Cultura

Montoro deja frío al sector del cine: esperaban aumento de exenciones del 30%, no del 20%

Tras meses de negociaciones con los productores cinematográficos, se daba por sentado que las exenciones llegarían al 30%, tal y como se había manifestado en repetidas ocasiones. Estas quedan en el 20% para el primer millón de euros y se mantienen en el 18 % actual para el resto.

El rodaje de Ridley Scott en España dejó amplios beneficios a España. Los productores no entienden por qué no se incentiva España como destino cinematográfico.
El rodaje de Ridley Scott en España dejó amplios beneficios a España. Los productores no entienden por qué no se incentiva España como destino cinematográfico. EFE.

Ya se sabe que el ministro Montoro no es un especial amante del cine español. En diversas ocasiones ha dicho que es malo, que no es competitivo. Pero esta vez, y sin decir una palabra, le ha dado una buena paliza. Según se anunció este lunes al explicar los detalles del anteproyecto de reforma fiscal, la desgravación del Impuesto de Sociedades para producciones cinematográficas será del 20% para el primer millón de euros y se mantendrá en el 18% actual para el resto. Es decir, se mantiene prácticamente igual. 

El dato supone un jarro de agua fría para los productores audiovisuales (FAPAE), quienes no esconden su desconcierto. Tras meses de negociaciones, estos daban por hecho que el porcentaje máximo alcanzaría el 30%, una cifra que ya habían propuesto en varias ocasiones a Montoro y que quedó reflejada en las conclusiones de la Comisión Mixta sobre el Modelo de Financiación del Cine. Incluso, según informan fuentes del sector, se daba por descontada la no rebaja del IVA, a cambio del aumento de las exenciones.

“Esperábamos más y, tal y como ha quedado en el borrador que nos ha llegado, nos parece insuficiente. Esperamos que en los trámites gubernamentales y parlamentarios que quedan para que el texto sea definitivo, podamos enmendarlo”, ha expresado Ramón Colom, presidente de FAPAE, a través de un comunicado. “Es un problema de competencia. Con estas cifras no podemos competir con otros países (Alemania, Italia o Francia tienen hasta un 40%) y el resultado es dañino para la industria española”, remata el portavoz.

Rodajes de productoras extranjeras en España

Además, se establece un nuevo tipo de deducción del 15% para las grandes producciones internacionales rodadas en territorio español. Hasta ahora era necesaria la coproducción con España, un requisito que, según la Spain Film Commission, hacía que se perdieran el 80% de las peticiones.

En lo referente al audiovisual y en consonancia con la reciente Comunicación de la Comisión Europea sobre ayudas al sector, la reforma introduce el requisito de territorialización. En este sentido, para acceder a la deducción del 15%, con un límite de 2,5 millones de euros, los rodajes internacionales deberán gastar al menos un millón de euros en servicios en el territorio español: hoteles, manutención, desplazamientos, proveedores etc.

Los rodajes internacionales deberán gastar al menos un millón de euros en España: hoteles, manutención, desplazamientos, proveedores etc.

El importe de la deducción para las producciones españolas no podrá ser superior a 3 millones de euros y se podrán desgravar tanto el coste de producción como un máximo del 40% de los gastos en copias, publicidad y promoción.

La reforma fiscal también introduce cambios en el mecenazgo al aumentar del 25 al 30% el porcentaje de deducción aplicable por las personas físicas, si bien transitoriamente para 2015 dicho porcentaje queda establecido en el 27,5%. Adicionalmente, se estimula la "fidelización" de las donaciones realizadas tanto por personas físicas como jurídicas, según indica el texto del anteproyecto de ley.

Fortalecer el sector

Carlos Rosado, presidente de la Spanish Film Commission -organismo que facilita los rodajes internacionales en España-, siempre ha sido tajante sobre cómo el cine favorece a España. “Crea riqueza, crea empleo” y, en última instancia, “tiene repercusión turística”. Por eso considera "una gran noticia" y "un paso de gigante", la creación de una deducción fiscal del 15% para las grandes producciones internacionales que se rueden en territorio español.

Porque el cine extranjero deja dinero; y bastante. El mejor ejemplo es Exodus, de Ridley Scott, el último gran rodaje que ha acogido nuestro país. Con un presupuesto de 43 millones, el paso de Exodus por Almería y Fuerteventura dejó 7 millones en las arcas del Estado en forma de IRPF, IVA y cotizaciones a la Seguridad Social. A esta cifra hay que sumar el gasto en alojamiento, alquiler de vehículos y la contratación de otros servicios, como el catering.

El paso de Exodus por Almería y Fuerteventura dejó 7 millones de euros en las arcas del Estado

La mejora de los incentivos fiscales al cine no sólo suponen un aumento de la competitividad de España para captar producciones extranjeras, sino que además puede servir para “construir una alternativa válida a la crisis del audiovisual español”. De ahí la importancia de cómo y de qué forma se concibe la película.  “No queremos que los americanos vengan a España, la película se convierta en española y sólo gasten en catering y hoteles”, dijo Rosado en una ocasión y retoma ahora esa idea.

Rosado señaló este lunes que, si bien la medida supone un paso importante, existen limitaciones. Por ejemplo, la necesidad de "un certificado de carácter cultural", así como el porcentaje concreto del 15%, inferior al 18% que rige actualmente tanto para producciones españolas como para coproducciones frente al "25 o 30 %" que tienen en otros países de Europa.

Micromecenazgo

Así, las personas físicas podrán aplicar una deducción del 75% respecto de los primeros 150 euros que sean objeto de donación, y un 35% por el exceso, siempre que se hayan efectuado donativos a la misma entidad en los últimos tres años. Transitoriamente, en el ejercicio de 2015 dichos porcentajes se sitúan en el 50 y 32,5%, respectivamente. Las donaciones "fidelizadas" durante un mínimo de 3 años realizadas por las personas jurídicas tendrán derecho a una deducción del 40% (37,5 en 2015). Por último, se derogan los incentivos fiscales aplicables a los acontecimientos de excepcional interés público.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba