Cultura

A falta de Juegos Olímpicos, Botella inaugura al fin algo: el monumento para los huesos de Cervantes

Los huesos del autor del Quijote descansan ya en su nuevo monumento, aunque en el mismo lugar: el convento de las Trinitarias. Así se ha dado por terminada la rocambolesca operación, a la que Ana Botella ha puesto punto y final este jueves.

La alcaldesa en funciones de Madrid, Ana Botella (2d), junto al director de la RAE, Darío Villanueva (d), durante la inauguración hoy del nuevo monumento funerario erigido en honor de Miguel de Cervantes, en el convento de Las Trinitarias.
La alcaldesa en funciones de Madrid, Ana Botella (2d), junto al director de la RAE, Darío Villanueva (d), durante la inauguración hoy del nuevo monumento funerario erigido en honor de Miguel de Cervantes, en el convento de Las Trinitarias. EFE.

Hay quienes piensan, como Andrés Trapiello, que el hallazgo de los huesos de Cervantes evidencian una sola cosa: el desinterés y la desidia con la que España ha tratado a sus mayores genios. Después de siglos extraviados, comenzaron a importar de pronto. Acaso como atracción turística. Otros autores han sido más directos, pero no menos ácidos, como Arturo Pérez- Reverte, para quien esto ha sido una farsa vergozonsa, o el mismísimo Goytisolo, quien en su discurso al recibir el Premio Cervantes atizó a unos y otros. Criticó el "empecinamiento" de las autoridades en desenterrar "los pobres huesos" del escritor y "comercializarlos tal vez de cara al turismo como santas reliquias fabricadas probablemente en China".

Ana Botella finalmente ha pido retratarse con su proyecto de reubicar los restos del escritor

Sea como sea, Ana Botella finalmente ha pido retratarse con su proyecto de reubicar los restos del escritor. Así lo ha hecho este jueves. Casi tres meses después del hallazgo de los (supuestos retos) de los cuerpos de Cervantes, su esposa y otras personas enterradas en la iglesia primitiva del convento -ubicada en un punto distinto al actual-,la alcaldesa en funciones de Madri y el director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva han hecho los honores al nuevo monumento.

"Yace aquí Miguel de Cervantes Saavedra 1547-1616", reza el encabezado de la placa conmemorativa del monumento inaugurado, que incluye unos versos de "Los trabajos de Persiles y Sigismunda" de Cervantes: "El tiempo es breve, las ansias crecen, las esperanzas menguan y, con todos esto, llevo la vida sobre el deseo que tengo de vivir". Al acto, en el que se le han rendido honores militares al escritor por su trayectoria militar, han asistido además el vicario de Vida Consagrada del Arzobispado de Madrid, Joaquín Martín Abad, y el general de Brigada Antonio Nadal.

En su parte visible, el sepulcro consta de una placa de piedra caliza de 1,6 metros de altura y 1,2 de ancho sobre un soporte tallado en granito que está ubicado a la izquierda de la puerta de entrada de la iglesia, que tiene la consideración de Bien de Interés Cultural. Tras ella, en el interior, se encuentran tres urnas depositadas en una hornacina que contienen los restos de la ya famosa reducción 32 de la cripta de la antigua iglesia, donde el equipo de investigadores, arqueólogos e historiadores encabezado por Francisco Exteberria ubicó los restos del escritor.

Al acto, en el que se le han rendido honores militares al literato por su trayectoria en el ejército, han asistido además el vicario de Vida Consagrada del Arzobispado de Madrid, Joaquín Martín Abad, y el general de Brigada Antonio Nadal, junto con buena parte de los responsables de la corporación municipal. "Aquí estamos para que España y el mundo vuelven a honrar los restos mortales de Cervantes como no se había hecho en tres siglos, cuando fueron trasladados en 1697 al suelo de la cripta", ha celebrado Botella. El monumento podrá ser visitado mañana viernes 12, el día sábado 13 y el domingo 14 de 11.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.30 horas. En adelante, el Arzobispado establecerá el horario de visita.

Botella y su circo

Hace ya dos meses, en una comparecencia un tanto cantinflesca, los miembros del equipo que trabaja en la identificación y búsqueda de los restos de Miguel de Cervantes manifestaron estar seguros de que los huesos hallados el 25 de enero pertenecen al escritor, aunque no puedan comprobarlo. El asunto, entre incomprensible y rocambolesco, generó reacciones de las más diversas: desde quienes intentan amortizar políticamente el hallazgo que no ha sido tal, hasta los que, como el académico de la Lengua, Francisco Rico, califican todo el proceso como una “gran tontería”.

Acaso porque la alcaldesa de Madrid confía en el poder de los huesos como amuleto para aumentar el turismo en la ciudad, Ana Botella respaldó la rueda de prensa asegurando que este grupo de técnicos, forenses y antropólogos habían hecho historia. Y en efecto puede que así sea: serán los primeros en resolver un enigma de este tipo sin prueba de ADN. Sin embargo, si algo destaca en todo este asunto es el equipo técnico.

Acaso porque la alcaldesa de Madrid confía en el poder de los huesos como amuleto para aumentar el turismo en la ciudad...

El forense y director de la búsqueda de Cervantes, Francisco Etxebarria, cuenta con una larga experiencia en este tipo de temas. Participó, en 2009, en la exhumación y autopsia de los restos del cantautor chileno Víctor Jara, que fue asesinado durante el golpe de estado de Augusto Pinochet en 1973, así como en análisis realizado en 2011 sobre los restos del expresidente chileno Salvador Allende. A petición de Ruth Ortiz, la madre de los niños desaparecidos en 2011, Etxeberria fue decisivo al momento de identificar los restos de los niños una hoguera encontrada en la finca familiar de José Bretón. También participó, en 1995, en la identificación de los restos de Lasa y Zabala, que fueron secuestrados, torturados y asesinados en 1983.

El supuesto hallazgo de Cervantes ha desatado un cierto pescueceo: los que quieren apuntarse un pelotazo en condiciones para una gestión que sólo acumula fracasos -¿será cervantes un Madrid 2020?- y también los de aquellos que halan la sardina para su brasa. No hay que olvidar que este año se celebra el cuarto centenario de la publicación de la segunda parte de El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha y el año que viene se conmemorarán los 400 años del fallecimiento del escritor. La Real Academia de la Lengua no puede dejar pasar una oportunidad como ésta. Y así ha sido. Aunque aporte poco y ni siquiera la certeza de los huesos sea tal, así ha sido.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba