Cultura

Gladiadores, Molière en bicicleta y un español en Nueva York llegan a los cines

Después de Noé, toca de nuevo película histórica. Se trata de Pompeya. Llegan también la francesa Molière en bicileta y La vida inesperada, que narra las venturas y desventuras de un actor español en Nueva York. El plato fuerte: la que puede que sea la última película de Hayao Miyazaki, El viento se levanta.

Un fotograma de 'Moliére en bicileta'.
Un fotograma de 'Moliére en bicileta'.

Con o sin fiesta de cine, las salas siguen trajinando. Esta semana, se estrenan en España películas que van de la Antigua Roma a la España más contemporánea. El director de tres entregas de la saga Resident Evil, Paul W. S. Anderson, desembarca con Pompeya, una película protagonizada por Kit Harington, conocido por su papel de Jon Nieve en la serie de televisión Juego de Tronos.

La historia, épica a más no poder, se recrea en la erupción del Vesubio en el año 79 d.C, cuando ríos de lava ardiente sepultaron por completo Pompeya, ciudad de la Antigua Roma de la región de Campania, hoy Nápoles. Un joven gladiador, Milo, interpretado por Harington, lucha por salvar de la catástrofe a su amada Cassia, prometida con un senador romano.

En otro registro más contemporáneo está La vida inesperada, el segundo largometraje de Jorge Torregrossa, quien cuenta cómo la promesa del sueño americano parece desvanecerse para Juanito (Javier Cámara) un actor español que sobrevive en Nueva York gracias a varios trabajos, lo opuesto a su primo (Raúl Arévalo), un exitoso trabajador de banca que viaja a la gran ciudad para visitarlo.

La vida inesperada, con guión de Elvira Lindo, mezcla comedia y melancolía y en ella Torregrossa vuelca algo de su propia vida. Nueva York es una ciudad que conoce muy bien, ya que vivió en ella durante diez años. También protagonizada por un actor, Moliére en bicicleta, de Philippe Le Guay, cuanta la historia de un famoso actor de televisión Gauthier Valence, quien quiere representarEl misántropo, de Molière, y para ello trata de convencer a Serge Tanneur, un actor que se ha convertido en ermitaño. A mitad de camino entre el drama y la comedia, la película escarba a la vez que rasca con ironía la capa más dura del oficio y, claro está, en la amistad.

También basada en la incomprensión, pero sin parodias y con mucho drama llega Azul y no tan rosa. Después de erigirse como la primera película venezolana en ganar un Goya, el largometraje de Miguel Ferrari –es el primero que dirige-, cuenta la vida de Diego, un joven normal:trabaja como fotógrafo, sale con sus amigos, come con su familia. Pero una parte de su vida,la relación formal con su novio Fabrizio, le hará blanco de críticas, rechazo y discriminación. Con la intención de estereotipos y prejuicios contra los homosexuales, Ferrari hace también un retrato de la sociedad venezolana.

Uno de los platos fuertes para este fin de semana es el regreso del japonés Hayao Miyazaki con El viento se levanta, la que podría ser su última película antes de retirarse definitivamente y que le ha valido los galardones de Mejor Película de Animación del National Board Review y del Círculo de Críticos de Nueva York. En ella, Jiro Horikoshi un joven inspirado por el diseñador aeronáutico Caproni, pasa de soñar con volar a diseñar algunos de los cazas que los japoneses utilizaron durante la II Guerra Mundial.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba