Cultura

¡Esto es la guerra!: Amazon azuza a Hachette y difunde el correo de sus ejecutivos

Después de las protestas de autores como Donna Tartt, Stephen King, Philip Pullman y Malcolm Gladwell, Amazon da un golpe bajo: hace pública la dirección de correo electrónico del primer ejecutivo de Hachette, para que los lectores le pidan que baje los precios del ebook.

Jeff Bezos, dueño de Amazon.
Jeff Bezos, dueño de Amazon.

Esto ya no es una batalla comercial. Es una guerra a muerte en la que cada cual se alinea en un bando. Desde mayo, la compañía de Jeff Bezos sostiene una lucha de precios con la filial estadounidense de Hachette —cuarta empresa del sector en EEUU—; también en Alemania con Bonnier Media Group. A medida que la pelea aumenta de dimensiones, más complicada y farragosa se vuelve y cae incluso en la guerra sucia. Desde entonces, autores, lectores, empresarios y editores se alinean en una disputa que cada día va a más.

El diario británico The Guardian, que ha hecho seguimiento al tema, ha informado esta semana cómo Amazon ha respondido a la carta abierta (la segunda ya) firmada por de más de 900 autoresDonna Tartt, Stephen King, Philip Pullman y Malcolm Gladwell- en la que criticaban la disputa por las licencias entre Amazon y Hachette. Esta fue publicada el 8 de agosto como un anuncio en el New York Times. En esta carta pedían a Amazon que dejara de bloquear o retrasar la venta de libros de Hachette, distribuidor de la obra de muchos de ellos. “Ningún librero", aseguraban, "debe bloquear la venta de libros con la intención de desalentar a los clientes. No es adecuado para Amazon singularizar un grupo de autores que no están involucrados en la disputa, por represalia selectiva".

La respuesta de Amazon fue publicada en línea en el sitio web readersunited.com. Al igual que la carta de los autores, estaba dirigida a los lectores. En ella, Amazon reiteró las que ya han sido sus explicaciones: que la disputa con Hachette obedece solo al deseo de Amazon para reducir el precio de los libros electrónicos, y comparó la resistencia generada en el sector con la oposición que encontró el formato del libro de bolsillo en la década de 1930. Amazon asegura que los ebooks no son diferentes en 2014 e incluso ha criticado la participación de Hachette en las recientes controversias de fijación de precios como prueba.

Amazon además acusó a Hachette de mantener precios demasiado altos que no benefician ni autores ni a lectores, mientras aseguran que su compañía promueve –a través de la autoedición y sus porcentajes- un mercado propicio que favorece a todos por igual. Como puñalada final, o golpe de efecto algo barriobajero, el blog de Amazon publicó la dirección de correo electrónico del primer ejecutivo de Hachette Michael Pietsch.

Con la publicación de la dirección de Pietsch, animaban a los lectores a escribir a Hachette para que bajara los precios de los libros en lugar “de usar a su autores como parte en la disputa”. Desde Hachette ha respondido mediante la publicación del texto que Pietsch está enviando a los lectores y en el cual asegura que el precio máximo de un ebook en Hachette es de $ 9.99 o menos, y en ella agrega que los libros electrónicos de mayor precio son "menos de la mitad del precio de sus versiones impresas". La polémica, sin duda, pica y se extiende.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba