OPINIÓN

Soy Judith, y quiero una España de la que no querer irme

Dejo de sentirme española cuando veo que el estado español no quiere escucharme. No quieren hacer un referéndum en el que la opinión de los catalanes se exprese. No les importamos ¿Cómo voy a sentirme parte de un estado que le da igual mi opinión?

Soy Judith, y quiero una España de la que no querer irme.
Soy Judith, y quiero una España de la que no querer irme. EFE

P. ¿Quién es Judith?

R. Bueno, tengo 20 años, vivo en Sant Cugat del Vallès. Estudio Derecho y Economía. Tengo mucho interés por la política y dedico tiempo a informarme para poder tener una visión propia de las cosas.

Soy profundamente culé, y déjame añadir, desde siempre me he sentido tan catalana como española, aunque el catalán es mi lengua materna, pero desde hace unos años, cada vez mes siento más solo catalana y ahora quiero que nos dejen a los catalanes votar nuestro futuro.

P. ¿Perteneces a algún partido político?

R. Bueno, nunca me he metido en ningún partido político ni asociación, me limito a interesarme por la política y tener mi opinión, aunque desde la encarcelación de sus líderes di el paso de asociarme a ANC i Òmnium Cultural, pero no voy más allá de debatir mis opiniones con amigos, compañeros y familiares.

Cuando vea que el funcionamiento de los partidos políticos tenga en cuenta a sus militantes y votantes de verdad, y no solo nos reclame para votarles una vez cada cuatro años para después hacer lo que les venga en gana (robar y robar), entonces me plantearé, tal vez, militar en algún sitio, porque la conciencia política y el interés creo que los tengo.

P. ¿Cuándo empezaste a sentirte “menos española”?

R. En 2012, cuando tenía 15 años, no sabía de política, no tenía conciencia de cómo funcionaba el estado español, ni la relación con Cataluña y me sentía tanto catalana como española.

Vi que mis vecinos, padres y amigos salían a la calle, para pedir la independencia, y empecé a preguntarme por qué

Pero entonces, vi que mis vecinos, padres y amigos salían a la calle, para pedir la independencia, y empecé a preguntarme por qué. Simplemente, cuando me informé, los argumentos del independentismo me convencieron. Entonces, aún me sentía española, pero ese sentimiento no era tan fuerte como las razones lógicas de beneficios que supondría para Cataluña separarse del estado español, porque empecé a entender cómo funcionaba, y me horroricé, pero como me sentía española, pensé que si eso cambiaba no habría porqué irse, pero también he ido comprendiendo que la reforma de España tiene muy pocas posibilidades, así que, inexorablemente, he llegado yo sola a la conclusión que luchar por la independencia es bueno para los intereses de Cataluña.

Es decir, me he seguido sintiendo española cuando ya creía que el independentismo era una buena opción. Pero ha sido cuando he visto el desprecio recibido desde el estado español que mi arraigo sentimental se ha ido desvaneciendo. Entiendo que pueda causar rabia desde España nuestra postura, pero eso solo hace alejarnos aún más.

El apoyo mayoritario al PP y PSOE en el trato a Cataluña solo provoca mi alejamiento. Si España hubiera reaccionado bien, escuchando nuestras razones, intentando llegar a acuerdos y no negando la existencia del problema, nunca hubiera dejado de sentirme española, aunque ya fuera independentista.

Dejo de sentirme española cuando veo que el estado español no quiere escucharme. No quieren hacer un referéndum en el que la opinión de los catalanes se exprese. No les importamos ¿Cómo voy a sentirme parte de un estado que le da igual mi opinión?

Ya no sólo el referéndum, es el hecho de no querer hablar nada, ni un pacto fiscal, ni una reforma normal del Estatut o una España federal que derive en más autogobierno para Cataluña.

A mí, y a muchos, esto nos convencería para dejar de ser independentista. Fíjate, o al menos así era al principio, pero ahora ya el sentimiento de querer irse se ha radicalizado bastante.

P. ¿Cuáles son las “razones lógicas” por la que crees que es beneficioso para Cataluña independizarse?

R. Considero que hay muchas, empezando por el déficit fiscal, pasando por el hecho de ser una república y no una monarquía. En una Cataluña independiente los ciudadanos tendrían más capacidad de decidir y saldrían adelante más políticas sociales. Se podrían llevar a cabo las reformas que necesita España y que PP y PSOE no permiten.

Se podrían realizar todas las inversiones que nos podamos permitir sin esperar a que a Madrid le apetezca presupuestarlas

Habría separación de poderes e instituciones al servicio de los ciudadanos. Se podrían realizar todas las inversiones que nos podamos permitir sin esperar a que a Madrid le apetezca presupuestarlas. La lengua y la cultura catalanas estarían reconocidas y cuidadas y no perseguidas y acusadas de manipulación. Considero que el sistema de partidos en Cataluña es más plural y democrático. No existe el bipartidismo que corrompe todo en España. Sería más posible controlar a los poderes y que éstos realmente hagan avances sociales.

P. ¿Crees que España “roba” a Cataluña?

R. Pues sí. Utilizaría esa expresión al compararlo con el trato que recibe el País Vasco. Cataluña tiene un saldo negativo de 16.000 millones y Euskadi lo tiene hasta positivo. Eso es un trato desigual e injusto que alcanza dimensiones respecto a PIB que me pueden llevar a utilizar esa expresión, aunque me desagrada y la modificaría diciendo que es el estado español el que roba.

Además, la inversión en infraestructuras en Catalunya es muy baja respecto al PIB que genera y su población. En una Catalunya independiente eso no sería así. El Corredor Mediterráneo es un ejemplo claro.

El punto del déficit fiscal es muy relevante, si se corrigiera, para mí los beneficios del independentismo disminuirían bastante, pero seguirían estando las demás cosas que te he comentado, más autogobierno económico, pero también político. Es por lo que yo me hago “indepe”, no por odio a España, ni por nacionalismo radical o algo así.

Si se encontrara una opción dentro de España que incluyera este mayor autogobierno yo estaría perfectamente de acuerdo

Si se encontrara una opción dentro de España que incluyera este mayor autogobierno yo estaría perfectamente de acuerdo. El problema es cuando no te ofrecen nada de nada, entonces creo que solo te dejan la vía de ir a por todas.

P. Hay otras regiones con déficit fiscal. Es normal en un país. Sin embargo, Cataluña tiene un superávit comercial con el resto de España de 18.000 millones que compensa ese déficit fiscal. ¿Qué opinas?

R. No lo considero comparable, porque eso no es un beneficio que se lleva Catalunya del resto de España, ya que en una compraventa y la parte que compra recibe algo a cambio del precio que paga. En cambio, en el déficit fiscal España se está llevando dinero de Cataluña que no vuelve en forma de inversión.

Ciertamente una independencia podría reducir ese superávit, pero a cambio de recuperar el déficit fiscal, creo que compensaría, y los productos que ahora se venden en España se podrían vender en otro lado. Creo que el trato fiscal que recibe Catalunya es muy perjudicial y no se puede comparar con Madrid porque ésta recibe una gran cantidad de beneficios por el hecho de ser capital, con lo que se compensa claramente su déficit fiscal.

En los presupuestos del 2016, por ejemplo, a Catalunya le tocó el 9% de inversiones, respecto a su 20% de PIB y eso es un perjuicio claro

Respecto a las inversiones. En los presupuestos del 2016, por ejemplo, a Catalunya le tocó el 9% de inversiones, respecto a su 20% de PIB y eso es un perjuicio claro. El Corredor Mediterráneo es una inversión Cataluña se puede permitir pero que depende de Madrid para realizar y ésta no lo hará por su centralismo económico.

P. ¿Qué reformas necesita España y no permiten PP y PSOE?

R. Una reforma de la Constitución que someta a referéndum a los ciudadanos si queremos una monarquía o una república. Después, una reforma del estado autonómico, que considero ineficiente y que incentiva a la corrupción y al despilfarro. En este punto, creo que tu entiendes más del tema que yo a la hora de explicarlo, pero estarás de acuerdo conmigo en que España hay regiones económicamente insostenibles y dependientes del resto. Una reforma del estado autonómico podría corregirlo, suprimiendo muchas autonomías y mucho gasto innecesario.

El sistema electoral debe ser más representativo y con listas abiertas. El punto de la separación de poderes es clave aquí. Considero que no existe prácticamente esa separación en España y seguramente muchos de nuestros problemas vienen de ahí. Los partidos son una mafia que manda en todas partes y no tienen ningún poder externo que los controle.

P. Los partidos que abanderan el independentismo llevan décadas gobernando en Cataluña. Han protagonizado casos de corrupción muy notorios, así como un continuo compadreo con los partidos nacionales como PP y PSOE. ¿Crees que estos partidos son de fiar?

R. Pues sí que desconfío un poco de la antigua Convergencia, la verdad, sobre todo, porque hayan pactado siempre con el PP o PSOE, pero veo que ahora defienden la independencia, y yo de eso estoy convencida, así que ahora cuentan con mi apoyo.

Pujol es alguien despreciado ahora en Cataluña, no como Rajoy que sigue siendo presidente con todo lo que ya se sabe de él

Pujol es alguien despreciado ahora en Cataluña, no como Rajoy que sigue siendo presidente con todo lo que ya se sabe de él. Pero, además, esos partidos nacionalistas me hacen confiar cuando veo que sufren represión por parte del estado español en forma de cárcel y multa por defender aquello en lo que yo también creo, que defienden aquello que dicen defender con actos en los que se juegan hasta su libertad. Me están demostrando ser políticos íntegros, al menos, que defienden sus principios. Además, de Esquerra Republicana no desconfío tanto porque nunca ha salido un caso suyo de corrupción, y de la CUP aún menos.

P. Hay nuevos partidos en España, y en Cataluña, como Podemos y Ciudadanos, que nacieron para acabar con las injusticias que señalas, para hacer de España una democracia real y un país más próspero. ¿Por qué no confías en ellos y si lo haces en los partidos nacionalistas?

R. Respecto a los nuevos partidos en España, podría confiar en Podemos, porque está a favor de la democracia como solución del conflicto en Cataluña, pero en Ciudadanos no porque ya me ha demostrado que, si el régimen presiona, ellos les hacen “la muleta” y hacen a Rajoy presidente. Esto hace desconfiar mucho de que vayan a hacer la reforma estructural que considero necesaria. Parecen un engaño más del régimen al pueblo para que no se hagan los cambios que necesitamos.

Pero lo peor de todo es que, aunque confiara en esos partidos, nunca van a alcanzar el poder porque vemos que en España la mentalidad de la población no cambia por muy evidentes que se hagan los problemas y el PP y el PSOE también siguen teniendo una fuerza brutal en España. No se aprecia ninguna posibilidad de que eso cambie.

Veo que estos partidos nuevos en España nunca lograrán el poder para cambiar todo lo que hay que cambiar

O sea, veo que estos partidos nuevos en España nunca lograrán el poder para cambiar todo lo que hay que cambiar. Te juro que si viera que pueden ganar les votaría y yo no sería independentista, pero viendo que nada vaya a cambiar y sabiendo que en Cataluña puede haber mayoría para irse y hacer todos esos cambios de golpe sin necesidad de esperar a que la gente de España despierte, no encuentro motivación para confiar en ellos.

P. ¿Te preocupa que se hayan ido empresas de Cataluña?

R. Un poco si, lo reconozco. Sobre todo, que algunas históricas que llevaban centenares de años, como Codorníu, se vayan de golpe, duele.

Da pena y miedo por si esto puede suponer algo peor, pero creo que el pueblo debe tomar sus decisiones y cambiar las cosas en busca de su beneficio. Si eso causa inestabilidad que pueda asustar temporalmente a las empresas, considero que hay que asumir ese coste, no puede ser que tengamos miedo a la reacción de las empresas solo, dejar de tomar nuestras decisiones y decidir nuestro futuro solo por eso.

No tengo miedo porque se hayan ido ya que sé que al final la independencia a largo plazo será más beneficiosa para mi tierra que la permanencia en España en la situación en la que está.

P. Si Cataluña se independiza, no está en la Unión Europea, por lo tanto, se acaba la libre circulación de personas y mercancías, el comercio exterior caería a plomo, la nueva moneda se devaluaría respecto al euro y la región se empobrecería notablemente. ¿Qué solución os ofrece el independentismo a estos problemas?

R. Bueno claro, cuando yo hablo de independencia más beneficiosa para Cataluña, lo hago siempre asumiendo que esa república catalana pertenecerá a la UE. Cualquier otra opción que implique perder el acceso al mercado común y al crédito del BCE es la ruina.

No quiero salir de la UE. Yo quiero una Cataluña independiente dentro de la UE como un estado miembro más

No quiero salir de la UE. Yo quiero una Cataluña independiente dentro de la UE como un estado miembro más. El independentismo siempre aboga por una solución dialogada, aunque no se descarta la vía unilateral si conseguimos las mayorías suficientes, pero sea como sea la forma en que se llegara a conseguir, hipotéticamente, esa independencia, habría que entrar en la UE inmediatamente, de una forma u otra.

La respuesta que tenemos desde el independentismo, los partidos y el movimiento en sí, lo que todos creemos, sinceramente, es que ni España ni la UE se podrían permitir nuestra salida, así que, dado el caso, aceptarían la entrada porque no tendrían más remedio, porque otra cosa implicaría la quiebra de España. No sé si estarás de acuerdo en eso, supongo que no...

P. Me temo que no…

R. Sinceramente te digo que este es un punto en el que no tengo las cosas claras del todo, pero confío en que sea verdad eso de que no “sería beneficioso para nadie que Cataluña saliera” y que, al final, se permitiría su entrada.

P. Bueno, creo que hemos tratado muchos temas. ¿quieres comentar algún aspecto más?

R. Bueno, sólo decir que la mejor forma de acabar con el independentismo es proponer una España atractiva de la que no querer salirse. Si nos queremos ir, es por algo.

La gestión del conflicto por parte del gobierno del PP ha sido lamentable para los intereses de los propios españoles

La gestión del conflicto por parte del gobierno del PP ha sido lamentable para los intereses de los propios españoles, ya que, en vez de abordarlo seriamente para solucionarlo, se ha añadido más leña al fuego sin pensar. En vez de convencernos, solo ha hecho que crear más y más independentistas.

Por cierto, creo que hoy un referéndum saldría NO. Si lo hicierais también acabaríais rápido con el problema, durante unos cuantos años al menos.

P. Normalmente, dedico una canción a los lectores. Hoy te toca a ti

R. Les dedico el tema “Camins” de Sopa de Cabra https://youtu.be/79foFSDoOxY


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba