Cultura

La crisis financiera obliga a buscar alianzas culturales

El Thyssen-Bornemisza es uno de los museos afectado por la crisis de las instituciones financieras al perder la colaboración que mantenía con la Fundación Caja Madrid y, al igual que otras importantes instituciones, busca fomentar alianzas culturales para mantener el nivel de excelencia de sus exposiciones.

La crisis que ha sufrido el sector de las cajas de ahorro ha repercutido de manera singular en el Thyssen, que desde 2003 contaba con la colaboración de la Fundación Caja Madrid para organizar algunas de sus más importantes exposiciones. Entre estas figuran las dedicadas a "Los jardines impresionistas", "Monet y la abstracción", "Modigliani y su tiempo", "Brücke. El nacimiento del expresionismo alemán", "Gaughin y los orígenes del Simbolismo", o la última de ellas sobre Marc Chagall.

Durante este tiempo, la asociación con Caja Madrid ha dado estabilidad al Thyssen, al aportar esta entidad un millón de euros al año para organizar una de las grandes exposiciones diseñadas por el museo, que ahora se ve obligado a desarrollar una nueva estrategia de patrocinio que le permita seguir manteniendo el mismo nivel de excelencia.

Por su parte, la Obra Social de Caja Madrid tiene presupuestada para 2012 una inversión en asuntos culturales de unos 20 millones de euros, un 30 por ciento inferior a la de 2011, y que está destinada a las actividades y exposiciones en la Casa Encendida, el Espai de Barcelona y los conciertos, la música y los certámenes de arte Generaciones e Inéditos. 

Frente a estas cifras, el presupuesto de la Obra Social de "la Caixa" en el ámbito de cultura en 2012 es superior al del pasado año, incrementándose de 64 millones a 69 millones de euros. Este presupuesto les ha permitido mantener su programación y el número de actividades, en las que tienen un protagonismo especial las exposiciones organizadas tanto en CaixaForum Barcelona como CaixaForum Madrid, que en la actualidad exhibe una muestra sobre el artista británico William Blake, organizada en colaboración con la Tate Modern de Londres.

La actual situación económica ha llevado a fomentar las alianzas culturales, y ejemplo de ello son los acuerdos de la Obra Social La Caixa con el Museo de Arte de Contemporáneo de Barcelona (MACBA), el Museo del Prado, la Fundación Miró o el Museo del Louvre, con el que acaba de firmar un acuerdo para organizar cuatro exposiciones hasta 2016.

Por su lado, la Fundación Banco Santander, además de organizar muestras temporales de arte contemporáneo en la Sala de Arte de la Ciudad Grupo Santander de Boadilla del Monte (Madrid), colabora con variados proyectos culturales que incluyen actividades relacionadas con música, literatura, publicaciones, sostenibilidad o educación. Con un presupuesto que depende de los dividendos del banco, la Fundación invirtió en cultura en 2011 un total de 6.913.184 euros, mientras que el presupuesto de este año ha experimentado un ligero aumento: 7.146.000 euros. 

Rosario López, responsable de actividades culturales de la Fundación Banco Santander, sostiene que de las cantidades del pasado año, 2.300.000 euros estuvieron destinados a iniciativas relacionadas con el arte. Para el presente año, esta cifra también aumentará "continuando así con una tónica estable", que ha permitido subir la asignación a temas educativos, en los que la institución colabora con el Museo Reina Sofía. La responsable de actividades culturales recordó que desde hace ocho años colaboran anualmente con Patrimonio Nacional en la organización de una exposición. Fruto de esta colaboración fue la muestra "Polonia, Tesoros y Colecciones Artísticas", que permitió contemplar en España "La dama del armiño", de Leonardo da Vinci.

El patrocinio de una relevante exposición incluida en PhotoEspaña destaca en unas actividades que engloban también colaboraciones con el Museo ABC, el Museo del Prado, el Guggenheim o el Bellas Artes de Bilbao. Isidoro Fainé, presidente de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) y presidente de La Caixa, presentó recientemente un avance de los datos de inversión del sector en Obra Social en 2011, que situó en torno a los mil millones de euros y 78 millones de beneficiarios. A raíz de la crisis, las Obras Sociales han intensificado su contribución a los proyectos de atención social y sanitaria frente a otros, como por ejemplo, los culturales.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba