Como la vida misma

Locoa, una compañía de futuro

Lucas estaba un poco pálido. Tenía que afrontar la reunión con un cliente cuya inversión estaba en pérdidas. La verdad es que no esperaba que el depósito estructurado suscrito hace dos años y medio fuera a fallar. Se había vendido como un depósito de alto rendimiento pero se entendía que el rendimiento ofrecido se iba a alcanzar. El departamento de productos del banco no dudaba de las expectativas de subida de las tres grandes del Ibex 35 para el periodo considerado y la cuarta compañía en la cesta tenía más riesgo, pero admisible. La incorporación de LOCOA, empresa relacionada con I+D, era necesaria para que la contraparte de la opción implícita que existía en la estructura aceptara la apuesta y también para que la prima pagada diera una margen suficiente a los comercializadores del producto.

Lucas vio en su programa de clientes que la comisión Front para él era del 2% y el producto estaba en la lista de productos del banco para comercializar, por lo que decidió ponerse en contacto con aquellos que consideraba potencialmente interesados. No haber colocado las preferentes de BenkataBank le había dejado en desventaja con sus compañeros de equipo, pero en cambio, le había dado caché entre sus clientes. Lo tenía fácil para vender el depósito estructurado y la verdad, el producto parecía bueno. Ese año fue un buen año comercial.

Ahora, la preocupación con esta reunión era mayor, pues en la fecha de comercialización del depósito, su cliente no tenía liquidez, por lo que el banco le propuso una línea de crédito para suscribir el producto, pagando los intereses con parte de los cupones que la estructura ofrecía. A fecha de hoy, y a seis meses vista del vencimiento, el depósito estructurado perdía un 40% por lo que la devolución del principal no iba a ser suficiente para cubrir la póliza de crédito. Si no mediaba un milagro, Antonio tendría que ingresar la cantidad perdida por la estructura y así cerrar la póliza de crédito.

Elena bisbiseó un “aparca aquí” mostrando preocupación por haber llegado a una reunión que no parecía traer buenas noticias. Lucas quería ofrecerle una nueva inversión en una cartera de fondos de inversión del banco, pero antes iba a informarle del tema del depósito estructurado. Les había anunciado que LOCOA había tenido problemas por temas de contabilidad un poco maquillada pero ahora tenía que comunicarles que la estructura estaba en zona de pérdidas.

–Antonio, lo que Lucas tiene que verificar con la dirección de productos es si la estructura se rompe sólo si alguna vez en el tiempo una de las acciones supera la barrera del 15% o si la foto se hace sólo en la fecha de vencimiento. En cualquier caso, deberías saberlo tú. Fuiste tú quien suscribió el depósito con una póliza que te concedieron para un tema tuyo y fuiste tú quién te informaste de todas las características de la inversión. Además acuérdate de la discusión en casa acerca de si era mejor comprar por un millón de euros el piso de Lola de Gata en la milla de oro y alquilarlo u obtener ciento veinte mil euros a tres años en una inversión garantizada sobre las mejores compañías del país. Mi padre te aguantó porque me quería todo, pero recuerda que te comportaste como un auténtico bobo.

-Entremos en recepción y subamos. Lucas nos espera. El sabrá.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba