Cultura

Rodríguez-Ponga, secretario general del Cervantes: hay lugares más interesantes para estar que Gibraltar

El secretario general del Instituto Cervantes, Rafael Rodríguez-Ponga, ha justificado el cierre de la sede del organismo en Gibraltar y ha asegurado que existen otras ciudades en el mundo con mayor interés para la institución.

Una imagen de la fachada de la sede central de Instituto Cervantes, en Madrid.
Una imagen de la fachada de la sede central de Instituto Cervantes, en Madrid. IC

Si hace unas semanas, el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, aseguró que la sede del Instituto Cervantes era poco rentable, esta vez el secretario general de la institución, Rafael Rodríguez-Ponga, aporta un argumento mucho menos diplomático. El funcionario ha jusificado el cierre de la sede del organismo en Gibraltar con el argumento de que existen otras ciudades en el mundo con mayor interés para la institución.

"Se nos ocurren un montón de ciudades en el mundo mucho más grandes y más importantes donde estar"

Estas declaraciones fueron hechas por Ponga en una entrevista concedida a RNE. Sobre la suerte de la sede, Ponga fue directo: "Se va a hacer lo evidente, se abrió por una decisión de política exterior y el cierre o supresión será una decisión de política exterior", aseguró el portavoz al aclarar que será una decisión del Consejo de Ministros.

"Se nos ocurren un montón de ciudades en el mundo mucho más grandes y más importantes donde estar", ha indicado Rodríguez Ponga, quien ha mencionado entre ellas a Seúl o Singapur, además del interés del Cervantes por tener mayor presencia en toda Asia y el África subsahariana. Ha asegurado, además, que la de Gibraltar no será la primera sede que cierra y ha recordado que recientemente se ha abierto una nueva extensión del Cervantes en San Antonio (Texas) que "es mucho más importante por su proyección a largo plazo".

El secretario general ha incidido en la importancia para la difusión del español de países como Estados Unidos y se ha mostrado convencido de que al Cervantes "le va mejor en los grandes países del mundo con Brasil o Rusia", además de mencionar a otros como China o la India.

"Se va a hacer lo evidente, se abrió por una decisión de política exterior y el cierre será una decisión de política exterior"

En cuanto al valor del español, Rodríguez-Ponga ha mencionado estudios según los cuales un 10 por ciento del PIB está vinculado a la lengua y ha recordado que en el mes de abril se celebrará en Madrid un Foro Internacional del Español que analizará los recursos que se consiguen a través de la lengua.

Por otra parte, Rodríguez-Ponga ha aludido al uso del español en Cataluña y ha negado que la lengua esté en riesgo. "Está en peligro en Filipinas o en otros sitios donde ha tenido un retroceso histórico, pero los datos de Cataluña dicen que el número de hablantes no ha disminuido". En su opinión, "lo importante es que el español es la lengua común de cientos de millones de personas y existe un patrimonio cultural común de todos los españoles dentro de la diversidad".

Los bandazos de la intitución

A pesar de ser el mascarón de proa del Ministerio de Asuntos Exteriores, el Instituto Cervantes no remonta financieramente. Sus cifras más recientes mostraron unas pérdidas de 19,1 millones de euros en el ejercicio 2013 frente a los 4,5 millones de pérdidas del año anterior, según la cuenta de resultados del centro publicadas el año pasado.

Las pérdidas del Instituto Cervantes pasaron de 4,5 millones de pérdidas de 2012 a 19,1 millones de 2013

En dichas cuentas, el instituto alcanza unos ingresos por subvenciones y transferencias de 51,4 millones, resaltando que su principal fuente de financiación son las transferencias que recibe de la Administración General del Estado. En el ejercicio 2013, estos ingresos representaron un 58% del presupuesto total.

Entre las transferencias privadas, el centro destaca algunas recibidas, como por ejemplo por parte de Telefónica (300.000 euros), Fundación Repsol (15.000 euros), Fundación Iberdrola (70.000 euros) o Grupo Mahou (12.500 euros). Además, en este año la entidad ha alcanzado por las actividades que realiza un resultado de operaciones comerciales de, aproximadamente, 18 millones de euros (en torno al 21% del presupuesto de los ingresos).

Sin embargo, las cuentas del año anterior no fueron mucho mejores. Tal y como se publicó este periódico, el Tribunal de Cuentas detectó numerosas irregularidades en la gestión del organismo cultural, entre ellas hasta 22 contrataciones a dedo en la institución dirigida por Víctor García de la Concha. Aunque hay mucho más: las dietas asignadas, la tesorería en algunos centros del Cervantes, la justificación de algunos gastos. Por ejemplo, en algunos centros se pagó por objetivos sin comprobar que estos se hubieran cumplido.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba