Cultura

El Museo del Prado exhibe un conjunto de "joyas" del mejor Rubens

El museo inaugura la muestra Rubens. El triunfo de la Eucaristía, que exhibe los óleos restaurados que servían de bocetos a grandes tapices encargados por la infanta Isabel Clara Eugenia, gobernadora de los Países Bajos.

Tras un minucioso proceso de restauración, el Museo del Prado exhibe a partir de este martes Rubens. El triunfo de la eucaristía, una muestra con la que la pinacoteca reúne seis tablas pertenecientes a esta serie ejecutada en 1622 por el artista, quien recibió el encargo de la infanta Isabel Clara Eugenia, gobernadora de los Países Bajos.

El trabajo exacto de Rubens consistió en diseñar una serie de veinte tapices destinados al Monasterio de las Descalzas Reales de Madrid. Como bocetos o modelos, el artista flamenco pintó unos óleos sobre madera de roble. El momento en el que fueron pintados, entre 1622 y 1625, el artista era considerado "el pintor más aclamado de Europa". El proceso de restauración permitió a descubrir a los especialistas el estilo “muy fino de mano” de Rubens, quien transmite su talento en bocetos donde se aprecia no sólo la calidad de su ejecución, sino también su capacidad narrativa.

Los diseños, pintados sobre tabla, tratan el tema de la Eucaristía, dogma principal del catolicismo que la infanta defendía. Rubens realizó varios bocetos preparatorios para esta serie, que se encuentran entre lo mejor de toda su producción. Mª Antonia López de Asiain, una de las restauradoras de estas piezas, manifiesta –sobre esta serie- que el trabajo de conservación ha sido ordenado con el fin de aportar unidad a una serie de especial relevancia

Los óleos reparados –siete en total- aparecen junto a cuatro tapices traídos de las Descalzas Reales para contemplar así el resultado final del proceso. Según sus responsables, la restauración de estas piezas ha permitido ver es "la técnica pictórica y la maestría" de Rubens, quien era capaz tanto de ejecutar una "aguada" como una "carga pictórica potente".

“Son uno de los grandes encargos del XVII en Europa. Y, además, se encuentran entre las obras importantes de Rubens”, explica Alejandro Vergara, comisario de la muestra y jefe de conservación de pintura flamenca y escuelas del norte del Museo del Prado. “Primero se hacía un boceto, luego un boceto más grande al que se llama modelo o modelli (se usa el término italiano para distinguirlo del boceto primero). El modelo es un boceto más detallado y grande en el que las ideas ya están mucho más detalladas”.

Entre los seis modelos exhibidos destacan sobre todo las tablas El triunfo de la Iglesia y La victoria de la Verdad sobre la Herejía. Las tablas de Rubens, que se exhiben en la colección permanente, se encontraban en un estado de conservación "preocupante", según José de la Fuente, restaurador de soportes del Museo del Prado que ha dirigido el trabajo con la colaboración de George Bissaca, del Metropolitan de Nueva York.

La restauración integral, realizada con la colaboración de la Fundación Iberdrola, comenzó en 2011 y en ella se ha intervenido también en las grietas, deformaciones y desniveles sobre la superficie pictórica causados por el reducido espesor de la madera. La muestra, que cuenta con el apoyo de la Getty Foundation, se expondrá a partir de octubre en la sede de esta fundación en Los Ángeles.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba