Cultura

A vueltas con el IVA de los libros electrónicos: España tiene el más alto de Europa

Mientras el Tribunal Europeo ratifica que los tipos reducidos del IVA únicamente se aplicarán a los libros, en cualquier medio de soporte físico, Francia pide un tipo más bajo que incentive el consumo. España tiene el gravamen más alto: 21%, después de Suecia y Dinamarca.

España tiene el IVA mas alto para el libro electrónico en Europa.
España tiene el IVA mas alto para el libro electrónico en Europa. Gtres

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE) ha hablado claro este jueves. Ni Francia y Luxemburgo pueden aplicar un tipo reducido del IVA a la distribución de libros electrónicos, a diferencia de lo que ocurre con los libros en papel. Entretanto, Francia presiona para conseguir un tipo más bajo que incentive el consumo de libros en formato digital, a la vez que España se mantiene como el país de la Unión Europea con el tipo más alto para este producto cultural: el 21%. Le superan sólo Suecia y Dinamarca, con un 25%.

La corte comunitaria, con sede en Luxemburgo, apoya con esta decisión a la Comisión Europea (CE), que le había solicitado aclarar si esos dos países vulneraban la directiva sobre IVA de 2006 al aplicar desde 2012, respectivamente, un tipo reducido del 5,5 % y el 3 % a los libros electrónicos. El Tribunal señaló que los tipos reducidos del IVA únicamente se aplicarán a las entregas de bienes y a las prestaciones de servicios de las categorías que figuran en el anexo III de la directiva IVA, que menciona el "suministro de libros, en cualquier medio de soporte físico".

Sólo los libros en soporte físico podrían ser objeto de un IVA reducido, asegura el Tribunal de Justicia de la UE.

La corte también consideró que la directiva europea excluye cualquier posibilidad de aplicar un tipo reducido del IVA a los "servicios suministrados por vía electrónica", y en su opinión la distribución de libros electrónicos es un servicio de esta clase. Señaló que únicamente puede calificarse de "bien corporal" el soporte físico que permite la lectura de esta clase de libros, el cual no obstante no se incluye en el suministro.

La Federación Europea de Editores, por su parte, ha enviado una carta abierta a los presidentes de la CE, Jean-Claude Juncker, del Consejo Europeo, Donald Tusk, y del Parlamento Europeo, Martin Schulz, para pedir que actúen para cambiar la legislación. "Urgimos a la Comisión a que a que actúe rápidamente para enmendar la legislación pertinente para asegurar que refleja el progreso tecnológico y elimina un obstáculo serio al desarrollo del mercado del libro electrónico", señala la misiva, que también firma el presidente de la Federación de Gremios de Editores de España, Daniel Fernández.

España, el mercado más lento y con IVA más alto

Hay datos contradictorios en el mercado del eBook en España. Mientras el libro en papel vive uno de sus peores momentos en más de diez años al caer un un 2,4% en todos los renglones, el libro digital goza de un crecimiento levísimo. A pesar de ello, después de Suecia y Dinamarca (25%), España es uno de los países de la Unión Europea que mayor tipo impositivo se asigna a este bien en toda la Unión Europea. Le siguen en gravamen España, Irlanda (también con 21%), Italia (20%), Alemania (19%) y Reino Unido (19%).

Mientras el libro en papel vive uno de sus peores momentos en todos los renglones, el libro digital goza de un crecimiento levísimo.

En España, el eBook no supone todavía un indicador: es un mercado pequeño, amenazado por la piratería. El 91,3% de la facturación obtenida en 2012 proviene de libros en papel. El 8,7% restante la producen el resto de soportes, de los cuales el formato digital supone apenas un 3,6% del total facturado. Entran en esa discusión tres aspectos: el IVA –distinto al del libro en físico, que goza del 4%-; la falta de una correcta regulación en temas de propiedad intelectual y la piratería y, finalmente, un tema de mercado, demasiado pequeño todavía como para abrir camino.

Según la Federación de Gremios de Editores de España, el mercado del eBook representó en 2011 el 3% del total de la facturación, con unas ventas de 72,60 millones de euros. Las cifras publicadas por ISBN situaron en el 17% la producción digital para 2012. El año pasado siete de cada 100 lectores lo hacía en este formato. Sin embargo, los editores insisten en que se trata de un mercado hasta cierto punto marginal.

El 23 por ciento de los libros que se publican en España ya son eBooks y la facturación del libro digital sube un 8 por ciento, alcanzando 80,26 millones de euros, frente la facturación de venta de libros en papel que descendió un 9,7 por ciento en España, según la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE). Según el último informe Análisis del Comercio del Libro, la venta de libros acumula una caída del 19 por ciento en los últimos diez años, un hecho que se relaciona con la proliferación de tablets, smartphones y apps.

Uno de cada tres lectores opta por leer libros digitales, según recogía el Informe de la Sociedad de la Información en España 2014.

Uno de cada tres lectores opta, actualmente, por leer libros digitales, según recogía el Informe de la Sociedad de la Información en España 2014 editado por la Fundación Telefónica. En concreto, los dos primeros cuatrimestres de 2014, se facturaron 398,6 millones de euros en ventas de libros, un 6,6 por ciento menos con respecto al 2013 cuando se facturaron hasta 427 millones, datos del Barómetro de ventas de las librerías independientes de España, realizado por la Confederación Española de Gremios y Asociaciones de Libretos (CEGAL) con la colaboración del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba