Cultura

España es como el Monopoly: se puede ganar dinero, saltar casillas y salir de la cárcel con una tarjetita

Un país que concede un indulto al día; un mismo patio de colegio por el que han pasado desde Villar-Mir hasta Luis María Anson... España es un inmenso tablero de juego en el que siempre mueven ficha los mismos. Así lo explica la periodista Eva Belmonte en el libro 'Españopoly. Cómo hacerse con el poder en España (o, al menos, entenderlo)'.

Un detalle de la portada del libro de Eva Belmonte.
Un detalle de la portada del libro de Eva Belmonte.

Es un juego atemporal, prácticamente un clásico. A la partida sólo asisten unos pocos –casi siempre los mismos-. Las reglas no pueden ser más claras: es posible saltarse algunas casillas y si te dan una tarjetita es posible salir de la cárcel o librarse de ella. La verdad, según algunos, es que España funciona como un gran Monopoly, al menos esa es la conclusión a la que ha llegado la periodista Eva Belmonte, quien decide dar cuenta de ello en Españopoly. Cómo hacerse con el poder en España (o, al menos, entenderlo).

Es posible saltarse algunas casillas y si te dan una tarjetita es posible salir de la cárcel o librarse de ella...

Publicado por la editorial Ariel, el libro sale a la luz el 24 de marzo. En sus páginas, Eva Belmonte echa mano de los que conoce y sabe hacer: analizar datos. "La única gran fuente de información pública por mandato legal en España es el Boletín Oficial del Estado". Es ahí donde Belmonte ha acudido a buscar pistas sobre "cómo nos gobiernan, cómo se reparte la tarta o qué decisiones que se han tomado bajo la mesa de juego afectan a los ciudadanos".

Buscar el tamaño y la urdimbre de los entresijos del poder, explicar cómo se cocinan las leyes y a qué intereses responden, quiénes son aquellos que toman las decisiones más importantes y de qué forma se lucran con ello. "Quiénes hacen las reglas y, lo más importante, con qué intención".

Belmonte es conocida por su blog 'El BOE nuestro de cada día', donde intenta traducir y contextualizar las decisiones más relevantes que se publican en el boletín. Españopoly. Cómo hacerse con el poder en España (o, al menos, entenderlo) recoge el espíritu de su trabajo. Buena parte de su contenido surge de las investigaciones de la Fundación Ciudadana Civio, una organización sin ánimo de lucro que desde diciembre de 2011 utiliza las nuevas tecnologías como “una herramienta para la transparencia, el acceso a la información y la concienciación e información necesaria para el ejercicio de una ciudadanía activa”. 

Se trata de un vértice en el que coinciden Internet, redes sociales y periodismo de datos. El BOE nuestro de cada día –es una de las tantas iniciativas junto a otras como Tuderechoasaber.es, ¿Dónde van mis impuestos?, El Indultómetro o Quién Manda.

Todo comienza en el pequeño Harvard español…

Ciertos apellidos se repiten, década tras década, en los consejos de administración de las compañías más importantes y los organismos públicos con más poder de decisión. Tienden a relacionarse entre ellos, ya sea en cacerías o en organizaciones en las que conjugan intereses y juegan con un dado extra.

En España se han concedido más de 10.000 indultos. Uno y medio al día

"Los jugadores que no parten con esa ventaja de cuna también pueden hacerse con la victoria. Subvenciones, contratos, leyes a medida o pesca de cargos en la pecera de fieles de los partidos políticos son algunas vías para el éxito. La clave está en seguir el ejemplo de los mejores jugadores del país, los más poderosos y, si es posible, arrimarse a ellos", describe con ironía el Españopoly.

En el tablero de juego hay asombrosas coincidencias que Eva Belmonte resalta. Por ejemplo, eso que ella llama el Harvard español… una institución educativa por la que han pasado muchos presidentes, ya sean los de IBEX o los del Gobierno de España. Se trata al colegio Santa María del Pilar, una escuela religiosa —ahora concertada— por el que han pasado desde el exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez (el MAFO de la crisis, dice el libro); el constructor y marqués Juan Miguel Villar-Mir; el columnista y académico Luis María Ansón; el líder socialista Alfredo Pérez Rubalcaba; el expresidente de Gobierno y ahora máxima autoridad de FAES José María Aznar, pero también los hermanos Solana o el académico y empresario mediático Juan Luis Cebrián.

Un indulto y medio al día

Buena parte del tablero de juego está oculto a los ciudadanos. "Si un contrato público se amplía o se modifica, el Tribunal de Cuentas debe ser informado, pero esta información no tiene por qué hacerse pública", escribe Eva Belmonte. "Pero a veces suena la flauta y un informe crítico del Tribunal de Cuentas ayuda a poner los datos sobre la mesa. Así pasó con la fiscalización de la construcción del AVE Madrid-Barcelona", un documento que no sólo criticó una “deficiente” planificación y ejecución de las obras", sino un manejo económico que adolece de transparencia y orden. "En total, se adjudicaron contratos por orden de  6.823 millones de euros. Sin embargo, las empresas acabaron cobrando 8.967 millones, un 31,4% más".

Y como ésas hay prácticas mucho menos rigurosas, mejor dicho: opacas y turbias en lo que a la aplicación de las leyes respecta. Buena parte de ellas quedan recogidas en ese ensayo. Por ejemplo, lo que Eva Belmonte denomina el cotidiano –casi doméstico- del poder. Desde 1996 a 2014, ya fuese en gobiernos socialistas o populares, en España se han concedido más de 10.000 indultos, a razón de uno y medio al día. “Y eso que se trata de una medida excepcional, avalada por una ley firmada en 1870 que en su título se autodenominaba provisional”, explica la periodista.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba