestre ha insistido en que se produjo porque la expresión de sus posiciones en "el contexto concreto de los límites del humor" podían afectar a su trabajo y a su proyecto en el área de Cultura.

Esto no sucede en el caso de las expresiones a través de redes sociales de los también concejales Pablo Soto (Participación Ciudadana y Transparencia) y Jorge García Castaño (concejal de distrito Centro y Chamberí), quienes han hecho un "pésimo uso de las redes sociales" que, en cambio, no afecta a sus responsabilidades.

"No hay razón para que tengan que dimitir", ha zanjado. Sobre la denuncia de Manos Limpias contra Pablo Soto por sus mensajes en redes sociales -"Yo no puedo aseguraros que por torturar y matar a Gallardón se vaya a cambiar toda la historia, pero por probar no perdemos nada", entre otros-, ha comentado que si "eso tiene o no consecuencias penales tendrá que ser un juez quien lo determine".

Y antes, cuando los periodistas le han preguntado una valoración sobre esa denuncia, ha pedido tiempo para poder leerla "más allá de la prensa" y evaluarla, pero ha ironizado: "Manos Limpias tiene una gran trayectoria en querellas y denuncias, que van desde los Lunis a Pablo Soto".

"Que la justicia haga lo que tenga que hacer", ha comentado. Rita Maestre se ha referido así a la denuncia presentada por el sindicato en 2005 ante la Fiscalía de Menores por la emisión de un capítulo de los Lunis en que se mostraba el enlace entre dos hombres.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba