Cultura

El museo del Arte y la Arquitectura de Botella entra a competir en el Paseo del Arte

Cuando todos pensábamos que la burbuja museística había pinchado definitivamente, la alcaldesa de Madrid ha sorprendido esta semana con el anuncio de la construcción en el paseo del Prado  del Museo del Arte, Arquitectura, Diseño y Urbanismo (MAADU), diseñado por el argentino Emilio Ambasz.

El museo del Arte y la Arquitectura de Botella entra a competir en el Paseo del Arte
El museo del Arte y la Arquitectura de Botella entra a competir en el Paseo del Arte

Llega un nuevo museo al Paseo del Arte, como se denomina al eje Prado-Recoletos de la ciudad de Madrid. Se trata del Museo del Arte, Arquitectura, Diseño y Urbanismo (MAADU), diseñado por el argentino Emilio Ambasz, pionero de la Arquitectura verde, que ha firmado un convenio de 10 millones de euros con el Ayuntamiento de Madrid para su construcción. El edificio que albergará el MAADU, situado en el número 30 de Paseo, es de titularidad municipal y ha sido cedido a la Fundación Emilio Ambasz durante un periodo de 75 años.

Vacío y sin actividad desde hace meses -explica el Ayuntamiento- el inmueble presenta, según los responsables del proyecto, rasgos de semi-abandono, como goteras y moho, además de carencias de seguridad, como escaleras hoy en día ilegales, y una estructura inapropiada para la actividad museística o cultural debido a los pasillos estrechos y patios interiores. Solo la remodelación costaría unos 4 millones y medio de euros, por lo que el arquitecto no descarta la demolición, tal y como declaró recientemente a la prensa.

Existe opción de modificar la fachada original, que hace esquina, y sustituirla por un "jardín vertical", compuesto de plantas procedentes del Jardín Botánico de Madrid. Así, quedarán dos paredes cubiertas de verde que enmarcarán la entrada del edificio, separadas por una cristalera que subirá hasta la parte superior. En caso de que el edificio fuese derribado, entonces la estructura se levantaría de cero.

Sobre las protecciones legales de la fachada, el propio Ambasz ha explicado a la prensa que ése no es un obstáculo: "Es un edificio construido hacia 1925 con una regulación muy rara. El edificio no estaba protegido pero sí su fachada estructural. Pero hace tiempo que el Ayuntamiento cambió esto de modo que ahora no hay ningún problema. La cuestión es que no tiene escaleras de emergencias, tiene algunas estructuras internas que obligarían a hacer las salas muy estrechas... No se adapta mucho a lo que necesitamos por lo que seguramente haya que tirarlo", declaró Ambasz a la periodista Paula Achiaga, de El Cultural.

El MAADU albergará una colección permanente de arte, arquitectura y urbanismo revolucionario y sostenible, exposiciones temporales y una biblioteca virtual, y actuará de centro de congresos y convenciones dedicados al arte que apuesta por la fusión entre arquitectura y naturaleza. Emilio Ambasz, cuyo trabajo fue expuesto recientemente en el Reina Sofía, había barajado otras ciudades como Nueva York, Londres o Buenos Aires para la construcción de este museo, sin embargo se decantó por Madrid a causa de los "lazos" que le unen con España.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba