Como la vida misma

Errando Sistemáticamente

Cualquier persona con unos mínimos conocimientos de psicología, conocerá el principio de “compulsión a la repetición”. Este es un concepto que Sigmund Freud definió para intentar dar fundamento al impulso de los seres humanos a repetir actos, pensamientos o situaciones desagradables o incluso dolorosas.

Siendo un principio esencialmente psicológico, junto con otros muchos similares, es de aplicación y ejecución recurrente en el campo de las inversiones.

Una inmensa mayoría de inversores llevados por la tendencia general toman decisiones económicas equivocadas y a destiempo, lamentándose por ellas pero repitiéndolas inevitablemente a lo largo de su vida financiera. Está comprobado que la gente actúa invariablemente como lo hizo antes en circunstancias similares, sin deliberar ni elegir y por lo tanto errando sistemáticamente.

En ocasiones incluso, los inversores toman decisiones basadas en peligrosos excesos de confianza en el marco de complacencias generalizadas, en intuiciones, en aproximaciones "a ojo", en rumores generalizados, en precios erróneos, en presuntas oportunidades únicas o en tendencias sociales.

Y es que lejos del comportamiento ideal que propugna la economía convencional, los seres humanos, caemos repetidamente en las más sorprendentes formas de irracionalidad, pues mientras que con los mecanismos racionales, elaboramos conclusiones, con los mecanismos emocionales tomamos decisiones.

Para que esto no les suceda recurrentemente y tras casi veinte años de experiencia, me permito sugerirles unos consejos : asesoramiento profesional regulado, visión de pasado, disciplina inversora y toma de decisiones aislada de emociones y basada en estrictos análisis racionales.

Su bolsillo y su “umbral de insomnio” se lo agradecerán.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba