Cultura

El mercado de libro en España: si se leyera todo lo que se edita, ¿otro gallo cantaría?

Más de seiscientas personas, todas ellas enfocadas en una sola tarea, la más importante de todas: leer. En un mercado como el de la edición de libros, sobredimensionado y que acumula ya una caída del 30%, ¿necesitan los editores una visión más profunda de aquello que van a publicar?  Sobre ése y otros temas habla Pepe Verdes, fundador y director de Manuscritics.

Manuscritics salió al mercado en primavera de 2014.
Manuscritics salió al mercado en primavera de 2014.

En las páginas de El oficio de editor, el volumen que reúne las conversaciones entre el ya entonces retirado Jaime Salinas y el periodista Juan Cruz –a la sazón, director de Alfaguara-, el propio Salinas, quien fuera uno de los nombresangulares del sello impulsado por Huarte junto alos Cela, se muestra exhausto,agrio e inmisericorde. Los editores ya no leen, tampoco sienten interés verdadero por los lectores. Sólo les importa el negocio, asegura. Ésa es la misma sensación que transmite Mario Muchnick en sus memorias. E incluso existen quienes, como Jorge Herralde, resoplan, acaso cansados, de un negocio que ven desmoronarse.

Manuscritics es una plataforma Web que pretende convertirse en el “recomendador de libros para editores”

No es para menos. En los últimos cinco años, el mercado editorial en España ha caído cerca de un 30%, aunque cifras más catastrofistas hablan de un 40%. A pesar de ese diagnóstico hostil, están aquellos que, formados en esa tradición catedralicia de la edición, se permiten disentir. Uno de ellos es José Verdes, que no duda ni un minuto en llevar la contraria a los que cantan el fin del oficio. A juicio de Verdes, todavía se lee, y mucho: tanto quienes editan los libros, como aquellos que acuden a buscarlos en las estanterías de las librerías y las bibliotecas.

Una prueba de esa idea está representada en el proyecto Manuscritics, una plataforma Web nacida hace ya casi un año que pretende convertirse en el “recomendador de libros para editores”. Sí: para editores, no para lectores. Porque, al menos en este caso, les une un vínculo fuerte y esencial. Manuscritics cuenta, a día de hoy, con más de 500 lectores especializados que consumen y juzgan manuscritos -aportados por escritores profesionales, dedicados exclusivamente a ello-. Su evaluación servirá de criterio de referencia para que un autor desconocido llegue a buen puerto, es decir, a las manos de un editor. Esa es la base que sostiene la herramienta creada por José Verdes, un hombre estrechamente ligado al sector: estuvo vinculado durante veinte años al sello Santillana y las iniciativas editoriales del Grupo Prisa, entre ellas, la Oficina del Autor.

La plataforma cuenta, a día de hoy, con más de 500 lectores especializados que consumen y juzgan manuscritos

“No estoy de acuerdo con esa idea de Salinas o de Muchnick, al asegurar que lo editores no leen. Al contrario, estoy convencido de que lo hacen… y mucho. El editor es quien decide, claro, pero al que debemos escuchar es al lector”. ¿A qué se refiere Pepe Verdes con esa afirmación…? Pues básicamente al espíritu del proyecto que hoy capitanea.

Las redes sociales han permitido que blogueros, bibliotecarios, profesores y libreros hayan cobrado una mayor visibilidad como prescriptores. Invitados por Manuscritics, estos lectores especializados pueden ofrecer sus opiniones y su talento crítico para contribuir a decidir qué manuscrito debería –o no- llegar a las manos de un editor para su publicación.

“Conseguir buenos lectores nos ha hecho avanzar más lentamente”, asegura Verdes a las nueve de una mañana que ha comenzado hace ya rato.Ser emprendedor tiene, claro, sus madrugones, trasnochos e incertidumbres, pero también sus certezas. "Los editores ya disponen de herramientas como Nielsen, los lectores profesionales o los informes de lectura. ¿Acaso lo que más importa no es la opinión del lector? Es justamente eso con lo que trabajamos. El contenido más importante del que disponemos es justamente la visión de los lectores", asegura Verdes.

"Conseguir buenos lectores nos ha hecho avanzar más lentamente", asegura Verdes

Según apunta Ricardo Piglia, la lectura es un acto de escala, de distancia; también de soledad. A través de ella se confecciona una réplica, la versión de mundos creado por otros. Si la literatura crea lugares, es el lector quien los descifra. Es el último habitante de esa encrucijada entre la realidad y la ilusión. Es aquel que sujeta. Sin lector no hay historia. Y es allí donde Manuscritics cobra sentido y se acentúa como parte de una criba tan necesaria con indispensable. Replantearse al lector, escucharlo. De eso trata este asunto.

"Las grandes editoriales concentran el 80% de su catálogo en autores prestigiosos, que venden mucho, pero que a la vez necesitan una inversión alta para mantener y conservar ese catálogo. El 20% que queda a los grandes sellos, deben invertirlo en autores nuevos, más asequibles", asegura José Verdes, eso sí: sin romanticismo. “Buscando llenar ese 20%, las editoriales comienzan a tocar todos los palos”.

Y para eso está Manuscritics, para ‘evitar’ los estropicios. Dar con aquellos autores buenos, con una voz propia, que cumplan el perfil necesario para que un sello los fiche.Para conseguirlo hace falta recurrir al lector, a aquel que entiende la literatura como un alimento. “Proyectos como Manuscritics ya existen en la industria cultural. Las maquetas de losdiscos se presentan poco antes de salir a un grupo de personas, para que las escuchen; hay funciones reducidas para los filmes poco antes de su estreno… ¿Por qué no se puede hacer lo mismo en el mundo del libro?”, se pregunta Verdes con la vehemencia de quien afirma.

"Proyectos como Manuscritics ya existen en la industria cultural: la música, el cine... ¿por qué no en el mundo del libro?"

Sin embargo, queda una pregunta de fondo, insistente y complicada. ¿Puede existir tal cosa en un mercado que parece vivir una burbuja? España es, después del Reino Unido, el país que más edita, pero no el que más factura. Según la Asociación Internacional de Editores (IPA), para el año 2013 España producía 1.692 títulos nuevos por millón de habitantes. Pero apenas facturaba 1.820 millones de euros frente a los 3.736 millones del Reino Unido.

No se vende todo lo que se publica, ni mucho menos. Según el Informe de Comercio Interior del Libro, en 1999 la devolución fue del 20%, apenas tres años más tarde, en 2002, alcanzó casi el 28%. Sin embargo, si se examinan las cifras de 2012 esta llega al 33%. Es decir, de los 3,95 millones de euros totales, 1,33 millones se fue en devoluciones.

¿Tiene sentido seguir adelante ante este panorama…? Es una pregunta que José Verdes ataja en el aire. "Es cierto que existe una sobre dimensión de la oferta editorial, de la misma forma en que existe una sobre dimensión de las expectativas de venta". En esa cadena, afirma, aquello que aporta Manuscritics es el lector. “Es como ese amigo muy cercano que recomienda libros y nunca se equivoca. Nuestro proyecto es construir una base de datos de lectores. Estamos en busca del lector-prescriptor”.

¿Existe algo así como una edición intuitiva versus otra... analítica?

¿Era la anterior, la que se hacía hace 30 o 40 años, una edición intuitiva? La respuesta, obvia si piensa uno en personajes como Carlos Barral, se destiñe con el tiempo. En la actualidad… ¿es suficiente el olfato para atravesar la poblada jungla de un mundo en el que parecen existir muchos más autores que lectores? Esa es una de las preguntas que deberá responder Manuscritics y sus responsables en Kosmópolis, la sexta edición de un encuentro bienal literario que se celebra en Barcelona desde 2002 y que este año repite del 18 al 22 de marzo.Será justo ahí, en ese estrecho pasillo, donde Manuscritics intentará tender el puente que sostiene la frase: de la edición intuitiva a la edición analítica. Los datos, en ese caso, provienen de una cantera de lectores cuyo dato más potente es aquel que diferencia el buen manuscrito de la masa para croquetas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba