Cultura

Eva Serrano: "La mejor literatura del siglo XX en España se hizo con autores que entraban y salían del periodismo a la novela"

Si hay algo que distingue a este sello de otros puede que sea justamente eso: la redondez del criterio. Libros bien pensados. Se trata de Círculo de Tiza, y sobre esta joven editorial habla su fundadora, Eva Serrano, en esta entrevista.

Fotograma capoturado de la entrevista que hizo el periodista Gustavo Mota a Eva Serrano para NCI Noticias.
Fotograma capoturado de la entrevista que hizo el periodista Gustavo Mota a Eva Serrano para NCI Noticias.

La no ficción está obligada a no faltar a la verdad ni al lenguaje. Y aunque sobre el tema todo catecismo es odioso y necio, hace falta quien asuma los riesgos: quien escribe y, todavía más, quien publica. Ése es el caso de Círculo de Tiza, un nuevo sello fundado por Eva Serrano y cuyo nombre se levanta en la borrosa línea en la que habrán de coincidir lo real y lo literario. Ésa, justo esa frontera; no otra.

Con la intención de recuperar lo mejor del periodismo narrativo, Eva Serrano –que viene de sellos como Alfaguara o Tusquets- tiene los atributos de quien sabe elegir-ojo y gusto; también oído y olfato- en ese terreno difícil en el que ocurre un Josep Pla que viaja en autobús pero también los que intentan hacer pasar por crónica la prosa al peso o, lo que es peor, el mal periodismo cortado con pésima literatura. En Círculo de Tiza la única geometría posible es la literaria.

"Si hay algo que distingue a este sello de otros puede que sea justamente eso: la redondez del criterio"

Si hay algo que distingue a este sello de otros puede que sea justamente eso: la redondez del criterio. Libros bien pensados. Todavía son pocos y sin embargo, en conjunto, hablan de algo que busca ser coherente. De momento, el catálogo tiene tres colecciones: La escritura y la vida, con libros de autores que mezclan su vida con su obraRadicales, aquellos volúmenes que surgen entre literatura y periodismo, el ensayo y el análisis social, y Viaje a la Ficción, en el que se reúnen aquellas páginas "que se anticipan a su tiempo o aspiran a retratar lo que está a punto de perderse". En otras palabras, literatura de frontera.Ésa de la que habla Eva Serrano en esta entrevista.

-Una línea trazada con tiza da una idea de frontera que se borra.¿Como en literatura y periodismo; o acaso como en la escritura y la vida?

-Vivimos secuestrados por fronteras invisibles, encerrados en círculos de tiza que no son sino convenciones.Los límites entre literatura y periodismo carecen de sentido. Si no fuera porque es políticamente incorrecto y todo se malinterpreta –de nuevo un círculo de tiza- diría que estoy en contra de la violencia DEL género. Los mundos transfronterizos son posiblemente los únicos interesantes en este siglo mestizo y heterodoxo. Por otra parte, ese nombre también implica un juego en el que caben muchos o pocos, depende sólo de un gesto de la mano para que entren o salgan los que quieran.

-¿Por qué elegir justamente el periodismo narrativo como campo para una editorial nueva?En tiempos duros, lo lógico sería ir sobre seguro.

-En tiempos duros tal vez lo único lógico es apostar al todo o nada, o simplemente dejarse guiar por el instinto. La crónica literaria es la realidad vista con la mirada de un artista.Me parece un género con poca visibilidad al menos en Europa, pero por otra parte, despierta muchísimo interés. Creo que los que aún perseveran en la compra del periódico de papel lo hacen por las firmas que les explican lo que pasa desde un punto de vista diferente. La noticia es plana, la crónica es el otro lado del espejo. Tiene mucho de magia, pero lo curioso es que no tiene truco, porque no miente.

"La noticia es plana, la crónica es el otro lado del espejo", asegura Eva Serrano

-Círculo de Tiza publica periodismo narrativo… ¿o acaso literatura con vocación de intervenir?

-Los editores somos sólo unos tipos raros con algo de olfato.Hay una marea en la calle, un cambio generacional que es incuestionable.Pero el editor, al menos yo, no tiene ninguna vocación de intervenir.El lector es quien elige un libro, lo lee y lo procesa o lo olvida.Ni en la literatura ni en la vida existen los finales cerrados y predecibles.Y si se dan es que ambas son muy aburridas.

-Juan Villoro habla de la crónica como género ornitorrinco (porque asimila del ensayo, el cuento, la novela, el reportaje...).¿Se comporta así el periodismo de no ficción que se hace actualmente en España?

-Tal vez en España se da más la infiltración de la poesía que la del ensayo en los buenos cronistas.Y en Latinoamérica la crónica está trufada de la técnica del relato más que aquí. Nosotros tenemos una mirada más melancólica.Pero sí, lo bueno de los autores que escriben crónicas atractivas es que son capaces de tocar todos los palos, son escritores, son creadores, son periodistas, tienen algo de filósofos.Yo diría que es gente muy talentosa con mucha curiosidad, capaces de construir un mundo completo a través de una anécdota que para el común de los mortales habría pasado desapercibida.

-¿Existe -a su juicio- en el mundo editorial, una dictadura de la novela; mejor dicho, de la novela como supuesto género de ficción aunque ya nadie la ponga en práctica? ¿Se está creando a un lector mal alimentado?

-La novela es un género de ficción.Incluso la llamada novela histórica es ficción.Es su ADN y lo que la define.A mí me gustan mucho las novelas, pero tengo que decir que es difícil que encuentre algo atractivo entre las novedades, salvo raras excepciones y siempre de autores que ya conocía previamente.Aunque siempre hay lugar para la sorpresa, claro.He visto algunos talentos jóvenes asombrosos, pero lo cierto es que los nuevos ya no se quedan en la novela pura, mezclan, intervienen, cortan y pegan.Meten otros géneros, cine, poesía, ciencia.Por lo demás, me parece muy honesto el género puro que ofrece lo que da, entretenimiento en algunos casos, mundos complejos en otros.Lo intolerable es mentirle al lector y venderle un ensayo disfrazado de novela, o una trivialidad con ínfulas de intelectualidad.

"Ni en la literatura ni en la vida existen los finales cerrados y predecibles"

-Hay una tendencia según la cual la no ficción y la crónica norte y latinoamericana se lo llevan todo.España ha tenido magníficos cronistas: Pla, Umbral, Nogales. ¿Es excesiva tanta reivindicación de aquel lado del mar?

-La mejor literatura del siglo XX en España se hizo en los periódicos con autores que entraban y salían del periodismo a la novela, la poesía o el ensayo.Es cierto que hoy América se lleva casi todo el protagonismo.Supongo que es porque nosotros somos un país de viejos que producimos personajes como el Pequeño Nicolás, asuntos sin épica, pícaros de manual, y allí sales a la calle y ocurren cosas asombrosas en cada esquina.Terribles muchas veces, pero vivas y la crónica se nutre de la vida misma.Europa está algo más que mortecina. Aquí vivimos la paz de los sepulcros blanqueados, huimos de la confusión visible.Allí viven sumergidos en ella y de ese magma se nutre la creatividad.

-¿Cuáles serían los representantes españoles de un periodismo narrativo contemporáneo?

-Tenemos magníficos cronistas, Manuel Jabois, Antonio Lucas, Elvira Lindo, Rubén Amón, Gabriela Wiener, Alfonso Armada, Juan Soto Ivars, Plàcid García Planas, Jordi Soler, Javier Pérez Andújar, Juan Cruz, Raúl del Pozo que es el guía espiritual de todos ellos tras la desaparición de Umbral.Todos ellos hacen incursiones también en otros géneros, pero yo creo que, por encima de todo, son periodistas.

"Nos apoyamos en nombres muy prestigiosos como Caballero Bonald, Leila Guerriero y Manuel Vicent"

-Círculo de Tiza comenzó con nombres de mucho peso tanto en la literatura como en el periodismo.¿Hacia dónde apuntarán los siguientes títulos?

-Es cierto que nos apoyamos en nombres muy prestigiosos como Caballero Bonald, Leila Guerriero y Manuel Vicent.En este sentido, no somos muy arriesgados. Los próximos títulos son Suspense, de Patricia Highsmith, una guía imprescindiblepara futuros escritores, El Tiempo reversible (Crónica de la Transición), en el que rescatamos las mejores columnas del maestro Umbral sobre la Transición española. Ahora que dicen que está muerta, igual nos llevamos alguna sorpresa sobre lo poco que hemos cambiado.Tendremos también a Martín Caparrós, a Jordi Soler, a Flannery O’Connor, Ibsen Martínez, David Shields, y otros.Una selección muy cuidada con libros muy bien editados, hermosos y sensoriales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba