Cultura

Sylvia Kristel, la mujer tras el mito erótico de Emmanuelle

A pesar de que su carrera siempre estuvo ligada a la película del director Just Jaeckin-y de las dos secuelas que se rodaron en 1975 y 1984- la actriz participó en medio centenar de filmes de diversos géneros. Su muerte a causa de un cáncer de estómago, puso fin al icono de una generación que rompió el tabú del sexo en el cine.

Sylvia Kristel, la mujer tras el mito erótico de Emmanuelle
Sylvia Kristel, la mujer tras el mito erótico de Emmanuelle

La muerte de la actriz holandesa Sylvia Kristel, inolvidable por encarnar en 1973 el personaje de Emmanuelle, pone el punto y final a una vida marcada por la fama de ese mito erótico. Kristel padecía un cáncer de esófago y murió anoche en Ámsterdam a los 60 años de edad. Es imposible desligar su trayectoria de la cinta del francés Just Jaeckin, e injusto asociarla a un solo personaje que encarnó también en las posteriores secuelas, pero fue ese rol el que la hizo conocida y el que encabezó una filmografía que cuenta con más de cincuenta películas. Kristel nació en Utrech en septiembre de 1952, reconoció tener una infancia estricta y "mohína", y dio el salto al mundo del cine tras haber ganado a los 17 años el concurso Miss Europa Televisión.

El éxito planetario que sucedió al estreno de esa película fue posible gracias a un encuentro imprevisto con Jaeckin, que no había encontrado a ninguna actriz francesa que quisiera ponerse en la piel de la protagonista de ese filme inspirado en la novela homónima de Marayat Bibidh Andriane. Convencido por un cineasta holandés, le acompañó a un "casting" para otra película. Y en seguida lo tuvo claro: "Vi pasar a una joven de pelo corto y rubio. Y al instante me enamoré cinematográficamente de ella. Me dije: '¡Es Emmanuelle!' Pero no tenía nada que ver con el 'casting'. Pasaba por casualidad porque trabajaba allí", recordaba en julio pasado el director.

Kristel estaba casada en esa época con el poeta belga Hugo Claus, también escritor, dramaturgo y director, y después de ver las fotos que Jaeckin había firmado para revistas como Vogue, se dijeron, según recuerda, que ocurriera lo que ocurriera "iba a ser bonito".Tras difundirse la noticia de su muerte, el francés rindió homenaje a una mujer "maravillosa, muy pura e ingenua", que a su juicio se vio sobrepasada por "la marea de Emmanuelle", que en países como Francia estuvo una década en cartelera.

En declaraciones recogidas por los medios franceses, Jaeckin recordaba este jueves que antes de que esa película se convirtiera en un filme de culto para toda una generación, con la que se rompió en los setenta el tabú del sexo en el cine, la actriz fue "denigrada" por su participación. De su mano rodó también El amante de Lady Chatterley en 1981, con menos éxito comercial, y en Estados Unidos participó en películas como Concorde-Aeropuerto y Clases particulares.

Tras Claus tuvo una relación con el actor IanMcShane, diez años mayor que ella, y atravesó una época de adicción a las drogas y al alcohol, en la que pese a no abandonar su carrera profesional sus incursiones en la gran pantalla no fueron más que esporádicas. En abril del año pasado la actriz, que también dio vida a Mata Hari en una película sobre esa espía, reconocía que todavía recogía los frutos de la fama lograda con Emmanuelle, y se preguntaba si el interés despertado por esa película alguna vez iba a parar. En 2003 padeció un cáncer de garganta del que llegó a recuperarse, y este junio fue hospitalizada en Ámsterdam a causa de un derrame cerebral. "Me gustaría decir que aún hay esperanzas de que se recupere rápidamente, pero debemos ser realistas", dijo entonces a la agencia belga de noticias su hijo Arthur, nacido de su relación con Claus


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba