Cultura

Fernando Villalonga, el Hombre Madrid 2020, acumula cada vez más poder

Tras la remodelación del equipo de gobierno de Botella, el delegado de las Artes pasa a llevar Turismo, Promoción Internacional y Deportes. Quienes le critican hablan de la suya como una gestión palaciega. Lo cierto es que la unión de MACSA con Madrid Visitors y Madrid Espacios y Congresos deja en manos de Villalonga más poder de decisión.   

Fernando Villalonga, el Hombre Madrid 2020, acumula cada vez más poder
Fernando Villalonga, el Hombre Madrid 2020, acumula cada vez más poder

La dimisión del Vicealcalde Miguel Ángel Villanueva ha desembocado en un movimiento de fichas que afecta directamente  el  Área de Gobierno de las Artes del Ayuntamiento de Madrid. La salida de Villanueva ha obligado a la Alcaldesa Ana Botella a una remodelación de su gobierno que incluye la eliminación de la Vicealcaldía y con ella, la transmisión de algunas de sus competencias.

Las competencias económicas pasan a integrarse en el Área de Gobierno de Hacienda  y las de Turismo, Promoción Internacional y Deporte  se redirigen al Área de Gobierno de las Artes, que tiene a la cabeza al valenciano Fernando Villalonga, un hombre que goza tanto de la confianza tanto de Botella como de su marido, José María Aznar y que ahora acumula mucho más poder de decisión y de gestión presupuestaria.

Villalonga ha pasado de ser el Delegado de las Artes a ser el Hombre Cultura y Turismo y, más importante aún, el Hombre Olimpíadas, pues sobre él recae la promoción de la ciudad y de todo lo alusivo de la candidatura de Madrid como sede de los juegos Olímpicos para 2020.  Todo junto en un mismo cargo.

Villalonga, el Hombre Madrid 2020

Secretario de Estado de Cooperación  para Iberoamérica durante el gobierno de José María Aznar y primo de Juan Villalonga, Villalonga fue director de la Fundación Telefónica trabajó además como cónsul en Nueva York. Su perfil era justo el necesario para los objetivos de Botella al frente de la Alcaldía: internacionalizar Madrid de cara a las Olimpíadas. Para ello necesitaba a alguien con contactos internacionales. Villalonga los tenía.

Desde su designación como Delegado de las Artes en diciembre del año pasado, el hombre llamado a hacer culta y vistosa la legislatura de Botella, ha dicho intentar poner en marcha una gestión voluntariosa y austera que, según sus detractores,  dista mucho de tal condición. Villalonga ha eliminado una Secretaria General Técnica pero ha creado cuatro Direcciones generales y dos Sub-direcciones que realizan funciones parecidas, a veces las mismas.

Otro capítulo en la gestión de Villalonga tiene que ver con la expansión del gasto en personal. Villalonga ha fichado personas para cargos de libre nombramiento, que dependen directamente de su despacho. Tan sólo en lo que a su entorno se refiere, Villalonga ha contratado, según fuentes del consistorio, a seis personas. El monto que cobraría cada uno de estos cargos está entre los 70.000 y 90.000 euros anuales.

A lo anterior  se suma la opacidad administrativa de MACSA, Madrid Arte y Cultura, la empresa que gestiona los espacios culturales del Ayuntamiento de Madrid, a saber: el Teatro Español, el Teatro Fernán Gómez, Teatro Circo Price, Naves del Matadero, Intermediae, Medialab Prado, Centro-Centro, Conde Duque, Fiestas Populares, los Veranos de la Villa, Cineteca Matadero y Servicios Centrales. En el actual organigrama, MACSA sólo depende del Delegado de las Artes, es decir, de Villalonga. No pasa por ningún otro organismo de fiscalización. En la actualidad, la empresa acaba de ejecutar un ERE de 77 trabajadores.

Fusión entre MACSA y Madrid Visitors

Como parte de la remodelación del gobierno que ha acometido Botella, se encuentra la fusión de la sociedad mercantil, Madrid Arte y Cultura (MACSA) con Madrid Visitors & Convention Bureau (Madrid V&CB) , el ente que desde el 1 de enero de 2012 se encarga de la promoción de la ciudad de Madrid en todo el mundo tanto en lo que se refiere a turismo de ocio y de negocio, como a la atención a los viajeros. Es decir, Villalonga pasa a controlar un mismo organismo que controla desde la reposición de una bombilla fundida en el Teatro Español hasta la organización de un evento de promoción de la ciudad.

Villalonga pasa a gestionar no sólo los 91.637.015 millones del Gobierno de las Artes del Ayuntamiento sino también los 21.334.820 millones para Coordinación del Fomento al Deporte, además de la todo lo relativo a la Fundación y Asociación Madrid 2020, que, según lo anunciado por la Alcaldesa,  pasa a ser parte de sus atribuciones  una Concejalía Delegada de Deportes dirigida  por Patricia Lázaro.

En lo relativo a los organismos que también dependen de la gestión de Villalonga, administrativamente, hay que incluir MACSA, que este año suma 33.360.352 millones de euros y Madrid Visitors&Conventions Bureau con 26.071.016 millones.  A éstas se añaden Madrid Espacios y Congresos (Madridec) y Club de Campo, que pasan a depender del Gobierno de las Artes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba