Cultura

The New York Times destripa, otra vez, los sobrecostes de la estación de Calatrava en la Zona Cero

El periódico ya le dedicó un texto no muy elogioso en 2013. Esta vez repite para señalar uno por uno los aspectos que prácticamente han duplicado la inversión para construir una estación de tren de la zona cero de Nueva York.

Una de las imágenes de la estructura publicadas en The new York Times.
Una de las imágenes de la estructura publicadas en The new York Times. TNYT

El proyecto fue presentado en 2004 y desde entonces ha levantado polémica. Se trata de la estación de tren de la zona cero de Nueva York propuesta por Santiago Calatrava con un coste original de 2.200 millones de dólares que hoy asciende a cerca de 4.000, según ha informado The New York Times. En un amplio y detallado reportaje -ya en 2013 el rotativo le dedicó un duro editorial-, el periodista D.W. Dunlap aporta una relación detallada de los numerosos sobrecostes y retrasos acumulados desde hace diez años. Se supone que la estación se presentará a finales de año. 

En su afán por hacer poesía usando para ello complicadísimas vigas e interminables estructuras, el proyecto original del intercambiador comenzó a enfriar desde muy pronto el entusiasmo de quienes le contrataron. La estación, que forma parte del complejo que sustituirá a las Torres Gemelas derribadas en 2001 tuvo que ser paralizada por el mismísimo alcalde de Nueva York en ese entonces, Michael Bloomberg, no sólo por algunas observaciones en la estructura sino también debido al sobrecoste inicial (de los 2.200 millones de dólares se disparó hasta los 3.440) y a su "complejidad constructiva". Calatrava llueve sobre mojado. 

"Parece un cadáver del ave que originalmennte presentó en el proyecto"

Y sobre ese tema -el constructivo- hay tela que cortar, bastante. Ya hace un año, The New YorkTimes pasó de alabarle a criticarle duramente por la "preocupante incongruencia entre la extravagancia de su arquitectura y el limitado propósito al que sirve". Sin embargo, en esta oportunidad, el proyecto es estudiado con lupa. El diseño de la cúpula de metal y cristal, que se sostiene sin columnas, ha elevado los gastos, según analiza The New York Times: contando sólo con el acero necesario para levantarla, se han sumado 474 millones de dólares adicionales a una estructura que ni siquiera se parece a la presentada originalmente. "Parece un cadáver del ave que originalmennte presentó en el proyecto. No es la simbología prevista, estoy seguro", aliñan algunos lectores del diario en los comentarios del reportaje.

Dolar a dolar... casi el doble

El importe total de la estación ascenderá a 4.000 millones de dólares, el doble del presupuesto previsto inicialmente. Según detalla el texto, algunas de las medidas oficiales han retrasado la obra y ocasionado gastos extras. Por ejemplo, la construcción de una nueva estructura sin detener el servicio de una línea de metro cercana supuso 355 millones de dólares. También influyó otra circunstancia de tipo institucional.

Cuando Bloomberg ordenó en 2008 que el complejo arquitectónico en honor a las víctimas del 11S fuese terminado para el décimo aniversario de la tragedia, modificó el proyecto. El cambio agregó otros 75 millones al presupuesto. Pero hay más, bastante más. La aprobación de varias subcontratas por las autoridades han engrosado la factura. Incluso la Autoridad Portuaria de Nueva York y Nueva Jersey, que está desarrollando y construyendo el centro, reconoció que habría elegido otro proyecto si supiesen hace 10 años lo que saben ahora", escribe Dunlap, quien además aporta las declaraciones de uno de los responsables, Patrick J. Foye, director ejecutivo: "Nosotros habríamos priorizado 3.700 millones de dólares en una estación de tránsito frente a otras necesidades de infraestructura importantes".

"Las autoridades reconocen que habrían elegido otro proyecto si supiesen hace 10 años lo que saben ahora"

Llover sobre mojado

Auditorios con pésima acústica, escenarios hundidos y llenos de goteras; aeropuertos que hay que reformar al poco tiempo de ser inaugurados; puentes que resbalan; construcciones que se deterioran con el roce del viento. Eso sin contar los proyectos que se detienen por sobrecostes de dos, tres y hasta cuatro veces del valor de su presupuesto original ¿Qué le sale bien al arquitecto Santiago Calatrava? Aparentemente nada.   

Hay varias pruebas del sambenito que pesa sobre el arquitecto valenciano. Ésta es sólo una de su larga lista: las autoridades judiciales italianas llevaron a juicio al arquitecto por daños al erario público italiano. ¿La causa? 3,8 millones de euros que el Estado italiano reclama como compensación de los gastos acarreados por errores en el diseño y la ejecución del Puente de La Constitución, el primero que se construía en Venecia desde hacía 70 años.

Cuando se planificó y presentó el proyecto, en 2002, se estableció un presupuesto de 3,8 millones de euros, que después se elevó hasta 6,7 millones para acabar costando cerca de 11,2 millones de euros. Sólo en 2013 Calatrava acumuló varios problemas legales con sus clientes. Un juzgado de Oviedo le condenó a pagar 3.272.659,46 euros a los gestores del Palacio de Exposiciones y Congresos de Oviedopor los numerosos desperfectos del edificio y, apenas en abril de ese año, el grupo Domecq, propietario de las Bodegas Ysios (Rioja Alavesa), presentó una demanda en el Juzgado de Primera Instancia de Vitoria, para que el arquitecto y la constructora Ferrovial asuman los dos millones de euros que supone la reparación de la cubierta del edificio de la bodega, ideado por el arquitecto en 2001, y que ya presenta graves signos de deterioro.

A eso se suma, por ejemplo, los reclamos por LaCiudad de las Artes y las Ciencias, en Valencia, un complejo con unos 700 millones de sobrecoste, sin contar los gastos de mantenimiento: 4 millones anuales. ¿La realidad? El complejo se cae a pedazos: la cubierta de la ópera se desconcha, el escenario se hundió dos meses después de la primera temporada y el auditorio tiene goteras. Un asterisco completa el despropósito: Calatrava habría cobrado, según las denuncias presentadas, 94 millones de euros facturados directamente a través de su empresa en Suiza, según denunció la oposición en Valencia.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba