Cultura

El Museo del Prado recupera la obra del paisajista Martín Rico

La exposición permite al visitante un recorrido por todas las fases de la carrera del artista, descrito como un "maniático pintor del detalle"

El Museo del Prado recupera la obra del paisajista Martín Rico
El Museo del Prado recupera la obra del paisajista Martín Rico

El Museo del Prado presenta la primera exposición monográfica sobre Martín Rico(1833-1908), pionero en la introducción del paisaje realista en España, pero desconocido en nuestro país. El perfil cosmopolita de este artista hizo que sus obras fueran más apreciadas en el extranjero.

Organizada en colaboración con el Meadows Museum de Dallas, donde se exhibirá el próximo año, la muestra reúne un centenar de piezas, entre pinturas, acuarelas y dibujos, la mayor parte de ellas inéditas. La exposición, inaugurada este lunes por el presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, acompañado por el nuevo presiente del Patronato del Museo del Prado, José Pedro Pérez Llorca, permite al visitante un recorrido por todas las fases de la carrera de Martín Rico, descrito por el director del Prado, Miguel Zugaza, como un "maniático pintor del detalle".

En sus palabras de "estreno" de su nuevo cargo, Pérez Llorca ha asegurado que espera "remar" y "vogar" (navegar) con el equipo del Museo, "motor de nuestra economía". "Tendremos que esforzarnos en seguir con el programa de actividades y atemperarnos a las circunstancias". "Vosotros que estáis tan cerca de la musas del Museo, pedirles, por favor, que sean propicias", ha señalado el nuevo presidente del Patronato en el auditorio del Museo.

El nuevo presidente del Real Patronato del Museo del Prado y el Presidente de la Comunidad de Madrid ha firmado un convenio por el que la Comunidad de Madrid colabora con cinco millones de euros a la puesta en marcha de esta exposición, abierta hasta el 10 de febrero.

La muestra, titulada El Paisajista Martín Rico refleja desde los los comienzos de su actividad como acuarelista, a través de un álbum con vistas realizadas al natural de lugares como El Escorial, Segovia y Ávila que posee el Prado, relacionados con el romanticismo, hasta su posterior estancia en París, sin dejar sin embargo, de trabajar en Granada, Sevilla o Toledo, o su aportación realizada desde Suiza o su final en Venecia.

Así y de forma cronológica y repartidas en cinco secciones, se presentan un total de 43 óleos -más un retrato a Martín Rico pintado por Sorolla-, 9 acuarelas, 40 cuadernos de apuntes y 9 dibujos cedidos por la Hispanic Society de Nueva York, con el fin de mostrar al público su trayectoria artística más completa.

Una trayectoria que fructificó en ciudades como París y Venecia, donde captó la belleza de las ambas ciudades y contactó con destacados artistas europeos e internacionales, entre ellos Camille Pisarro, uno de los primeros impresionistas y Daubigny, paisajista francés de la escuela de Barbizon.

El comisario de la muestra, Javier Barón, jefe del Departamento de Pintura del siglo XIX del Museo del Prado ha explicado que la producción de Martín Rico fue numerosa (en torno a 600 o 700 piezas) y ha subrayado que esta monográfica era necesaria para "depurar" la gran cantidad de falsificaciones de este artista que existen en el mercado. Entre las obras más destacadas incluidas en la exposición figuran Torre de las Damas en la Alhambra de Granada, del Museo del Prado, perteneciente a su época en Granada donde coincidió con Mariano Fortuny, decisiva huella en su carrera; la vista El Sena en Poissy, procedente del Metropolitan Museum of Art de Nueva York, un ejemplo de su paso por Francia; y Santa Maria della Salute, Venecia, de una colección privada, es el último óleo de la exposición y una de las pinturas másimportantes de su período final.

Las pinturas se intercalan con nueve acuarelas, algunas de gran calidad como Sevilla, procedente de The Walters Art Museum de Baltimore, donde reunió los testimonios arquitectónicos de resonancias árabes con una vegetación de gran belleza y radiante luz primaveral. La exposición acaba con la etapa más conocida de su carrera, doce lienzos desde 1873 a 1902, cuando descubre Venecia y queda deslumbrado por el color, los reflejos y la luz.

A través de las vistas de la ciudad perfecciona definitivamente su estilo y cuando marchantes internacionales difunden su obra entre los mejores coleccionistas norteamericanos.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba