Cultura

IVA cultural sí; IVA cultural no: el impuesto zombie vuelve a resucitar en campaña electoral

Desde hace ya unos días se publican filtraciones sobre la posibilidad de que Mariano Rajoy rebaje el IVA cultural del 21% al 10%. Sin embargo, el anuncio ni cuaja ni se concreta. Incluso el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, ha indicado que "no hay nada que anunciar" respecto al gravamen. Y el propio Rajoy asegura que podría estar previsto, pero no ahora.

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, con el titular de Hacienda Cristóbal Montoro.
El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, con el titular de Hacienda Cristóbal Montoro. EFE.

No hay encuentro cultural celebrado en los últimos días en el que no se mencione: desde la edición de 2015 de los Premios Goya hasta laFeria de Arte Contemporáneo ARCO; también en los sucedáneos de propuestas electorales de algunos partidos y organizaciones –las que se acuerdan de que existe algo llamado cultura- o en la boca de los candidatos que nada tienen que decir… ¡Hasta en los titulares de algunos periódicos han anunciado hace apenas unos días su posible desaparición!

Se trata del IVAque grava el consumo de bienes culturales y que ha desatado una verdadera guerra entre el Gobierno de Rajoy y el sector desde que en 2012 este pasara del 8% al 21%. Esa modificación lo convirtió en el más alto de toda Europa, por delante de Alemania (7%)Francia (5,5%),Finlandia (10%)Italia (10%) y Portugal (13%). Hay quienes se indignan porque creadores y empresarios culturales ejercen presión para que este IVA bajase hasta 10%; otros se indignan, también, porque les parece absurdo que la actividad creadora –cine, teatro, música en vivo- sea objeto de cualquier consideración fiscal. Primero que rebajen el IVA de las peluquerías, los yogures y el pan, y luego ese tipo de extravagantesmercancías.

Hasta el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, salió al paso para aclarar que "no hay nada que anunciar" respecto al IVA cultural

La verdad es que hasta el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, salió al paso para aclarar que "no hay nada que anunciar" respecto al IVA cultural. Aunque no directamente de esa forma, Ferre aseguró que el tratamiento fiscal de la cultura en España era “especialmente beneficioso”, por lo que el sector debía apreciar sus bondades en una "perspectiva global". Así lo aseguró en un desayuno organizado para explicar la reforma fiscal y que salía al paso al periódico ABC, que este lunes publicó en su portada que el Gobierno tenía previsto rebajar este impuesto del 21 al 10%.

Sin embargo, hace ya unas semanas, en el debate sobre el estado de la nación, Mariano Rajoy explicó que en la reforma del IRPF que entró en vigor en enero se ha hecho un esfuerzo para favorecer al sector de la cultura porque se han mejorado las deducciones a las producciones cinematográficas y se han adoptado medidas que favorecen a los libros electrónicos al eliminar la competencia fiscal que existe en la actualidad con otros países. Sin embargo, en ese momento, el presidente del Gobierno no cerró la puerta a rebajar en el futuro elIVA cultural. Incluso, este lunes -y contradiciendo a Ferre-, el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, aseguró que el Gobierno estudia y tiene la voluntad de rebajar la fiscalidad de la cultura, pero "no hay una decisión inminente" tomada al respecto.

Las pocas zanahorias y los muchos palos…

A unos pocos días de la primera cita electoral de 2015 -las regionales en Andalucía-, los populares buscan oxígeno en casi todos los sectores, incluyendo –claro- el de la cultura; aunque al Gobierno le quedan pocas zanahorias para ofrecer. Y aunque creadores y empresarios culturales ya no temen al palo –suficiente con los que ha recibido-, hay una corriente favorable y entusiasta entre quienes opinan que el Gobierno podría aflojar y bajar el tipo de gravamen.

Lo mismo ocurrió hace exactamente un año. Mientras unos insistían –bajará, bajará-, los portavoces oficiales dieron por descartada la disminución del IVA Cultural al 10%. La verdadera oferta del Ministro de Hacienda Cristóbal Montoro –se decía entonces- consistía en la puesta en marcha de incentivos y deducciones fiscales a la producción y el mecenazgo. Y así fue: la ley de Mecenazgo desapareció de un plumazo y quedó incluida en una reforma fiscal que dejó de piedra a productores y directores de cine.

Tras meses de negociaciones, se daba por sentado que las exenciones al cine en la reforma fiscal llegarían al 30%, tal y como se había manifestado en repetidas ocasiones. Pero estas quedaron en el 20% para el primer millón de euros y se mantuvo en el 18% actual para el resto. Ya se sabe que el ministro Montoro no es un especial amante del cine español. En diversas ocasiones ha dicho que es malo, que no es competitivo. Pero esta vez, y sin decir una palabra, le ha dado una buena paliza. La reforma fue un jarro de agua fría especialmente para los productores audiovisuales (FAPAE), quienes no escondieron entonces su desconcierto. Incluso, según informaron, se daba por descontada la no rebaja del IVA, a cambio del aumento de las exenciones.

Montoro no es un especial amante del cine español. En diversas ocasiones ha dicho que es malo, pero esta vez, y sin decir una palabra, le ha dado una buena paliza

Los otros grandes apaleados

Distribuidores, exhibidores, galeristas, productores teatrales, músicos… no quedó títere con cabeza en aquella subida que afectó a distintos sectores –menos a museos y sector editorial-. La realidad es una, y muy clara: los empresarios del sector cultura exigen un IVA del 10% prácticamente desde que se decretó su aumento. Según los datos aportados por Unión de Asociaciones Empresariales de la Industria Cultural Española, en 2013, el primer año completo de aplicación de la subida del IVA, el sector cultural español sufrió la mayor caída de los últimos años, con un descenso que les dejó tiritando: tan sólo en los teatros, se registró un 30% menos de público; un 16,33% de recaudación bruta y un 22% de recaudación neta.

El teatro fue justamente el sector más perjudicado. Aunque el gobierno de los populares sacó pecho en los Presupuestos Generales del Estado para 2014 con mayor dotación -la subida fue del 53% (de 37,76 millones a 58,01)-, también cierto que tan sólo en 2013, éste se contrajo un 15%, además de la caída acumulada del 40% en los últimos cuatro años.

Los galeristas también vieron aparecen una pálida zanahoria que les dejó, sin embargo, frustrados y sin ventas. De ahí que miren el asunto con más escepticismo que otra cosa. Después del anuncio de aplicar el tipo reducido de IVA (10%) a la venta de obras de artistas, tanto si lo hacen directamente con el cliente como si la compraventa se desarrolla con la intermediación de una galería. Pero en el caso de que la venta sea de una obra de arte propiedad de una galería, el IVA que se aplicará a la transacción será el general, situado en el 21%. Es decir: con respecto al tipo original con el que tributaban los galeristas no sufren ninguna rebaja.

La realidad es una, y muy clara: los empresarios del sector de la cultura exigen un IVA del 10%

En la lista hay más dolientes... Tan sólo en 2013, más de 150 salas de cine cerraron. Afectados también por el aumento de 13 puntos. Primero fue la productora Alta Films, que anunció su cierre inminente. En junio, Pontevedra clausuró las ocho salas de Cinebox Vialia. El cine barcelonés Lauren Gràcia anunció su cierre repentino tras 17 años de actividad. Aunque el cine viva ahora su mejor año en taquilla, sufrió en los primeros dos años el IVA un fuerte golpe en la recaudación. De hecho, durante los primeros meses del aumento, en la Península y Baleares la taquilla bajó un 8,92%, mientras que en Canarias, que soporta una imposición del 7%, se incrementó en un 5,13%, y hubo un 10,3% más de espectadores.

El IVA cultural más alto de toda la eurozona

España es el país europeo con el IVA cultural más alto, de hecho, es el único país de la región que equipara en un mismo renglón los productos culturales con los de lujo. A diferencia de Noruega (0%), Suiza (2,5%), Bélgica (6%), Holanda (6%), Grecia (6,5%), Alemania (7%), Francia (5,5% y un supe reducido de un 2,1% para las 140 primeras representaciones), Finlandia (10%), Irlanda (9%), Italia (10%) y Portugal (13%), España tiene el 21%.

La principal reivindicación de muchos integrantes del sector es, por qué si Francia, Holanda y Portugaltomaron la decisión de rebajar el IVA cuando vieron las consecuencias negativas, España no pone sobre la mesa esta opción, al menos del 21% al 10%, que ya es alto si se considera que el Gobierno de Fraçois Hollande lo bajó del 7% al 5,5%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba