Cultura

La Fundación Juan March dedica una muestra al Art déco, el último estilo total

'El gusto moderno. Art déco en París, 1910-1935' exhibe hasta el 28 de junio más de  350  piezas de pintura, escultura, mobiliario, moda, joyería, perfumería, cine, arquitectura, vidrio, cerámica, laca y orfebrería, además de dibujo y obra sobre papel.

Una de las obras exhibidas en la exposición.
Una de las obras exhibidas en la exposición. Juan March

La exposición El gusto moderno. Art déco en París, 1910-1935 , en la Fundación Juan March, se propone divulgar y dar a conocer el que se conoce como "el último estilo total": el art déco. Ésta es la primera muestra que se le dedica en España. La exposición quiere "impugnar" la casi total ausencia del art déco en la historia del arte moderno y también en la práctica curatorial y vindicar no sólo la  belleza del art déco, sino el interés y la complejidad cultural y artística de su carácter moderno.

Lo que se conoce como art déco fue un estilo alternativo a la vanguardia:  una modernidad más pragmática y ornamental que utópica y funcionalista y acabó convirtiéndose en el gran estilo del deseo y el gusto modernos. El arte por el arte, sin duda.

El gusto moderno. Art déco en París, 1910-1935 se organiza en ocho secciones, cronológicas y temáticas. Con más de 350  piezas de pintura, escultura, mobiliario, moda, joyería, perfumería, cine, arquitectura, vidrio, cerámica, laca y orfebrería, además de tejidos, encuadernaciones, fotografías, dibujos, planos, maquetas, carteles publicitarios y revistas procedentes de más de cincuenta colecciones públicas y privadas de Europa y Estados Unidos, la exposición testimonia el aire de un tiempo tan difícil de captar como presente en nuestra cultura contemporánea.

La muestra reúne a 122 artistas, artistas-decoradores, diseñadores, couturiers, interioristas, arquitectos, artesanos o ensembliers cuyas obras articulan relato expositivo que busca los orígenes del art déco en el París de la primera década del siglo XX, revisa el cubismo como una de sus fuentes y ofrece una panorámica del lujo y la funcionalidad de los interiores franceses de los años veinte.

 Recorre después la Exposición Internacional de Artes Decorativas e Industriales Modernas de París en 1925 y presenta una cuidada selección de objetos resultantes de los procesos de seducción para el consumo y creación de nuevos hábitos sentimentales, corporales e intelectuales que el art déco ejerció sobre la moda, la perfumería, los complementos y los objetos decorativos.

El gusto moderno. Art déco en París, 1910-1935 se recrea también también en el viaje moderno y en la presencia de lo exótico en el art déco –centrada en la Exposición Colonial de 1931 en París– y llega hasta mediados de los años treinta, cuando la peculiar modernidad del art déco se reúne y se mezcla con aquellas nuevas formas –las de Charlotte Perriand, Le Corbusier o Eileen Gray– habitualmente identificadas con la modernidad, de cuya historia el art decó, curiosa e injustamente, parece casi no haber formado parte.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba