Cultura

¿Serán los huesos de Miguel de Cervantes una especie de Madrid 2020?

Mientras algunos dan por hecho un hallazgo sobre el que abundan las imprecisiones técnicas y  científicas, hay quienes, como el académico Francisco Rico o José Caballero Bonald, ven en todo esto un absurdo y un despropósito.

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, junto a Francisco Etxebarria, el forense y director del Proyecto de Investigación sobre el lugar de enterramiento de Miguel de Cervantes.
La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, junto a Francisco Etxebarria, el forense y director del Proyecto de Investigación sobre el lugar de enterramiento de Miguel de Cervantes. EFE.

En una comparecencia un tanto cantinflesca, los miembros del equipo que trabaja en la identificación y búsqueda de los restos de Miguel de Cervantes manifestaron estar seguros de que los huesos hallados el 25 de enero pertenecen al escritor, aunque no puedan comprobarlo. El asunto, entre incomprensible y rocambolesco, generó reacciones de las más diversas: desde quienes intentan amortizar políticamente el hallazgo que no ha sido tal, hasta los que, como el académico de la Lengua, Francisco Rico, califican todo el proceso como una “gran tontería”.

Acaso porque la alcaldesa de Madrid confía en el poder de los huesos como amuleto para aumentar el turismo en la ciudad, Ana Botella respaldó la rueda de este martes asegurando que este grupo de técnicos, forenses y antropólogos habían hecho historia. Y en efecto puede que así sea: serán los primeros en resolver un enigma de este tipo sin prueba de ADN. Sin embargo, si algo destaca en todo este asunto es el equipo técnico.

El forense y director de la búsqueda de Cervantes, Francisco Etxebarria, cuenta con una larga experiencia en este tipo de temas. Participó, en 2009, en la exhumación y autopsia de los restos del cantautor chileno Víctor Jara, que fue asesinado durante el golpe de estado de Augusto Pinochet en 1973, así como en análisis realizado en 2011 sobre los restos del expresidente chileno Salvador Allende. A petición de Ruth Ortiz, la madre de los niños desaparecidos en 2011, Etxeberria fue decisivo al momento de identificar los restos de los niños una hoguera encontrada en la finca familiar de José Bretón. También participó, en 1995, en la identificación de los restos de Lasa y Zabala, que fueron secuestrados, torturados y asesinados en 1983.

¿Serán los huesos de cervantes una especie de Madrid 2020?

El supuesto hallazgo de cervantes ha desatado un cierto pescueceo: los que quieren apuntarse un pelotazo en condiciones para una gestión que sólo acumula fracasos -¿será cervantes un Madrid 2020?- y también los de aquellos que halan la sardina para su brasa. No hay que olvidar que este año se celebra el cuarto centenario de la publicación de la segunda parte de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha y el año que viene se conmemorarán los 400 años del fallecimiento del escritor. La real Academia de la Lengua no puede dejar pasar una oportunidad como ésta.

De ahí que Darío Villanueva, el actual director de la academia, se haya mostrado "muy feliz" por la supuesta confirmación de que los huesos encontrados en el convento de la Trinitarias corresponden a Miguel de Cervantes. "Por fin la casa está ordenada", dijo. Sin embargo, y según ha expresado en la rueda de prensa la antropóloga Almudena García Cid, tras diez meses de trabajo, han aparecido restos muy descompuestos asociados al escritor, a su esposa, Catalina de Salazar, y a las primeras personas enterradas en la iglesia primitiva.

Se trata de los restos de 17 cuerpos, que fueron inhumados entre 1612 y 1630 de la iglesia primitiva de las Trinitarias, ubicada al contrario de lo que se pensaba hasta ahora en un lugar distinto al actual, y que fueron trasladados a la cripta entre 1698 y 1730, en el momento en que estaban terminando la construcción del convento.

"Todo esto me parece una tontería, no soy forense ni antropólogo pero lo dudo mucho"

Pero hay quienes no son tan optimistas ni generosos con el hallazgo. "Todo esto me parece una tontería, no soy forense ni antropólogo pero dudo mucho que puedan identificarse los huesos de Cervantes, que tenía seis dientes antes de morir, y vete a saber cuántos le quedaban en el último momento", ha dicho el filólogo y miembro de la Real Academia Española (RAE), Francisco Rico Manrique para cuestionar la atribución de los restos al autor El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha

"Si los madrileños y alcalaínos se satisfacen con decir, mira aquí está mi paisano y os enseño los huesos del español que más ha hecho reír al mundo entero durante 400 años, eso va a ser poca cosa", ha indicado el académico quien ha puesto en duda también la aportación que el hallazgo pueda suponer para Madrid desde un punto de vista de atracción turística. Es muy fácil entusiasmar al director general de una autonomía ofreciéndole resultados visibles que puedan exhibirse en televisión y existe un entusiasmo de unos estudiosos, pero todo (la búsqueda de los restos) está apoyado por la cultura de la chequera", ha indicado.

Muy distinto piensa el ministro español de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, quien celebró que se hayan identificado los restos mortales del escritor, que sin duda convertirán el convento en un lugar de peregrinaje cultural. "De la misma forma que en Inglaterra la tumba de (William) Shakespeare es un lugar de peregrinaje cultural para los ingleses y un hito, el saber que los restos de Cervantes estaban en el convento de las Trinitarias y tenerlos identificados va a dar nueva vida al Barrio de las Letras", declaró Wert.

Wert celebró que se hayan identificado los restos mortales del escritor, que convertirán el convento en un lugar de peregrinaje cultural

Los hay como José Caballero Bonald, quien no duda un minuto en poner en duda el asunto. Según el escritor no es "necesario ni recomendable" la localización y cambio de sitio de los restos, que "deberían seguir reposando donde estaban, como sucede también con los de Lorca". "Hay que hacerle justicia a la persona, no a sus restos", dijo durante la presentación de su nuevo poemario Desaprendizajes (Seix Barral)

Caballero Bonald dijo importarle "bastante poco" dicho hallazgo porque cree que los restos de "los muertos ilustres" deben permanecer donde los depositaran inicialmente, "a no ser que se trate de una superstición religiosa". En el caso de Cervantes, ese interés por localizarlos tiene aún menos sentido porque el autor del "Quijote" fue "toda su vida un perdedor, una persona que sufrió cautiverio, cárceles, destierros y amores difíciles. Era el antitriunfador, todo lo contrario de Lope de Vega".

"No me importa que se hayan encontrado esos restos. Lo que me importa es que se le haga justicia a Cervantes", dijo Caballero Bonald, quien espera que a las autoridades madrileñas no les dé por construir un mausoleo en la iglesia de las Trinitarias, del tipo del que se hizo en Segovia, en el convento de los Carmelitas Descalzos, para albergar los restos de San Juan de la Cruz.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba