Cuaderno de bitácora

Todo está caro

En los mercados financieros parece que va ganando terreno la visión de que prácticamente todos los activos se han situado en ese territorio de precios que eufemísticamente muchos gestores de fondos y analistas denominan valorados adecuadamente y que normalmente (así nos lo enseña la historia) significa caros. Dos años largos de subidas bursátiles continuadas sin una corrección que sea digna de recibir ese nombre y sin ir acompañadas de subidas de los resultados empresariales están poniendo en alerta incluso a algunos de los inversores más alcistas. Por el lado de la renta fija las cosas no son diferentes y se puede defender perfectamente que los bonos están todavía más caros y que su recorrido es escaso en el mejor de los casos.

Por supuesto, todo es susceptible de ponerse más caro y ejemplos en la historia donde los activos han pasado del estado de caros a muy caros hay varios. La mayoría de gestores y analistas (como siempre, por otra parte) defienden este escenario en esta ocasión también, aderezado con la previsión de que las principales economías finalmente se acelerarán de forma sostenible en los próximos trimestres y años lo que revertirá la situación de resultados estancados. Tampoco es escasa la opinión de que en cualquier caso ahí están la Fed y los principales bancos centrales para seguir sosteniendo los activos de riesgo, algo que es mucho en lo que confiar si uno mira a los resultados de las políticas monetarias en el pasado y un argumento bastante pobre que ofrecer a los clientes si los activos derivarán en la dirección contraria.

Por otro lado, existen algunos pocos gestores con visiones contrarias y un sesgo negativo hacia los activos de riesgo y que por tanto tienen interés propio en que los acontecimientos se tornen feos.  Estos ofrecerán desde argumentos muy razonables y realistas hasta escenarios catastrofistas que raramente se cumplen.  Entre medio tenemos algunos poco gestores que aun teniendo un interés en una evolución razonablemente positiva de los mercados de bonos y acciones ya que no dejan de ser el motor lógico de rentabilidad de sus fondos, son realistas, altamente profesionales y destilan sentido común. Un buen ejemplo cercano lo tenemos en la gestora española Cartesio Inversiones. Sus informes mensuales contienen comentarios concisos, sencillos de comprender e interesantes. En esta ocasión les dejamos el enlace en este medio a la última ficha mensual del fondo “tranquilo” de la casa y que está orientado a inversores de perfil conservador o moderado, Cartesio X. En su comentario los gestores apuntan que “hay momentos en que las rentabilidades esperadas en los activos no compensan los riesgos que se asumen”. Verán como su cartera ha pasado a un nivel históricamente bajo en renta fija del 38% (un descenso del 12% en un solo mes) y detenta un llamativo peso del 43% en liquidez. El 19% en renta variable se compone de valores fundamentalmente defensivos…

Lea aquí el último informe mensual del fondo de inversión Cartesio X. Más información del fondo en este enlace.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba