Cultura

El director de ARCO pide un IVA superreducido del arte como el que tienen las flores y los libros

Ya el año pasado, Carlos Urroz, director de la Feria de Arte Contemporáneo, pidió al ejecutivo que redujese el IVA del arte, con la intención de mejorar las ventas. Entonces, Vicepresidencia anunció el tipo reducido del 10%, una medida que no suponía una rebaja para los galeristas, sino para las obras. Urroz se reafirma en su petición.

Una imagen de la edición pasada de la feria ARCO, que este año abrirá sus puertas el 25 de febrero.
Una imagen de la edición pasada de la feria ARCO, que este año abrirá sus puertas el 25 de febrero. EFE.

El director de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo ARCOMadrid, Carlos Urroz, aseguró esta semana que "sería deseable" un Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) "superreducido en el arte, como se aplica a las flores o a los libros”. Un gravamen más bajo es algo pide a gritos el sector de galeristas y marchantes de arte, ya que el existente en la actualidad –que se desglosa  en un 10 por ciento para los artistas y un 21 por ciento para las obras propiedad de las galerías- no tiene ningún impacto positivo.

"Sería deseable un IVA superreducido para facilitar las compras de arte, algo que también ayudaría al tejido cultural de este país", dijo Carlos Urroz, director de la mayor feria de arte contemporáneo en España, la cual abrirá sus puertas en pocos días: desde el 25 de febrero hasta el 01 de marzo. De ahí que Urroz insista.

¿Y el 10% asumido en febrero pasado qué?

Mientras unos daban por hecho que era beneficiosa  la medida  aprobada por el gobierno en febrero de 2014, según la cual se rebajaba el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) del tipo general (21%) al tipo reducido (10%) en “las entregas de objetos de arte que realicen sus autores”, la realidad es otra completamente distinta. La medida fomentaba la venta entre particulares, no entre galerías.

Es decir, se aplica un  IVA del 10% a la venta de obras de artistas, tanto si lo hacen directamente con el cliente como si la compraventa se desarrolla con la intermediación de una galería. Pero en el caso de que la venta sea de una obra de arte propiedad de una galería, el IVA que se aplicará a la transacción será el general, situado en el 21%. El asunto queda exactamente en el mismo punto.

¿Por qué el IVA afecta el comercio del arte?

El aumento del IVA del arte para los galeristas hasta el 21% se convirtió desde 2012 en una lápida para el comercio de arte. España dejó  de ser un mercado rentable tanto para lotes nacionales como extranjeros, tal y como informó en su momento el informe  El mercado español del arte en 2012 la Fundación Arte y Mecenazgo. España completaba así una contracción acumulada del mercado del arte del 33%.

Ese aumento no permitió a las galerías acogerse al régimen especial que tenían antes y que les permitía aplicar el IVA sobre el margen de beneficio. “Un IVA del 21% no nos permitía ser competitivos con las galerías europeas, que tienen un porcentaje mucho más bajo y, lo que es peor, los artistas españoles pasaron a ser demasiado caros. Nos salía más rentable vender a un austríaco que a un español”, comentaban marchantes de arte como Idoia Fernández, de la galería Nieves Fernández y miembro de la Junta Directiva de Arte Madrid. Ese 21% aplica también para la importación de las obras de arte, especialmente de aquellos artistas que no forman parte de la Unión Europea. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba