Cultura

El cine español cierra el año con un 15% más de espectadores

Según las cifras de Rentrak, hasta noviembre se registró un 15% más de espectadores y la recaudación aumentó un 4% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Una imagen de 'El Niño', el mejor estreno de este 2014.
Una imagen de 'El Niño', el mejor estreno de este 2014.

El cine español tenía cuatro años consecutivos de caída. Sin embargo, un efecto revulsivo -que comenzó con el fenómeno Ocho apellidos vascos- ha mejorado visiblemente la situación. A falta de un mes para acabar el año, y según datos difundidos por Rentrak, hasta noviembre se registró un 15% más de espectadores y la recaudación aumentó un 4% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Desde 2009, cuando se registraron 110 millones de espectadores y 671 millones de euros recaudados, hasta 2013, con 78,7 millones de espectadores y 506,3 millones de euros, la caída acumulada fue del 25% y 29% respectivamente. Los números parecen entonces mejorar. Si se mantiene la afluencia a las salas en diciembre, un mes que tradicionalmente concentra algunos de los estrenos más taquilleros del año, se confirmaría un cambio de tendencia después de cuatro años consecutivos de caída en los ingresos de la exhibición.

Este año se perfila como un buen año para el cine español, con una cuota histórica de pantalla del 25%

2014 también se perfila como un buen año para el cine español, con una cuota de pantalla histórica de entorno al 25%, según previsiones de la confederación de productores Fapae. Hasta la fecha, las dos películas más taquilleras del año son españolas: Ocho apellidos vascos, con 62 millones de euros, y El Niño, con casi 17 millones de euros.

Ya en septiembre de 2014 -en pleno Festival de San Sebastián- la cuota de pantalla del cine español era del 23,6%, "la más alta de la historia", precisó entonces José Portela, vicepresidente de la confederación de productores. El año pasado esa cifra fue del 14,6%, y en 2012, el año de Lo imposible, rozó el 20%.

Sólo Ocho apellidos vascos, la película española más taquillera de todos los tiempos, ha supuesto unos ingresos de 60 millones de euros en taquilla, y El Niño, otros diez millones. Películas como Torrente 5 o Mortadelo y Filemón abultan, también, las cifras del sector.

No ha sido, en general, un mal año para el que había sido uno de los sectores más castigados. A diferencia de los años anteriores, ésta ha sido -al fin- atendido en sus solicitudes de nuevos mecanismos de financiación. Montoro guardó el hacha de guerra y recompensó económicamente en los Presupuestos Nacionales a quien había sido, hasta ahora, la cenicienta de cultura en España. El programa de Cinematografía alcanzó dotación para 2015 de 50,69 millones de euros: 5,1 por ciento más. El año pasado se había reducido un 8,8%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba