Cuaderno de bitácora

¿Recesión?... No todavía

Las últimas semanas o en realidad los últimos meses han traído toda una serie de datos concernientes a la economía europea en su conjunto que han supuesto un giro de 180 grados con respecto al optimismo imperante al principio de año. El pesimismo se ha ido apoderando de analistas, economistas e inversores y ya se habla abiertamente de que una nueva recesión (la tercera desde 2007) podría estar a la vuelta de la esquina. Probablemente el mejor resumen de estos nuevos aires se puede encontrar en las últimas previsiones del FMI que a través de su presidenta, Christine Lagarde, daba hace unos días hasta un 40% de posibilidades a que la economía de la zona euro caiga en una nueva recesión económica.

Al estar en un ciclo secular de muy bajo crecimiento tendencial, cualquier desaceleración cíclica lleva a las economías a rozar la contracción

Los mercados desde mayo vienen reflejando (anticipando) esta debilidad y los índices bursátiles acumulan ya un claro retroceso desde aquellos niveles. Incluso los índices norteamericanos no ayudan y siguen perdiendo ciertos soportes a pesar de que los datos e indicadores macro a aquel lado del atlántico son claramente mejores que los de las principales economías europeas. En este punto es justo preguntarse si nos encontramos en la primera fase de un mercado bajista en toda regla asociado a esta potencial nueva recesión económica. Después de todo los mercados bajistas (caídas prolongadas de los precios bursátiles que superan como mínimo el 20-25% y normalmente se sitúan entre el 40% y el 55% de máximo a mínimo) casi siempre se asocian a recesiones económicas.

Pues bien, si aplicamos un poco de perspectiva y analizamos toda una serie de indicadores adelantados la conclusión a la que se llega es que no se vislumbra de momento una nueva recesión en la zona euro en los próximos trimestres. Tampoco en los otros países desarrollados (como el siempre clave Estados Unidos) si exceptuamos Japón que va en firme camino hacia su nada menos que cuarta recesión desde 2008. El problema, que lleva frecuentemente a una lógica confusión, es que al estar en un ciclo secular de muy bajo crecimiento tendencial, cualquier desaceleración cíclica lleva a las economías a rozar la contracción... Y en ocasiones a caer en ella. Esta es una situación que afecta a todas las economías desarrolladas incluyendo los Estados Unidos y que ya hemos comentado en un artículo previo en este blog

Rally Navideño

¿En este contexto qué podemos esperar de aquí a finales de año? Pues en ausencia de recesión lo más probable es que las correcciones bursátiles - debidas en cualquier caso desde hace ya bastante tiempo por el mercado y que hemos venido apuntando con insistencia desde esta primavera/verano se encuentren cercanas a su fin.

Lo más probable también es que una vez que se alcancen ciertos niveles de sobre venta y soportes los índices inicien una clara senda alcista. Deben tener en cuenta los lectores que lo aquí comentado no son más que apreciaciones tácticas de inversión y que nuestra tesis de que nos encontramos dentro de un ciclo secular de crecimiento bajo y volátil, mercados sobrevalorados gracias al dinero fácil y barato inyectado por los Bancos Centrales y probablemente en la última fase del ciclo alcista de mercados que dura ya cinco años y medio, intacta.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba